ENFERMEDADES PROFESIONALES

Tras 40 años, se actualiza la lista de enfermedades profesionales, incluyendo 77 nuevas patologías, entre ellas la tendinitis. El Pit-Cnt reconoce el avance pero pide la inclusión de las enfermedades mentales para que sean indemnizables.

La puesta al día de la lista implicará que la cobertura del Banco de Seguros del Estado (BSE) se ampliará a un mayor número de enfermedades originadas en el ámbito laboral. "Si uno se presenta en el BSE y allí encuentran que tiene una enfermedad indemnizable, el banco la va a aceptar y le va a pagar en consecuencia", explicó Walter Migliónico, coordinador de la secretaría de salud laboral y medio ambiente del Pit-Cnt.

La principal novedad que deja esta actualización es la incorporación de las enfermedades del sistema osteomuscular, es decir las lesiones generadas por esfuerzos repetitivos como tendinitis y lumbalgias.

En total, serán 106 las patologías reconocidas por el Estado (77 nuevas) una vez que la lista sea oficializada por la vía del decreto.

Actividades como el corte y fileteado de pescados y carnes, tareas con martillos neumáticos y motosierras, de almacenamiento y empaque en serie, son propensas a generar este tipo de dolencias.

A su vez, en los trabajos subterráneos o de tipo sanitario son comunes las lesiones por hiperflexión de rodillas.

El listado -que se basa en un documento publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en marzo de 2010- incorpora además las enfermedades causadas por exposición a agentes químicos, aquellas provocadas por exposición a agentes físicos como ruidos, vibraciones, radiaciones, y temperaturas extremas.

El Estado también pasará a reconocer las enfermedades provocadas por agentes biológicos y las enfermedades infecciosas o parasitarias, las enfermedades de la piel y las afecciones del sistema respiratorio.

Migliónico saludó esta iniciativa al tiempo que subrayó que se trata de una reivindicación que el Pit-Cnt viene sosteniendo desde hace 20 años.

Estrés. El sindicalista, que también actúa como consultor regional de OIT en este tema, marcó como próximo paso la inclusión de patologías mentales como el estrés, las cuales están ausentes de este listado.

La incorporación de esta clase de enfermedades está sujeta a la conformación de un grupo multidisciplinario que determine la vinculación de la enfermedad mental con la actividad laboral, algo difícil de establecer con claridad.

"Hoy por hoy, el trabajo presiona y pega más en lo que tiene que ver con la salud mental. No es que antes no lo hiciera pero ahora parecería que los efectos del trabajo son más importantes. Es preocupante", remarcó Migliónico.


El decreto lo puedes bajar como archivo adjunto en formato PDF.

Ċ
Robert Thompson,
15 jun. 2011 15:48
Comments