Grupos terapéuticos

A veces lo más importante es comprobar que otras personas pasan por situaciones parecidas, que no soy el único al que le pasa esto, el único que sufre así, que no estoy solo. Saber que lo que tengo tiene un nombre y sobre todo, que se puede vivir con ello de forma diferente.

Los grupos terapéuticos pueden aportar múltiples beneficios como:

  • Poder compartir experiencias, carencias pero también recursos.
  • Ampliar la red social (conocer gente que funciona como fuente de apoyo).
  • Fomentar el sentido de pertenencia (relacionarse con personas con las que se tiene, de partida, algo en común).
  • Propiciar el aprendizaje vicario (puede que todavía no esté preparado para hacer algún cambio, pero puedo ver cómo a los otros les funciona hacerlo y aprender también de ellos).
  • Ofrecer la oportunidad de pasar el testigo (cuando uno se encuentra mejor y ha podido avanzar en su proceso puede ayudar a otros y sentir la satisfacción que eso conlleva: pasar de sentirse víctima a responsable del propio bienestar y motor del cambio para otros).


Ofrecemos la posibilidad de participar en pequeños grupos terapéuticos (máximo 5 personas) siempre que exista la disponibilidad del mismo (un grupo abierto o por abrir con características similares a las del demandante) y que el profesional considere que ésta es la mejor opción para el paciente.