Rezar con canciones
Escucha canciones para acercarte a Dios a través de la música. 
En los enlaces de la izquierda están las canciones para oír su Palabra.

El que reza cantando reza tres veces

1.-Leyendo la letra del canto ya hacemos oración porque todos los cantos nos hablan de Dios. De su amor, de la alegría, de la experiencia de confiar en Él... Hacemos oración con la cabeza como seres racionales que somos. 
2.-Si nos ponemos a escuchar una melodía y nos dejamos llevar por ella, nos provoca sentimientos. Si somos nosotros los que interpretamos la melodía al cantar un canto a Dios, los sentimientos se mezclan en la oración y percibimos la presencia de Dios de otra manera. Hacemos oración con el corazón porque el amor nos hace semejantes a Dios. 
3.-En la música moderna la batería y el bajo son fundamentales porque establecen el ritmo de las canciones y los jóvenes son los primeros que al escuchar una canción rítmica se empiezan a mover con ella. Lo normal de las canciones rítmicas y pegadizas es que llevemos el ritmo con el pie, con las manos o que nos movamos llevando el compás. Los cantos litúrgicos también nos pueden llevar a hacer oración con el cuerpo dando palmas o moviéndonos a su ritmo.