VIAJE EXISTENCIAL DE WHAYO EN EL ROCK

" LOS HIJOS DEL SEPULTURERO " - WHAYO

Parte del libro: HISTORIAS DEL ROCK EN PIURA

Por: Miguel Almeida Saldarriaga

Nacieron no en una cripta de un cementerio, sino en la Unidad Vecinal conocida como la (UV), un conglomerado de viviendas de tres pisos y de familias que se complacían de habitar en ese espacio inagotable de juventudes sanas y sin límites que seducía a propios y extraños. En los parques y superficies abiertas o en sus proximidades los muchachos y las muchachas, para entretenerse duro le daban a balón de futbol, de voley o de básquet, de esos semilleros salieron grandes jugadores piuranos de talla nacional e internacional, como en el futbol Noé Rojas (nucas), en el básquet salieron grandes jugadores como Miguel Montero Seminario ( El Tiri ), y en el vóley Mara y Clara Bulnes, podemos seguir hablando un montón sobre esto, etc. deportes en los que los de la UV eran campeones y enorgullecía a esa comunidad, la misma que los acompañaba con la barras que habían aprendido de la estadía de Manuel Arrunategui ( Mañuco ), en Argentina, para hacer los canticos y celebraciones en cada triunfo.

Hoy en medio de nostalgias y de otros ardides emocionales, recordamos los años cuando la UV que creía tener todo, no reparaba en la falta de un superhéroe, pero en otra área, o sea en la del Rock, donde otros barrios sacaban ventajas. Los más chibolos serían los indicados para salvar a la UV de semejante roche y no apareció solo uno, fue un grupo que muchas veces volvía a la vecindad, rostros sudorosos, relajados y embelesados, balanceándose con sus guitarras en mano y alrededor de ellos una legión de fanáticos que los aclamaba campeones, en las competencias donde hay que mirarlo con gafas de Rock &Roll.

A estos héroes de la UV, hoy los recordamos por ahí, frente a una hordilla de chiquillos que disparaban sus humanidades gritos de alegría y bailaban con pasos de indio comanche, mientras ensayaban canciones, un poquito alejados de sus mayorcitos que duro le daban al balón. Estos novatos en los que pretendían ser músicos de rock, con las justas podían afinar sus guitarras artesanales, sus tambores y sus voces y ya ambicionaban en un futuro cercano, ocasionar loqueríos en las calles y escenarios que pisaran y por donde ser reconocidos como destacados rockeros, allí aprendieron a tocar y cantar muchachos como Hernán Gallo Olmos ( Nanchi ) fallecido , su hermano Ernesto, seguidor de Cat Stevens, Piero…., entre otros que salían a cantar al parque de la UV (Unidad Vecinal).

Recordemos que en la Avenida Sullana, a poquísimos metros del Copacabana tenían los de la UV un salón para uso exclusivo de sus moradores. Ahí armaban sus jaranas y bajo ese techo se desahuevaron los chiquillos de nuestras historias durante un quinceañero tras largas jornadas de ensayos en plena calle, la mayor de las veces ensayaban en una esquina que quedaba frente a la UV entre el Block 7 y 8, y era parte de la calle, frente a los jardines de la casa de Tere Guarda, también ensayaban en la casa de Beto Coello frente a la Bolognesi, tras largas jornadas de ensayos. Los héroes OSCAR NEGRÓN ESPINOSA (CHISUM), WILMER GARCIA CORNEJO ( EL LEÓN DE GUANAJATO), JAIME RIVERA CAMINO, GILBERTO COELLO OVALLE (BETO), EDUARDO RIQUEROS RAYGADA (WHAYO), JUAN FRANCISCO GIRÓN SILVA (POCHO), Y ROLANDO VARGAS GONZALES.

Muchos de ellos actualmente son reconocidos profesionales como ROLANDO VARGAS, quien mucho antes de ser el acreditado médico que es hoy, creyó ser el clarividente, y ya se comportaba como empresario, repetidamente vio el accionar de sus convecinos en diferentes actividades y sintió las buenas vibras, el potencial de esos churres causantes de desmadres, y les propuso ser su manager ya que estos músicos en ciernes no tenían idea de nada, ROLANDO VARGAS, les explico que no están simple montar una expedición, un safari, para capturar a ese monstruo de mil cabezas que se llama público. Se precisaba de recursos, contrato y dinero y así como andaba de embalado el grupo, era igual de misio.

ROLANDO, hizo sonar el gong indicando que hasta ahí era el primer round y regreso con el primer contrato y el grupo no tenía nombre. Resulta que como buena collera iban juntos de aquí para allá y de arriba abajo.

Esa vez tenían que cumplir una obligada cita en el distrito de Castilla con MANOLO FRIAS UBILLUS ( EL SASTRE HIPPYE), chapa que le colgó LUCHO DÁVILA del grupo SANGRE VERDE, porque él era el sastre de micas y lompas de los muchachos del Rock en Piura. Al hablar de música le confiesan la alegría del primer contrato y el problema de ser una banda sin nombre. MANOLO todo voluntarioso como ningún otro, les dice muy a la ligera, llamen a la banda LOS HIJOS DEL SEPULTURERO. En verdad os digo hermanos que me hubiese encantado ver las expresiones de estos dubitativos músicos, ante la tamaña sugerencia, porque nombre más loco no pudo haber, y los dejo fríos y perplejos.

Los que han vivido el Rock al tope admiten, que es lo más intenso y eso lo admiten quienes conformaron la banda de nuestro relato. A LOS HIJOS DEL SEPULTURERO, les fue recontra chévere y cuando consiguieron su merecida fama ya sea tocando en el salón de la UV o en otros sitios, los fans llegaban en mancha para aclamarlos. La expectativa que creaba su entorno fue enorme y el cariño y el respaldo de la vecindad se hizo irrompible; sobretodo, con la batería de la UV y alrededores, los chicos parecían soltados de sus amarras. Para los HIJOS DEL SEPULTURERO, hubiera sido sencillo y de mucho provecho económico seguir en la movida y desatender algunas cosas, pues tenían contratos en Sullana, Talara, su manager ROLANDO era bien movido como empresario, como lo es aún ahora, pero el tiempo es algo curioso, cambia muchas cosas y cierta vez, no sabemos las circunstancias, si saboreando las raspadillas del ZAMBO, de la esquina de la Moquegua con la Sullana, el mismo que le llamaban BOMBA y en las noches vendía refrescos en la entrada de la Cazuela del Cine Variedades, o los cebiches de caballa en la Villa Olímpica o tal vez en el Copacabana.

Ellos con la confianza de quien puede dormir tranquilo con su pasado, disponen separarse, apartarse del mundo del rock. Eso sí, atesorarían esos preciosos meses como algo digno de contar a sus proles acerca de sus actividades como rockeros.

Hoy sus fanes, a través de la persiana del nebuloso tiempo pasado, han de mirar en su mente a JAIME RIVERA CAMINO, cantando Massachusetts, la difícil canción de los BEEGEES, sin sospechar que mañana más tarde brillaría como un profesor de la Universidad Eduardo III de Navarra España y además, reconocido expositor y escritor mundial de temas de Marketing. ROLANDO VARGAS GONZALEZ es un excelente médico e investigador de talla internacional con respecto a la Diabetes. EDUARDO RIQUEROS RAYGADA, es un ingeniero industrial y a pesar de sus recargadas labores, continua con la fiebre del rock, la misma que lo hace mantenerse joven de mente y cuerpo. A los otros muchachos difícilmente los podrán olvidar a OSCAR NEGRON ESPINOSA, tocando los tambores y llevando en hombros su batería y sus baquetas por la Unidad Vecinal, hoy un reconocido profesional en Brasil, país del futbol, como no recordar las primeras en guitarra de BETO COELLO OVALLE, que se dejaba los bigotitos a lo JIMMY HENDRIX y ahora en Bolivia, recordar a JUAN FRANCISCO GIRÓN (POCHO), actualmente en Lima, buena guitarra y en su casa contaba con la modernidad de ese entonces una grabadora, con la cual grababan la música que tocaban, para ensayar, tantas cosas que recordar que se hace imposible recordarlas…. Ah.. el Flaco WILMER GARCIA CORNEJO, quien tocaba el Bajo casi mentalmente, además su hermano WILLI ( Hoy reconocido Ingeniero), confeccionaba los polos hippyes utilizando los tintes de esa época con dibujos de guitarra entre otros dibujos. A estos muchachos difícilmente los podrán olvidar, excluirlos de las conversaciones de los viernes por la noche, cuando chelas en mesa evoquen tardes y noches y también los días, mañanas, tardes y noches, que vivieron felices con la música de LOS HIJOS DEL SEPULTURERO.

WHAYO, siguió dentro del círculo de los que se dedicaban al Rock. Se contactó con otros seres alegres que andaban en trance de elegir el momento de arrancar un capítulo de trascendencia que se llamó: CRAZY MEN, y en donde le toco vivir de manera intensa otra historia del Rock en Piura que la contaremos más adelante en este libro.

HISTORIAS DEL ROCK EN PIURA-WHAYO

CRAZY MEN

Por: Miguel Almeida Saldarriaga

Después de estar tocando en diferentes grupos, y al haberse desbaratado sus bandas, sobandose el moretón psicológico reflexionaron, si hay necesidad de ponerse dramático teniendo en cuenta, que desde que el mundo por cada uno que muere hay otro que nace y hay otro que agoniza, además si esta bien que cada uno siga su propio camino, pensaron una tarde en la casa de Carlos “Cheche” Echevarria, cuando aún vivía en la Urbanización Clark frente al colegio Lourdes, se juntaron y acordaron formar la banda .

En desquite a sus problemas existenciales, afinaron su puntería y encañonaron a melómanos de alto grado, que salivaron excitados ante la proposición de formar un grupo de rock y acelerados arrancaron un capítulo que se llama "CRAZY MEN", que significa -hombres locos- porque había que estar loco para dedicarse con pasión a la música, porque los padres la veían como algo improductivo y pérdida de tiempo, incluso una puerta abierta a las drogas y el alcohol.

El nombre de sus integrantes se escucha en parloteos de rockeros de antaño, sin embargo están vivitos y coleando en el recordaris de muchos "punteros", que se ganaron en sus presentaciones en el Teatro Municipal de Piura, en el Club Grau, en el Club Militar de la Bolognesi,etc.en las casas de los que los contrataban. Fue en ese peregrinaje que CRAZY MEN, disparó a mansalva balas y bombazos en feedback con guitarra eléctrica.

En la retina de sus seguidores y fanaticos de CRAZY MEN, muy grabada esta la imagen de EDUARDO"WHAYO" RIQUEROS RAYGADA, que era la primera guitarra y la primera voz, y cantaba con tal fuerza como si fuese la última vez que lo haría.

Estaba como integrante PERCIVAL MENDOZA AYALA, que por amor a la música venía hasta Piura, desde el Distrito de Bernal en su moto, con su peluca larga mismo actor de la película "Nacido para ser salvaje" película de esa época, cabe anotar que Percival Mendoza Ayala, era la segunda voz y además de la segunda guitarra, también había aprendido a tocar la flauta con habilidad y destreza, como los miembros de la Cultura Tallan de la zona del Bajo Piura, disfrutaba de la música como si fuera la perita en almíbar que guarda la abuelita para la salida del cole, además de gozar cantando canciones de lobo, Cat Stevens,etc.

También era integrante de CRAZY MEN, CARLOS ECHEVARRIA PAZOS, "CHECHE", quien llegó a ser un bajista dedicado y entregado a la práctica constante,asimismo, era un pionero en el rock de ese entonces, pues andaba siempre buscando y escuchando a nuevos grupos de rock, cuya música aun no llegaba a Piura, además de ser un amante de la crianza de peces en acuarios, y él marcaba el paso para que CRAZY MEN navegara en estos nuevos aportes al rock, "CHECHE", era uno de los más grandes colaboradores e impulsores del grupo, pues prestaba el jardín de su casa cuando ya vivía frente al río Piura, contando con el aval de su papá, quién les permitía su casa para ensayar en una primera instancia con guitarras acústicas, y luego posteriormente procedían a ensayar en salas de ensayo que alquilaban, ensayando ya con guitarras eléctricas y batería, es necesario señalar que la familia de CHECHE, estaba totalmente enchufada con la música, varias hermanas son reconocidas cantantes como Chani y Úrsula, en su peregrinaje musical CHECHE, a costa de constante práctica se convirtió en un bajista que atrapa, envuelve, e hipnotiza a los seguidores en sus presentaciones.

Cuentan los integrantes de este grupo que les faltaba el baterista, pues tenían seguros en la primera guitarra y voz a WHAYO, en la segunda guitarra, flauta y coros estaba PERCIVAL, en el bajo eléctrico y coro estaba CHECHE, y creo que este último mencionó que había todo un personaje en la batería y lo fueron a ver al Chipe donde vivía y se dieron con JAVIER VINATEA ( QEPD), quien tenía en su casa baterias Roxy profesionales, asimismo, tenía todos los Long Play del Grupo de rock americano Credence Clearwater Revival CCR, y más aún este rockero, practicaba la batería escuchando en sus parlantes a este grupo y tocando conjuntamente con el LP, de tal manera que con el uso de la práctica tocaba con los ojos cerrados, la música de CCRevival y dominaba la batería con una maestria increible.

Grande fue la sorpresa y estos músicos llegaron a juntarse y formaron la banda piurana CRAZY MEN, quienes le daban duro y parejo a los ensayos primero con guitarra de palo para cuadrar y luego alquilar equipos y ensayar, muchas veces ensayaban con los equipos que se los alquilaban a la orquesta piurana Armonía Diez, en el sector oeste de Piura, cuando aún estaba el verdadero fundador del grupo el Señor Lozada, cuando incluso su hijo manager actual solo iba a la universidad y no pensaba en que el grupo de su padre iba a ser famoso años más tarde en las cumbias. Crazy Men ensayaba ahí antes de sus presentaciones, ellos tocaban musica de Credence Clearwater Revival, de los Rolling Stone, etc.alternandolas con algunas canciones creadas por WHAYO, era evidente que este grupo tenía el convencimiento de que en el amor y el rock no se improvisa.

CRAZY MEN, no deja nada al viento ni a la suerte, ensayar y sorprender fueron verbos del dia a dia desde el instante en que se cruzaron y empezaron a buscarse para hacer música sin pensar en establecer cotas ni limitarse en el rock duro. Cuenta a su favor que era una banda con instrumentos propios, y lo más importante para ellos era el espíritu de aventura del que ama las emociones y demuestra que puede hacer música a su manera,- no por fama ni por dinero- solo por el amor y la pasión por la música, sino que ellos querían intentar ser el punto de quiebre con respecto a las otras bandas que circulaban por el medio rockero.

Son muchos años en los que fueron abordados con hurras y aplausos en luminosos, fragantes y amplios salones y conciertos en el Club Grau, Cine Municipal, Centro Militar, entre otros. Después de estimar haber cumplido el trámite de cantar, divertirse y moverse con libertad ante tan distinguida concurrencia, con total sinceridad, un dia CRAZY MEN, dijo hasta aquí nomás y entre cables, amplificadores y congojas de sus fans se fueron y como diría un prosaico, dejaron un vacio dificil de llenar, y cada uno se dirigió por diferentes senderos, siendo WHAYO, uno de los que a pesar de su trabajo profesional, siguió cultivando la música como compositor y cantante, creando canciones, que conforman varios Álbumes, los mismos que se venden actualmente en todas las cadenas on line…. Realmente en la cinta del recuerdo del rock piurano, sobrevive la evocación de este grupo, que no necesito del alcohol, de las drogas, ni del escándalo como era común en algunos grupos del rock en el mundo, para llevar la bandera de la pasión por la música rock en estas tierras norteñas.

GRACIAS POR SU VISITA......................................................