Las compras por internet

Lo que anteriormente era un hábito al alcance de muy pocos, sea por costumbres propias o por animadversión a las compras o a los medios digitales, hoy se ha convertido en todo una tendencia y en un engranaje bien aceitado donde, desde chicos que apenas rozan los 18 años hasta personas mayores de 50, ven en internet la mejor vía para comprar todos los productos y contratar los servicios que necesitan para cada ocasión.

En otros tiempos, comprar por internet era totalmente desconocido para muchos, y algunos sentían hasta pavor de transferir dinero por algo que se tendría días después. Pero, con el correr de los años la naturalidad ha abrazado este sistema de negocios a través de la red, y últimamente las compras online han tenido mayor auge, en cuanto a dinero gastado, que las compras en tiendas tradicionales. Lo cierto del caso es que las ventajas de comprar por internet son muchas, por lo que no tendría ninguna pérdida aprovechar este sistema de adquisición hasta el cansancio.

La comodidad de tener cualquier cosa a un par de clics

Cuando se piensa realizar una compra en una tienda tradicional, todo comienza por darse una ducha, vestirse de forma correcta para salir a la calle, tomar un transporte o ir en el coche hasta el establecimiento, esperar su turno para pedir o pagar en caso de que exista aglomeración de personas, y luego hacer la ruta de vuelta hasta llegar a casa. Eso, sin contar que existe la posibilidad de no encontrar el producto, o de encontrarlo a un precio mucho mayor al que se tenía en cuenta.

En cambio, al comprar en línea, ni siquiera necesita darse una ducha y vestirse correctamente. Sólo debe encender la laptop o su ordenador de sobremesa, buscar lo que quiere comprar, pedir, y esperar a que la empresa de encomiendas toque a la puerta y entregue el producto. Gracias a la masificación de los teléfonos móviles inteligentes, es posible comprar directamente desde las aplicaciones oficiales de las mayores tiendas en línea del mundo.

En resumidas cuentas: un par de clics bastan para pedir lo que se le ocurra por internet. Por tanto, la comodidad es una de las mayores ventajas de este sistema de compras.

Disponibilidad de 24 horas al día, 7 días por semana

Las compras a través de internet son una solución que las personas con largas y extenuantes jornadas de trabajo alaban hasta estos días. En una tienda tradicional, los usuarios y compradores están ceñidos al horario de trabajo que estos establecimientos tengan. Si por casualidad, por error o por acierto, los clientes salen de trabajar a una hora en la que la tienda ya cerró, no queda más que quedarse sin comprar los productos o contratar los servicios que se tenían en mente.

Esa barrera del horario se elimina con el internet, donde las mejores tiendas online ofrecen un sistema de pedidos y notificaciones que trabajan las 24 horas del día, y todos los días del año. Gracias a esto, cualquiera, a la hora que le plazca, puede abrir la página web de la tienda, buscar el producto deseado y pedir, pagar, y colocar sus datos de envío. No habrá ningún tipo de excusas de que la tienda estaba cerrada cuando pasó por allí.

Lo más interesante de las compras por internet, son los gurús que trabajan buscándolas y haciéndolas llegar a sus páginas webs. Personalmente, a la que más sigo es una web de chollos que conocí en su canal de Telegram y que me hacen ahorrar mucho dinero.

Posibilidad de hacer comparaciones de productos

Hacer comparaciones de productos es muy útil, sobre todo en los que tienen relación con la tecnología. Hay tantas marcas, tantos funcionamientos diferentes, tanta disparidad en los precios, que para decidirse hay que comparar ambos, buscar opiniones de expertos y en consecuencia, ver cuál es el producto que más conviene de acuerdo a gustos, funcionalidad y presupuesto.

En una tienda física o tradicional, hacer comparaciones es difícil, a menos que el comprador sea un experto en la materia y sólo con tocar dos minutos ya sepa cuál producto supera al otro, y por qué. Sin embargo, la amplia mayoría de los compradores no son expertos, pero necesitan el mejor producto y al mejor precio. Por eso, comprar por internet es la solución.

Tiendas online como Amazon o Ebay ofrecen sistemas que comparan de forma automática diferentes modelos de un mismo equipo, y hasta diferentes marcas. Así, antes de decidirse por algún producto en particular, pueden verse todas las alternativas disponibles para un mismo requerimiento.

Precios únicos en comparación a tiendas tradicionales

Sin que se tengan en cuenta los gastos de transporte o combustible más otros gastos asociados al desplazarse a una tienda tradicional, existe un ahorro tremendo en comparación a comprar a través de internet. Además de ello, gracias a las comparaciones de productos en internet, es posible encontrar un precio muy por debajo del mercado, lo que se traduce en un ahorro inesperado, pero igual de beneficioso.

Con la ausencia de comparadores “al momento” en las tiendas físicas, tener un concepto del ahorro se resume a creer que algo está más costoso o más económico en esa tienda, que en otro lugar. Pero, no se tiene la certeza hasta no llegar a casa y verificar en el propio internet el precio tentativo de tales productos o de servicios.

Las compras por internet han servido de mucho para las personas que tienen poco capital disponible para comprar todo tipo de cosas. Comprar varias a la vez supone un gasto único en envío, y un ahorro total en los precios.


Envíos gratuitos en la mayoría de los casos

Exceptuando lugares en los que quizá haya que pagar por los envíos, por su distancia de las grandes ciudades; en la mayoría de los casos, las grandes tiendas online ofrecen servicios de envío totalmente gratuito por las compras que se realicen en sus plataformas.

Una ventaja que es aprovechada para comprar varios productos a la vez, y hacer uso de un único envío que, tras 4 o 5 días estará en la puerta de su casa, y que además tiene la increíble ventaja de tener costo cero.

En una tienda tradicional, el envío gratuito rara vez existe. Por el contrario, mayoritariamente el taxi es la opción más segura para el transporte de las compras.