Aceites

"De las plantas a tu piel"

En general todos los aceites son estupendos para cualquier tipo de masaje e incluso para hidratar la piel después de la ducha.

Aceite relajante de lavanda:

Elaborado con aceite de lavanda, germen de trigo, a.e. de lavanda y geranio. Indicado para todo tipo de pieles con efecto calmante y antidrepresivo.

Aceite antiestrías con rosa mosqueta:

Elaborado con caléndula, germen de trigo, rosa mosqueta y a.e. de lavanda. Indicado en estrías y cicatrices.

Aceite dermatitis de caléndula:

Elaborado con caléndula, germen de trigo, rosa mosqueta, a.e de lavanda y geranio. Indicado en dermatitis y psoriasis.

Aceite piernas cansadas y deportistas:

Elaborado con romero, germen de trigo, a.e de romero, lavanda, geranio, tomillo y mejorana. Favorece la circulación sanguínea es tonificante para los músculos y efecto analgésico.

Aceite reuma y artritis:

Elaborado con sésamo, almendras, a.e. de lavanda, romero, tomillo, eucalipto y clavo. Indicado en procesos reumáticos y artríticos.

Aceite after-sun:

Elaborado con caléndula, hipérico, rosa mosqueta, germen de trigo, a.e. de eucalipto. Para pieles expuestas al sol e irritadas. No tomar el sol hasta que se haya absorbido por completo.

Aceite para varices:

Elaborado con castaño de indias, milenrama, germen de trigo y a.e. de lavanda. Activa la circulación y es descongestivo, antiinflamatorio y antioxidante con lo que previene el envejecimiento

Aceite de masaje afrodisiaco:

Elaborado con aceite de aceite de romero enriquecido con a.e. ylang-ylang, bergamota y canela. Indicado para todo tipo de pieles. Aconsejable para momentos íntimos y relajantes.

o.