Historia de la Filosofía 18/19

(Estamos en fase experimental. Perdonen las molestias)

19 Nov 2018

DESCARGA: Helenismo

DESCARGAR: Cristianismo

DESCARGA: Renacimiento

DESCARGA: Una hitoria sencilla de la ética (I)

13 Nov 2018

DESCARGA: Aristóteles

13 oct 2018

DESCARGA: Desarrollo temas 0, 1 y 2.pdf

7 oct 2018

(En defensa de la filosofía):


"La filosofía y Europa"

José Luis Rozalén Medina.


"(...) no estamos defendiendo una vuelta estéril y repetitiva al «osario de ideas momificadas» de otros tiempos, sino que abogamos por la capacidad de reflexión, por la conquista de la autonomía moral, por la educación en los valores personales y comunitarios, por el rigor metodológico y científico, por la profundización en los grandes problemas...; en definitiva, abogamos por la insondable riqueza espiritual que los grandes pensadores de todas las épocas siguen ofreciendo a la humanidad. Porque hay muchos españoles (¿miedo al pensamiento libre?) que no se quieren enterar de que entre sus vivencias religiosas y el conocimiento científico-técnico debe aparecer con todo su vigor la racionalidad filosófica, lejos, por igual, de las creencias personales, como de los reduccionismos cientifistas y cuantificadores: La filosofía habla fundamentalmente del sentido total de la vida, y eso es definitivo…


"«¡Muerte a la filosofía! ¡Decapitemos el pensamiento!», resuenan las voces de los sepultureros nominalistas e informatizados. Y no saben ellos que eso es como querer prohibir la brisa al atardecer, la lluvia en la montaña, el rumor de las olas en cada caso; no saben estos pobres diablos que en cualquier rincón de España, cualquier día, muchos días, inevitablemente, alguien leerá a Platón y «se hará de nuevo la luz en medio de la caverna»


DESCARGA: Platón 18.pdf

17 sept 2018

DESCARGA: El origen de la filosofía 18.pdf

Los sofistas y Sócrates 18.pdf



15 sept 2018



Los hombres temen al pensamiento más de lo que temen a cualquier otra cosa del mundo; más que la ruina, incluso más que la muerte. El pensamiento es subversivo y revolucionario, destructivo y terrible. El pensamiento es despiadado con los privilegios, las instituciones establecidas y las costumbres cómodas; el pensamiento es anárquico y fuera de la ley, indiferente a la autoridad, descuidado con la sabiduría del pasado. Pero si el pensamiento ha de ser posesión de muchos, no el privilegio de unos cuantos, tenemos que habérnoslas con el miedo. Es el miedo el que detiene al hombre, miedo de que sus creencias entrañables no vayan a resultar ilusiones, miedo de que las instituciones con las que vive no vayan a resultar dañinas, miedo de que ellos mismos no vayan a resultar menos dignos de respeto de lo que habían supuesto. ¿Va a pensar libremente el trabajador sobre la propiedad? Entonces, ¿qué será de nosotros los ricos? ¿Van a pensar libremente los muchachos y las muchachas jóvenes sobre el sexo? Entonces, ¿qué será de la moralidad? ¿Van a pensar libremente los soldados sobre la guerra? Entonces, ¿qué será de la disciplina militar? ¡Fuera el pensamiento! ¡Volvamos a los fantasmas del prejuicio, no vayan a estar la propiedad, la moral y la guerra en peligro! Es mejor que los hombres sean estúpidos, amorfos y tiránicos, antes de que sus pensamientos sean libres. Puesto que si sus pensamientos fueran libres, seguramente no pensarían como nosotros. Y este desastre debe evitarse a toda costa. Así arguyen los enemigos del pensamiento en las profundidades inconscientes de sus almas. Y así actúan en las iglesias, escuelas y universidades.


RUSSELL, B., "Principes of Social Reconstruction". Londres, 1916