Ndebou

Julio 2012

INFORME DE ISABEL RAMOS

Ndebou es una población bastante grande, similar a Bandafassi. Me acompaña y hace de traductor Uri nuestro obrero de Bandafassi. Tienen un pozo y una bomba manual en toda la población. La asociación, que lleva dos años, está formada por unas 90 mujeres. La presidenta es Kady Diallo, la tesorera Malado Diallo, la secretaria Hassatou Dja. La contabilidad la lleva la secretaria. No tienen reglamento interno. Al finalizar la entrevista les recomendé que se reuniesen para definirlo y tenerlo por escrito. Algunas de las mujeres saben leer y escribir. El terreno mide unos 125 x 50 m2 y pertenece a Boubou Ba. Han visto otro terreno de unos 100 x 100 m2, que les convienen por ser más grande, pero que pertenece a otro. Para regar se abastecen en un punto de agua que está cerca del terreno actual, pero que se seca en época seca. Entonces me explican que cavando un poco sale agua con la que riegan.

ORGANIZACIÓN:

Se reparten dos personas por surco. Este año han plantado cebolla, zanahoria, niebe, pimiento y alguna variedad de lechuga. Una de las mujeres decide lo que van a plantar en todo el terreno. Ninguna ha recibido formación agrícola. Marchan unas cuantas mujeres a Kedougou (que está a unos 30 Km) a vender lo recolectado, y guardan las ganancias en un fondo. Pagan 2000 Fcfa de transporte para ir a Kedougou a vender.

MATERIAL NECESARIO:

Sólo disponen de piquetas para trabajar la tierra. Les falta todo lo demás, desde vallado, material para trabajar, regar, semillas,… Me parece que son muchas mujeres trabajando en unas condiciones muy precarias, y quizás les falta organización.

Noviembre 2012

INFORME DE JOSE MARÍA PIÑERO

Nuestra última visita del día es para Ndebou. Otro pueblo al límite de la nada. Tardamos en encontrar a la gente y se nos echa el tiempo encima por lo que no podemos visitar la huerta. Sin embargo, la reunión es muy provechosa ya que, de nuevo, la gente está muy motivada y quiere empezar a montar una huerta.

Diciembre 2012

INFORME DE PAOLA MAESTRE Y AMBROSIO DHIEDHOU

Tienen un terreno próximo al poblado pero pequeño, la Presidenta Wade Diallo nos comenta que el número de mujeres ha aumentado y que les ceden un mejor terreno, buena tierra y presencia de agua a poca profundidad.

El siguiente paso consiste en buscar la persona que garantice hacer un pozo antes de empezar con la limpieza y la preparación del terreno. De momento solo tenemos un presupuesto bastante alto por lo cual siguen trabajando para encontrar otro mejor en contacto con Ambrosio.

Febrero 2014

INFORME DE RAMÓN VIRUMBRALES Y ELENA GUILLEM

Esta huerta, al igual que la de Bañank, todavía está sin poner en marcha. Además tiene problemas de falta de agua que no se han solucionado por el momento.

Marzo 2021

José María Piñero

La siguiente parada es en Ndebou donde vamos a ver el centro de salud. El centro de salud no está mal. Está un poco como todos, lo que si se nota es que no se utiliza o se utiliza muy poco. De hecho el auxiliar que debía atenderlo ni siquiera está y solo después de bastante espera la matrona tradicional logra encontrar la llave.

Nos volvemos a dirigir a Ndebou porque hemos quedado con las dos asociaciones de mujeres para ver lo que hacemos allí. Se discute sobre varias posibilidades: una huerta, una tienda comunitaria, un molino…Las mujeres están motivadas pero no acaban de decidirse. La huerta parece en esta ocasión un poco más difícil porque no hay un terreno que les pertenezca y tampoco un pozo.

Tanto para la tienda como para el molino hace falta una cierta organización con la constitución de un equipo que se encargue de la gestión del dinero, ya que, en ambos casos, dicha gestión es fundamental.

Precisamente de la gestión del dinero del mollino de Ibel va nuestra siguiente visita a Ibel. No se acaban de aclarar las cuentas y es necesario hacerlo para que el molino pueda seguir funcionando de manera correcta.