La bomba en la cultura popular

Guido García Cattáneo - Tomás González Mongelós - Patricio Costa

¿Cuántas películas podemos nombrar en las que la mayoría de la humanidad resulte aniquilada debido a una bomba nuclear? ¿Y cuántas en que un virus los haya convertido a todos en zombies o mutantes? ¿Cuántos de nuestros superhéroes favoritos obtuvieron sus poderes gracias a la radiación? Hoy en día es fácil encontrar esta temática en libros, cómics, películas, videojuegos y en hasta canciones. Es tan abundante que lo tenemos totalmente asimilado, las tecnologías de riesgo potencial y masivo se volvieron parte de la cultura popular, sobretodo en géneros como la ciencia ficción. Pero, ¿Siempre fue de esta manera? ¿Qué hechos y que emociones llevaron a los artistas a realizar todas estas obras?

El arte anticipó la historia

En muchas ocasiones, somos capaces de reconocer en películas, libros o canciones, algunas referencias a la historia, la ciencia o la tecnología, en otros casos el artista manipula de tal manera el contexto, que las influencias se tornan invisibles, pero continúan vigentes. Y en menos apariciones es el arte lo que se vuelve una influencia para la historia, en este caso en particular, uno de los acontecimientos más importantes de la humanidad.

Fue en su novela de 1914 “The World Set Free” (“El Mundo Liberado”), donde el escritor británico H. G. Wells imaginó una granada de uranio que explotaría indefinidamente una vez activada, lo que hoy llamaríamos, una reacción nuclear en cadena.

“El poder de la destrucción, que alguna vez fue el privilegio definitivo de la gobernación, era ahora el único poder que quedaba en el mundo, y estaba en todas partes.”

H.G. Wells, The World Set Free

Solo pasaron tres décadas cuando, el físico húngaro-estadounidense Leo Szilard, que había leído la novela de Wells lo pondría en práctica por primera vez, bautizando su invento como la “Bomba Nuclear”, no exactamente como el escritor la había pensado, pero no se puede negar su influencia, incluso acertó en su formato portátil y que sería arrojada desde aviones.

Leo Szilard

En 1945, Szilard abogó para disuadir al gobierno de Estados Unidos de usar la bomba atómica contra una población civil. Él entendía mejor que nadie la enorme devastación que esa bomba podía desatar. Pero su petición, aunque fue firmada por 68 físicos nucleares , nunca le llegó al presidente.La política había tomado ya su decisión.

Como Szilard lo había previsto, los inventores de la bomba perdieron el control de su creación. Después de la guerra, Szilard continuó su cruzada por la paz.

Tan devastado estaba Szilard de no poder evitar los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki que renunció a seguir trabajando en física nuclear, expresó sus dudas y afirmó: "Si el primer alquimista con éxito fue indudablemente Dios, algunas veces me pregunto si el segundo no podría ser... el mismo diablo". Cambió áreas de investigación por completo y se dedicó a la biología molecular, un campo que se concentraba en los orígenes de la vida, no en su destrucción. Este audaz pensamiento captura la esencia de la responsabilidad moral científica.

Godzilla (Ishiro Honda 1954)

Como “La bomba” se instauró en la cultura popular

Es importante notar cómo en un principio “la bomba” (Nos referiremos a bomba como las tecnologías de riesgo potencial y masivo en general) era el protagonista de la historia, el causante del desastre, pero luego se convirtió en una cara de la ciencia ficción, una forma de explicar o introducir ciertos hechos que luego conducirán a otra historia. ¿Cuántas veces hemos escuchado sobre un superhéroe que consigue sus poderes a partir de un desastre nuclear? un simple ejemplo es el Hombre Araña que resulta mordido por una araña radioactiva.

“En los Estados Unidos de la Guerra Fría, la radiación producía más superhéroes que monstruos, al contrario que en Japón”

Se abrieron un montón de posibilidades donde la bomba pudo manifestarse sin ser el protagonista de la historia. Podemos nombrar a Godzilla en su primer origen, basado en una metáfora sobre el ataque nuclear sobre Japón durante la segunda guerra mundial. Más recientemente en la serie Dark, una falla en una central nuclear crea una brecha que permite a las personas viajar a través del tiempo.

Riesgo potencial y masivo

En el cómic de 1986 fue un monstruo, en su película en 2009 lo reemplazaron por un bomba, de ambas formas en Watchmen, se destruye la ciudad de Nueva York para evitar una guerra nuclear entre los Estados Unidos y Rusia.

La aniquilación total, el fin de la vida sobre la tierra, fueron temas que se volvieron recurrentes en la cultura popular. Inspirados por la Segunda Guerra Mundial, los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki, el desastre nuclear de Chernóbil. La ficción se encargó de mostrar una y otra vez como un pequeño descuido, una pelea, o simplemente la ambición humana, era capaz de acabar con el mundo como lo conocemos. En Dr. Strangelove or: how I stopped worrying and love the bomb (1964) se parodian los conflictos de la guerra fría, llevándolos al extremo, la xenofobia, el nacionalismo y el miedo sumado a todos desperfectos que terminan con una bomba atómica de los Estados Unidos activando la “Doomsday Machine” de la URSS, acabando con la vida sobre la tierra.

El factor psicológico y la ambición humana

Sin duda los acontecimientos que ocurren en una región afectan de alguna forma u otra a su población y como estuvimos mencionando a lo largo de este blog, eventos como la Segunda Guerra Mundial, el desarrollo nuclear o el desastre de Chernóbil ocasionaron sentimientos de miedo e incertidumbre en todas partes del mundo. Estos aspectos fueron tomados por los artistas para ser reflejados en sus obras, por un lado Dr. Strangelove crea una sátira sobre la guerra fría utilizando un humor negro para parodiar el nacionalismo y la xenofobia. Mas lejos del humor de Kubrick en Seven Days to Noon (1950) un científico desesperado amenaza con volar Londres si el gobierno no deja de producir armamento nuclear. Estas obras son ejemplos de conflictos de ética, generalmente conclusiones o reflexiones ahondan en el humano y sus límites, si su búsqueda por avanzar en la tecnología es positiva y la vacilación sobre si es ético hacer algunas cosas que nos permite la ciencia.

Seven Days to Noon ( John y Roy Boulting 1950)

The Terminator (James Cameron 1984)

Citando al Doctor Ian Malcom (Jurassic Park 1993 ): " Dios crea al dinosaurio, Dios destruye al dinosaurio, Dios crea al hombre, el hombre destruye a dios, el hombre crea al dinosaurio." Nos preguntamos, ¿Cuáles son los límites?

Científicos, investigadores e ingenieros pueden dedicar toda su vida para descubrir el secreto de la eterna juventud, desarrollar una perfecta inteligencia artificial o incluso intentar revivir a los dinosaurios, pero luego se presentan las consecuencias y reflexionamos si tal vez nos hemos ido muy lejos. La ciencia ficción nos trajo innumerables ejemplos para poder imaginar que sucede cuando excedemos nuestros límites, películas como The Terminator (1984), Ex-machina (2014) y Blade Runner (1982) muestran como la tecnología puede superarnos una vez lograda la conciencia artificial.

Esta temática apocalíptica a causa de la ciencia engloba una lista interminable de filmes, tocando muchas ramas de la ciencia como la genética y medicina, la mencionada ciencia en computadoras o el desarrollo atómico; sin embargo, todas comparten un detonante humano. En la mayoría de los casos el detonante es la ambición por cualquier motivo, ya sea por dinero, poder, destruir un enemigo o simplemente la ambición por conocer, muchas películas muestran como se ciegan en busca de cumplir el objetivo, dejando de lado la ética y perdiendo el control a causa de esto. La falta de ética en la ciencia es el origen del conflicto de las obras seleccionadas; como ya mencionamos las cosas cambiaron después de la Segunda Guerra Mundial, La carrera por la bomba atómica y cuestiones como las altas energías o la manipulación de la identidad de un ser vivo; estos sucesos destruyeron el pensamiento que planteaba que la ciencia no tiene un limite ético y la cultura popular se encargo de evidenciarlo. Pero, ¿Qué pasa luego de la detonación de la bomba? ¿Quienes son los sobrevivientes?

Blade Runner (Ridley Scott 1982)

Después de la bomba

La bomba ya explotó, el virus se expandió y la radiación se apropió de la superficie ¿Y ahora qué? Muchos autores buscaron la forma de continuar cuando ya no quedaba nada, nuevas sociedades surgieron, volvieron a la vida primitiva, otros buscaron la forma de recuperar su antigua vida. En 1983, Una película para televisión titulada “El día después” muestra lo que sucedería en los Estados Unidos en caso de una guerra nuclear destruyera buena parte de dicho país. La película despertó en la opinión pública el deseo de contener la proliferación nuclear y en cierta medida, influyó para acelerar acuerdos con la Unión Soviética.

The 100:Un apocalipsis nuclear destruye la vida humana en la Tierra. Los únicos supervivientes son los habitantes de las estaciones espaciales internacionales. Tres generaciones después, la escasez de recursos los obliga a tomar medidas desesperadas.Envían 100 personas a la tierra para probar si es habitable,la supervivencia se vuelve lo único importante.Esta serie es un ejemplo del pensamiento sobre qué pasa después de la bomba,en que se convierte la sociedad, como la supervivencia obliga al ser humano a convertirse en una versión más primitiva de sí mismo en un futuro distópico y hostil.

En Twelve Monkeys, la radiación provocada por un virus bacteriológico obligara a los humanos a vivir debajo de la superficie, estos son sometidos a experimentos que involucran viajes en el tiempo para descubrir quién llevó a la Tierra su fin, y así poder evitarlo. Similar a lo que sucede en su principal y clara influencia La Jetée, donde se vuelve mas evidente las inspiraciones del director al crear la fotonovela, en especial la toma de París y el fuerte desarrollo nuclear de la época (Marker había luchado en la Segunda Guerra Mundial).

La Jetée (Chris Marker 1962)

Twelve Monkeys (Terry Gilliam 1996)

Temor social y repercusiones en la realidad

En muchas ocasiones las películas generan un fuerte impacto sobre el público llegando a casos excepcionales. En 1979 una película (y un accidente) crean conciencia sobre los peligros de la energía nuclear. Protagonizada por Jane Fonda, un filme titulado "El síndrome de China" narra el hipotético accidente en una planta nuclear, cuyo núcleo corre el riesgo de fundirse y atravesar la superficie de la Tierra. Sin embargo, un par de semanas después del estreno, un accidente en la central norteamericana de Three Mile Island genera un pánico internacional por haber ocurrido un incidente semejante al de la película. Otro importante ejemplo sobre como una ficción puede repercutir de tal forma en la realidad fue en 1938 cuando la CBS (Columbia Broadcasting System) le ofreció a Orson Welles relatar una versión adaptada a guión de La Guerra de los Mundos (H. G. Wells 1897). Cuando comenzó la transmisión, el locutor comentó que realizaría una narración sobre la famosa novela, pero no contaron con la cantidad de oyentes que encenderían la radio luego de la presentación y se encontraban con marcianos venciendo a las fuerzas armadas estadounidenses con rayos y gases venenosos, se creía que eran noticias verdaderas, incluso muchas personas abandonaron sus casas colapsando las carreteras, estaciones yo comisarías.

Optimismo Nuclear

Existe también otra cara, donde la radiación no nos trae problemas, sino soluciones. Como olvidarse de la Hormiga Atómica, transmitida por primera vez en 1965 esta dispondría de gran fuerza y poder por haber sido expuesta a la radiación atómica, utilizaba sus poderes para defender la tierra de los malvados. En 1962 una araña con un origen similar, picaría a un joven estudiante de Nueva York transmitiéndole así la fuerza y agilidad proporcional de un arácnido y creando uno de los superhéroes más conocidos Spider Man. En casos mas complejos, Los cuatro fantásticos obtuvieron sus poderes mientras competían con la Unión Soviética en la "Carrera Espacial" los protagonistas quedaron expuestos a rayos cósmicos durante una investigación científica al espacio exterior. Es decir, estas obras retratan lo positivo de estas tecnologías, encaran con entusiasmo el uso de las mismas,plasmando,a través la ciencia ficción, estas tecnologías como la herramienta para el progreso humano y para romper los límites de la naturaleza que nos estancan. Otro ejemplo es la película "Volver al futuro",en esta película el plutonio que es necesario para que la máquina del tiempo funcione, genera una corriente de 1,21 gigowatts de energía y fue lo que le dio la clave al doctor Emmet Brown para lograr los viajes en el tiempo.

La Hormiga Atómica (1965)

Influencias en la música y el arte

Muchas veces disfrutamos algo sin tener idea de lo que realmente se trata, y solemos sorprendernos cuando descubrimos su verdadero significado. Es el caso de muchas de las canciones que escuchamos día a día. Un ejemplo muy conocido es 99 Luftballons de la banda alemana Nena, la canción trata sobre noventa y nueve globos rojos soltados en el aire que luego las fuerzas militares de Berlin confundirían con misiles nucleares e instantáneamente estos lanzarían un ataque nuclear que daría pie a la Tercera Guerra Mundial. Por otro lado, en Estados Unidos, Blondie estrenó el video para su canción Atómic donde los mutantes irradiados bailaban luego de una guerra nuclear. Mas cerca, en Argentina, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota hacían referencia al reciente accidente de Chernóbil en su canción "Ji-Ji-Ji" y la postura adoptada por el gobierno soviético de mantener borrachos a los ciudadanos que no podrían salvarse, tomando vodka con la excusa de que curaría las enfermedades.

Sigmar Polke - Es un artista que manipula en un cuarto oscuro sus habilidades para la química para modificar sus fotos con uranio

Salvador Dalí: Idylle atomique et uranique mélancolique - 1945

Debajo colocamos una tabla con el material utilizado y otros ejemplos útiles para acompañar el artículo presentado.

Material Categorizado

Bibliografía

Cronología - expresiones del miedo: https://expansion.mx/tecnologia/2011/04/01/las-expresiones-sociales-del-miedo-a-la-tecnologia-nuclear

Articulo de La Nación “La bomba atómica y su impacto en la cultura pop”: https://www.nacion.com/viva/farandula/la-bomba-atomica-y-su-impacto-en-la-cultura-pop/G3Q55REPBRFYLLOXH5GVEVZM6E/story/

Sinopsis sobre 12 Monos: http://www.elespectadorimaginario.com/pages/diciembre-2009/investigamos/12-monos.php

Artículo de la BBC “Cómo la bomba atómica creó superhéroes y monstruos“ :https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/07/150711_vert_cul_bomba_atomica_arte_yv

Artículo de la BBC “Was HG Wells the first to think of the atom bomb?”: https://www.bbc.com/news/magazine-33365776

Análisis de la 99 Luftbaloons a través de la página Genius: https://genius.com/Nena-99-luftballons-lyrics

Artículo de Wikipedia sobre Ji Ji Ji: https://es.wikipedia.org/wiki/Ji_ji_ji

Ética científica: https://www.letraslibres.com/mexico-espana/etica-cientifica

Las pinturas nucleares de Salvador Dalí: https://subastareal.es/blog/las-pinturas-nucleares-de-salvador-dali