Casos de Masividad

Lo conveniente sería pensar en una combinatoria de instancias evaluativas que pueden contemplar:

  • Cuestionarios con ítems de respuesta cerrada, administrados de manera asincrónica por comisión, en horarios diferentes. Para ello se recomienda contar con un numeroso banco de preguntas, definir un tiempo máximo para la realización del cuestionario, incluir una sola pregunta por página. Este tipo de evaluación resultan más adecuados para evaluar capacidades de orden cognitivo inferior (dominio de datos, conceptos, principios, teorías, establecimiento de relaciones, y aplicación de reglas y procedimientos a situaciones conocidas). Pueden ser convenientes para una evaluación formativa, orientada a dar retroalimentación al estudiante acerca de su proceso de aprendizaje o como instancia de autoevaluación.

En caso de planificar este tipo de evaluaciones, en cátedras masivas, se solicita atender a las Recomendaciones para uso del Aula Virtual.

  • Trabajos escritos elaborados en forma grupal colaborativa, por ejemplo, utilizando foros, una wiki, glosario, base de datos en Moodle o Padlet, un documento de escritura colaborativa en Google Drive, u otros. Todas estas herramientas dejan la huella de los participantes en el proceso de construcción. Resultaría apropiado que en esas instancias colaborativas exista una instancia de contribución individual además de la instancia propia de producción grupal.

  • Generación de un producto, elaborado en forma grupal colaborativa, en formatos diversos (video, blog, sitio web, newsletter, galería de imágenes, mural en línea, entre otros) en donde se demande el análisis de un tema en profundidad o la articulación de los marcos conceptuales y metodológicos con alguna situación de la realidad estudiada.

  • Instancias grupales sincrónicas de defensa de dichos trabajos, teniendo en cuenta las recomendaciones metodológicas anteriormente descritas para exámenes orales.