La audiometría es un examen que tiene por objeto el estudio de las alteraciones de la audición.Para comprender el estudio audiométrico es necesario conocer el funcionamiento del sistema auditivo.

Los sonidos de nuestro entorno son un conjunto de ondas sonoras o vibraciones que circulan principalmente a través del medio aéreo, aunque también pueden viajar a través de medios sólidos o líquidos. Las características principales de estas vibraciones son la frecuencia y la intensidad. La frecuencia corresponde al número de vibraciones que se producen en un tiempo determinado (ciclos/segundo o hercios). La intensidad podría entenderse como la fuerza de la onda sonora y su unidad de medida es el decibelio (dB). El oído humano es capaz de distinguir e identificar múltiples sonidos gracias a las características diferenciadoras de las diversas ondas sonoras.

El oído está constituido por dos estructuras anatómicas principales: el aparato de conducción y el aparato de percepción. El primero se encarga de transmitir las vibraciones acústicas al oído interno. El segundo constituye el órgano sensorial y se encuentra ubicado en el oído interno.

Las ondas sonoras aéreas atraviesan el oído externo y el oído medio hasta el oído interno. Allí, la estimulación física a modo de ondas sonoras se traduce en un impulso nervioso mediante estructuras internas y complejas como la cóclea. El impulso nervioso generado alcanzará regiones específicas del cerebro, dónde se dotará de significado a la onda acústica percibida.

La audiometría es un examen que cifra las pérdidas auditivas y determina la magnitud de éstas en relación con las vibraciones acústicas percibidas.

No dude en ponerse en contacto con nosotros para reservar su cita y aclarar cualquier duda que tenga en cuanto a la realización de esta prueba. Esta asistencia puede contratarla a través de nuestra TUDUE TIENDA