Medicina Tradicional China

La Acupuntura es una de las artes mayores de la Medicina Tradicional China, en la que se trabaja con finísimas agujas que, insertadas y manipuladas de una determinada manera, ayuda a restaurar la salud y colabora en el bienestar personal.

También suele aplicarse Moxibustión, técnica de aplicación de calor a través de un puro de artemisa, moxa, que puede utilizarse aisladamente o como complemento del tratamiento con agujas. Puede tratarse, en principio, cualquier tipo de patología, con resultados favorables.

Otra de las técnicas que también utilizamos es la aplicación de ventosas, las cuáles se colocan en lugares concretos para realizar un vacío y atraer la sangre, nutrientes y energía a esas zonas.

El Masaje Energético o Tuina, también pertenece a otra de las ramas de la Medicina Tradicional China que al igual que la acupuntura, se encarga de la prevención y bienestar de la salud, pero en este caso se hace a través del masaje, activando diferentes puntos o trabajando en determinadas partes del cuerpo. Este masaje de carácter energético, además de ser muy placentero, es muy regenerador, también está indicado en cualquier tipo de patología, sobre todo en las que afectan a nivel psíquico-emocional, muy indicado para todas aquellas personas que tengan fobia a las agujas o a otro tipo de tratamientos más agresivos