ACAMBAY

DE SU ANTECEDENTE…

En el año 800 de la era cristiana es fundado por los toltecas y habitado por ellos y los otomíes; el centro ceremonial de Huamango, que por estar situado en la frontera de la región tolteca, funcionó como aduana comercial, centro militar, centro cívico y religioso. En el año 1200 se registra una peregrinación anual que salía de Huamango y recorría las costas del pacifico hasta llegar a un sitio de lo que hoy son tierras de Guatemala, según la tradición oral, Huamango es abandonado por causa de un terremoto en el año de 1350 D.C.


DE SU FUNDACIÓN…

Posterior a la decadencia de Huamango, en 1420 aproximadamente, el poder secular se localiza en Benguitú o lo que hoy es el barrio de Esdocá de donde más tarde se traslada a Cambay o Caballe (Acambay) el cual es reconocido en 1537 por la corona española al otorgar una merced real a don Mateo de San Juan Chimalpopoca Mixcóatl, cacique de San Miguel Cambay y descendiente del gran Cuahutemoc señor de Acapotzalco. En el códice de Chapa de Mota O Memorial de Pedro Martín del Toro de 1520 se menciona que… la fundazion comenso desde San Gerónimo Aculco y San Miguel Cambayn…


DE SU DESARROLLO…

Durante la época colonial, San Miguel Cambay es nombrado de distintas formas y por último adopta la denominación de San Miguel Acambay. En esta época se da un florecimiento económico importante lo que lo coloca en un lugar sobresaliente en la región, es por ello que llegan a radicar personajes y familias de origen español que hoy son apellidos importantes en los ámbitos, culturales, científicos, políticos y sociales a nivel nacional e internacional.


DE SU FATALIDAD…

Iniciando el siglo XX se suceden una serie de terremotos que destruyen el 98% de su infraestructura y riqueza arquitectónica colonial, el templo y el convento franciscano de San Miguel Arcángel, el portal morisco del Puerto de Santander, la sala capitular, las ermitas coloniales y muchas construcciones importantes son destruídas y con ellas se sepultan a más de 300 víctimas de 700 personas afectadas. Acambay es prácticamente borrado del mapa aquel 19 de noviembre de 1912 y queda para esa generación una casi imposible tarea; reconstruir su pueblo pero sobre todo reconstruir sus espíritus.


DE LA ACTUALIDAD…

A partir de 1913 Acambay resurge de entre sus escombros como Quimera herida y en enorme muestra de amor por la vida sus hombres y mujeres reinician la reconstrucción y de su esfuerzo surge un pueblo pujante y emprendedor, que hoy es ejemplo de amor y perseverancia.

EDGAR A. SERRANO PÉREZ

CRONISTA MUNICIPAL