Historia de la revista


El verdadero origen de la revista se remonta al verano de 2004, en París, cuando Raúl Cremades García –responsable de la Fundación Alonso Quijano– propuso a Conchi Jiménez Fernández –profesional bibliotecaria de Azuaga (Badajoz)– una iniciativa (o casi mejor, una aventura) que llevaba pensando ya un tiempo y suponía un gran reto para la propia Fundación Alonso Quijano: crear una revista para cualquier persona interesada en el mundo de las bibliotecas y la lectura. Lo que en un principio podía parecer una utópica invitación en el marco informal de una cena con conocidos en la Ciudad de la Luz, fue tomando cada vez más forma y solidez. Una vez que el patronato de la Fundación Alonso Quijano aprobó el proyecto, Raúl Cremades y Conchi Jiménez se pusieron manos a la obra y empezaron a decidir qué contenidos podrían abordar, cómo se llamaría esa revista, a quiénes podrían invitar a colaborar… En los meses siguientes el trabajo de todo el equipo de la Fundación empezó a dar frutos hasta que por fin en la primera semana de abril de 2005 vieron la luz los primeros 5000 ejemplares del número 1 de Mi Biblioteca: la revista del mundo bibliotecario.

En aquel primer número, como reportaje de portada aparecía el artículo titulado Borges y las bibliotecas, elaborado por Ángel Esteban, además de otros textos firmados por colaboradores de la talla de Juan Eslava Galán, José Antonio Marina o los ya tristemente fallecidos José Saramago y Manuel Carrión. La revista tenía –y tiene– formato papel y una periodicidad trimestral, con el objetivo primordial de proponer un acercamiento divulgativo y riguroso a las numerosas vertientes del sector bibliotecario español e internacional. Editada por la Fundación Alonso Quijano, la revista siempre ha estado abierta a cualquier persona vinculada a las bibliotecas y al fomento de la lectura. La meta era, y sigue siendo, dignificar la profesión bibliotecaria así como reivindicar la importancia de las bibliotecas y la lectura en la sociedad actual.

Portada del primer número de la revista Mi Biblioteca

La acogida por parte del público destinatario estuvo muy por encima de las expectativas iniciales, en España y fuera de ella. Desde el primer año de publicación Mi Biblioteca fue beneficiaria -y lo sigue siendo- de las ayudas, en régimen de concurrencia competitiva, para la edición de revistas culturales del Ministerio de Cultura de España. Desde 2005 a 2009 la revista fue seleccionada por el Ministerio de Educación de Chile para su inclusión en los dos catálogos de publicaciones periódicas para las escuelas de Primaria y liceos de Secundaria de todo el país, publicados por el Ministerio de Educación de Chile para el desarrollo de las Bibliotecas Escolares y los Centros de Recursos para el Aprendizaje (CRA).

En el año 2015 la revista recibió el premio Bibliotecari d'Honor de la Asociación de Bibliotecarios Valencianos. Este premio reconoce a personas o instituciones que en su trabajo, gestión, dedicación, inquietud manifiesta y compromiso sociocultural tienen como objetivo primordial la defensa del mundo de las bibliotecas y la lectura. También en 2015 la Fundación Alonso Quijano, editora de la revista, recibió el Premio Nacional al Fomento de la Lectura concedido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España. El jurado destacó “su trayectoria, su independencia y su labor de promoción de la lectura desde la sociedad civil llegando a diversos ámbitos, aunando la colaboración privada e institucional”.

En 2016 Mi Biblioteca fue una de las 4 revistas culturales españolas seleccionadas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para formar parte del lote bibliográfico con el que fueron premiadas las 300 bibliotecas municipales ganadoras de la XVII edición de la Campaña de Animación a la Lectura María Moliner (2016), organizada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la Federación Española de Municipios y Provincias, con la colaboración de la Fundación Coca-Cola España.

Portada del número 50 de la revista Mi Biblioteca

Entrega de los Premios ACLEBIM de Bibliotecas Móviles. Pamplona, 22 de octubre de 2022.

En 2017 Mi Biblioteca fue reseñada en CroDoc (Cronología de la Documentación Española), un proyecto participativo creado por la revista científica El profesional de la información, con la colaboración de la empresa Kronosdoc. El objetivo de CroDoc es recoger los principales hitos de la biblioteconomía, la documentación, la archivística, la comunicación y en general los relacionados con las ciencias de la información.

En 2022 la revista fue galardonada con el Premio ACLEBIM de Bibliotecas Móviles porque "el espacio que Mi Biblioteca dedica desde 2017 en cada número a los bibliobuses españoles supone una gran oportunidad para ampliar sobre su conocimiento y su visibilidad, además de una ocasión de oro para difundir y conservar una estupenda colección de buenas prácticas replicables en otros servicios móviles".