¿Por qué nuestro Centro se llama "Ben Arabí"?


El IES Ben Arabí recibió su nombre por decisión del Consejo Escolar del Centro, órgano en el que se integran los representantes de todos los sectores de la comunidad educativa (profesores, padres y madres, alumnos, personal de administración y servicios y ayuntamiento).

El acuerdo se adoptó en la sesión de 10 de mayo de 1994, y, posteriormente, se oficializó con la publicación de la Orden de 16 de junio de 1994, por la que se aprueba la denominación específica “Ben Arabí” para el Instituto de Educación Secundaria número 5 de Cartagena (Murcia) (BOE 170 de 18-07-1994). (ver vínculo al pie de página)

Hasta ese momento, y desde su creación en junio de 1991, el Centro era denominado con el numeral que indicaba su orden entre los IES existentes en el municipio que, en su caso, era el “número 5”, tras los IES Isaac Peral, Jiménez de la Espada, Juan Sebastián Elcano y San Isidoro.

Junto con el nombre de Ben Arabí, se consideraron los de Mariana Pineda, Victor Beltrí y Teresa Arroniz, siendo finalmente escogido el primero.

Muhammad Ben Arabí, también conocido como Abenarabí o Ibn Arabí, fue un filósofo, poeta, sabio y místico sufí, nacido en Murcia en el año 1165. Sus brillantes contribuciones en los campos a los que dedicó su estudio, le granjearon los apelativos de El Más Grande de los Maestros y El Vivificador de la Religión. Después de viajar por los más importantes focos del saber islámico tanto en Al-Ándalus como en el resto del mundo, se estableció durante los últimos 17 años de su vida en Damasco, donde falleció en 1240 a la edad de 75. En el lugar donde fue enterrado se erigió un mausoleo, sobre el cual, a su vez, fue construida una madrasa, como el mejor homenaje posible a su incansable devoción por el estudio y el saber.

Su pensamiento y su obra se caracterizan por una concepción del mundo plenamente religiosa, interesándose por aspectos gnósticos y metafísicos. Sus dos obras más importantes son Las Revelaciones de La Meca y Los Engarces de la Sabiduría en las que los principios básicos del sufismo imperan: la unicidad de Dios y su presencia en todas las cosas, especialmente en el amor.

Hoy en día, su obra y su pensamiento siguen despertando el interés, no sólo en la tradición islámica, sino también en los estudiosos y científicos occidentales que se agrupan a nivel internacional en plataformas como la Ibn Arabi Society, radicada en Oxford y Berkeley o, a nivel nacional, en asociaciones como MIAS Latina. Precisamente, nuestro Centro ha sido colaborador con esta última a través de un convenio por el que los miembros de la asociación española han celebrado sus reuniones en nuestras instalaciones y sus más reputados investigadores han ofrecido conferencias a nuestros alumnos y profesores sobre el autor. En nuestra página web, puedes consultar información completa.

El IES Ben Arabí adoptó este nombre como seña de identidad para destacar la importancia de la multiculturalidad de la que ha sido testigo la Región de Murcia a lo largo de la historia, dando visibilidad a una figura de renombre internacional que, sin embargo, es prácticamente desconocida en su tierra natal.

Junto con la denominación “Ben Arabí”, el Centro también escogió como símbolo el “Huwa”, que significa “Él”, en referencia a Alá, siendo uno de los 99 nombres que Dios recibe en el Islam. Partiendo de la abigarrada caligrafía tradicional árabe, se diseñó un emblema mucho más depurado usando el verde como color representativo de la fe musulmana]. Aquí puedes ver la versión del Huwa que el IES Ben Arabí usa como identificativo y que se inspiró en la idea del profesor del Centro, José Mª De Juana.