Ciències Socials

Jordi Creus Expósito

jcreus24@xtec.cat

Hi ha 9 milions de treballadors en vaga: a la Renault s’hi afegeixen ara la Peugeot i la Citroën. Els mestres fan vaga, els cinc sindicats de Banca decideixen la vaga.

Vaguen els funcionaris públics, l’Aeronàutica parada i ocupada, les drassanes de Saint-Nazaire, els grans magatzems tancats, els taxis. Vaga de jornalers agrícoles. Les reivindicacions dels 9 milions de vaguistes no són noves.


És formidable constatar que el gran capital té por. En veure que tenen por, és difícil afirmar que no visquem “una situació revolucionària”.



Cuando somos tan pobres que el aullido del viento contiene música y no declara la guerra a nuestra propiedad… Hemos estado buscando riqueza juntando lo que había fuera hasta formar una pila a nuestro lado. Sería mejor conseguirla renunciando por completo a ella.

Yo florezco mejor cuando estoy solo, yo también río cuando me habláis del peligro que el aislamiento me deteriore. He notado como se deshacía en mí el invierno.








He pintado esa barbarie, padre, porque la he visto. Y después he pintado un perro solitario que ya no entiende nada. Soy un perro que quiere pensar y no sabe. Pero después de quebrarme los cascos, discurro que fue así: a martillazos. Y a aquellos martillazos respondieron otros, y a éstos, otros… y así seguimos. Martillo en mano.


Los hombres son fieras. Y otra cosa que no sabría decir… Otra cosa… que noto desde que perdí el oído. Porque entré en otro mundo. En el otro mundo. Sí… Las gentes ríen, gesticulan, me hablan… Yo las veo muertas. Y me pregunto si no soy yo el muerto.



Las explicaciones dadas al cuadro dicen más sobre sus autores que del objetivo más profundo de Goya: no es un cuadro sobre la melancolía. No conviene aproximarse a Saturno siguiendo las huellas de algún motivo o del título. Goya perdió algo y este algo se volvió contra él. ¿Saturno como el autorretrato intelectual de Goya? Tras las preguntas siempre están los fantasmas de lo que carece de respuesta.




No lluitaven per ells, que sabien que moririen.

No lluitaven, tampoc, doncs, per sobreviure i, per tant, per la vida. Lluitaven perquè no volien morir resignats.

Lluitaven perquè no estaven disposats a morir sense lluita.

No hem pogut triar la manera de viure, però ara decidirem com hem de morir .

¿Qué simbolismo puede atribuirse a la figura del perro? ¿Qué presencia a su derecha parece intimidarlo? ¿O es un gesto de esperanza contrario a los efectos de la sinrazón presentes en la habitación?

A parte de la simplicidad y el ascetismo de la composición, del tratamiento de los colores, a pesar de las múltiples metáforas y símbolos de la figura del perro, ¿y si fuese un retrato humano o el último autorretrato del propio Goya?

No soy solamente un perro, sino también su propio autor y todos cuanto me contemplan, y ante todo pintura, ya que sin ella no existiría.




El alma del hombre es precisamente el hombre presente en los otros hombres.

Eso es su alma, su inmortalidad, su vida en los demás. ¿Y entonces?

Estuvo en los otros y en los otros permanecerá.


Muchas veces España negra es un viaje que recorre pueblos y aldeas: Andalucía y, sobre todo, Castilla.

Escritores, pintores, filósofos, cuentan lo que ven, claro que en lo que se ve interviene la subjetividad. Muchos llevaban a España negra en los ojos.

Sus obras contribuyeron de forma decisiva a fijar el imaginario colectivo.

Si el medio rural ha ganado el relato, las ciudades medias y pequeñas hace tiempo que lo perdieron ya que no son narradas, descritas o interpretadas de la misma manera.

Se han quedado en una especie de tierra de nadie. No llegan a estar tan puestas en valor como el medio rural ni tan cosmopolitas como las grandes ciudades.





La vida es como un tren de carga, no viste a la noche pasar un tren de carga, lento, no termina nunca, parece que no termina nunca de pasar, pero al final te quedás mirando la lucecita roja del último vagón que se aleja.



Yo no tengo nada de lo que avergonzarme, decía una prima de mi madre. Sí, vivimos en un piso de mierda de una sola habitación.

Pero tengo la carrera de Medicina, la de Periodismo, un doctorado y hablo tres idiomas, y aunque las tiendas estén vacías, se hacer tartas de cumpleaños sin harina, azúcar, levadura ni leche.




Escuela o Barbarie

Contra l'actual model pedagògic