Es domingo

3 de junio de 2018

SANTÍSIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO


Nos presenta hoy la 1 lect. la promesa que Dios hizo a Satanás: que la descendencia de la mujer aplastará la cabeza de la serpiente cuando esta la hiera en el talón. En Jesucristo se cumple plenamente esta profecía cuando vence a Satanás expulsándolo de los poseídos por él. Así muestra su poder sobre el pecado y la muerte. Si escuchamos su Palabra y cumplimos su voluntad, nos salvaremos formando parte de los suyos en la fe (Ev.). Desde ahí podremos ser testigos «sabiendo que quien resucitó al Señor Jesús también nos resucitará a nosotros con Jesús» (cf. 2 lect.). Pero si nos resistimos a creer en Él constantemente, no tendremos perdón y cargaremos con ese pecado para siempre (cf. Ev.).


3 de junio de 2018

SANTÍSIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO


Elogio del martirologio: Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, quien, con estos alimentos sagrados, ofrece el remedio de la inmortalidad y la prenda de la Resurrección

La fiesta de hoy se centra en la adoración de la eucaristía en la que Cristo está presente verdadera, real y sustancialmente. Una presencia que se prolonga fuera de la misa en el sagrario. Las lecturas de este ciclo B se centran en la Alianza del Señor con su pueblo: la del Antiguo Testamento, sellada con la sangre de los holocaustos (cf. 1 lect.), la Nueva y eterna Alianza, sellada con la sangre de Cristo (Ev.) que purifica nuestra conciencia de las obras muertas llevándonos al culto del Dios vivo; Alianza de la cual Él es el mediador (cf. 2 lect.). La participación en la eucaristía nos vinculará cada vez más con su Alianza. Caminando en ella seremos conducidos hasta el final de los tiempos, al encuentro definitivo con el Señor.

* DÍA Y COLECTA DE LA CARIDAD (dependiente de la CEE, obligatoria): Liturgia del día, alusión en la mon. de entrada y en la hom., intención en la orac. univ., colecta.

* Del Domingo IX del tiempo ordinario, nada.

* Hoy no se permiten otras celebraciones, tampoco la misa exequial.

Procesión: Como celebración especial de esta solemnidad, la piedad de la Iglesia nos ha transmitido la procesión, en la que el pueblo cristiano recorre solemnemente las calles con la Eucaristía, con cantos y plegarias, dando así testimonio público de fe y de piedad hacia el Santísimo Sacramento (CO 386).


27 de mayo de 2018

LA SANTÍSIMA TRINIDAD


Elogio del martirologio: Solemnidad de la Santísima e indivisa Trinidad, en la que confesamos y veneramos al único Dios en la Trinidad de personas, y la Trinidad de personas en la unidad de Dios.

En este domingo celebramos el misterio de la Santísima Trinidad, el misterio central de la fe y de la vida cristiana. Solo Dios puede dárnoslo a conocer revelándose como Padre, Hijo y Espíritu Santo: «Un solo Dios, tres personas distintas de única naturaleza e iguales en su dignidad» (cf. Pf.). En su nombre hemos sido bautizados (cf. Ev.). «Por la gracia del bautismo, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, somos llamados a participar en la vida de la Bienaventurada Trinidad, aquí abajo en la oscuridad de la fe y, después de la muerte, en la luz eterna» (cf. Pablo VI, Credo del pueblo de Dios 9). En la misa somos invitados a la mesa de la Trinidad donde el Padre, por obra del Espíritu Santo nos sigue dando a su Hijo, el pan de vida eterna.

* DÍA PRO ORANTIBUS (dependiente de la CEE, obligatoria): Liturgia del día, alusión en la mon. de entrada y en la hom., intención en la orac. univ.

* Del Domingo VIII del tiempo ordinario, nada.

* Hoy no se permiten otras celebraciones, tampoco la misa exequial.


20 de mayo de 2018

DOMINGO DE PENTECOSTÉS


Elogio del martirologio: Día de Pentecostés, en el que se concluyen los sagrados cincuenta días de la Pascua y se conmemoran, junto con la efusión del Espíritu Santo sobre los discípulos en Jerusalén, los orígenes de la Iglesia y el inicio de la misión apostólica a todas la tribus, lenguas, pueblos y naciones.

En Pentecostés, cincuenta días después de la Pascua, celebraban los israelitas la Alianza del Sinaí, escrita en las tablas de piedra que Dios entregó a Moisés, y por la que fueron constituidos en pueblo de Dios. Estando reunidos todos los discípulos en ese día, a los cincuenta de la resurrección de Cristo, vino sobre ellos el Espíritu Santo, la ley de la Nueva Alianza, escrita no ya en tablas de piedra sino en el corazón de cada creyente. En este día comenzaron a ser el nuevo pueblo de Dios, la Iglesia, abierto a todo el mundo como se expresa en el don de lenguas que recibieron (cf. 1 lect. y Pf.). Ya antes, Jesús resucitado había dado el Espíritu Santo a los apóstoles para que pudieran perdonar los pecados. El Espíritu sigue viniendo a nosotros por el bautismo y nos une así a todos formando un solo cuerpo en Cristo.

* DÍA DE LA ACCIÓN CATÓLICA Y DEL APOSTOLADO SEGLAR (dependiente de la CEE, optativa): Liturgia del día, alusión en la mon. de entrada y en la hom., intención en la orac. univ.

* La misa de la vigilia se utiliza en la tarde del sábado, antes o después de las primeras Vísperas del domingo de Pentecostés. Si no se celebra la misa de la vigilia de forma más extensa se escoge una lectura del Antiguo Testamento entre las cuatro propuestas.

* Acabado el tiempo de Pascua, se apaga el cirio pascual, que es conveniente colocar en un lugar digno del baptisterio, para que, en la celebración del bautismo, se enciendan en su llama los cirios de los bautizados.

* Hoy no se permiten otras celebraciones, tampoco la misa exequial.



13 de mayo de 2018

LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR


Elogio del martirologio: Solemnidad de la Ascensión de nuestro Señor Jesucristo, cuando cuarenta días después de la Resurrección fue elevado al cielo en presencia de los discípulos, sentándose a la derecha del Padre, hasta que venga en su gloria a juzgar a vivos y muertos.

Celebramos hoy el misterio que profesamos en el Credo: Cristo, una vez resucitado de entre los muertos, subió al cielo y está sentado a la derecha del Padre. Nos ha abierto así las puertas de la gloria para hacernos compartir su divinidad (Pf. II). Él, como cabeza nuestra, ha querido precedernos, para que nosotros, miembros de su cuerpo (la Iglesia) (cf. 2 lect.), vivamos en la ardiente esperanza de seguirlo en su reino (Pf. I). Una esperanza que se apoya también en saber que Él está con nosotros hasta que vuelva lleno de gloria (cf. Aleluya y 1 lect.). Mientras, tenemos que cumplir con su encargo de ir al mundo entero y proclamar el Evangelio a toda la creación (cf. Ev.).

* JORNADA MUNDIAL Y COLECTA DE LAS COMUNICACIONES SOCIALES (pontificia): Liturgia del día, alusión en la mon. de entrada y en la hom., intención en la orac. univ., colecta.

* Hoy no se permiten otras celebraciones, tampoco la misa exequial.



6 de mayo de 2018

VI DOMINGO DE PASCUA




29 de abril de 2018

V DOMINGO DE PASCUA