* Mensaje del Santo Padre para la Cuaresma 2018

* Directorio sobre la piedad popular y la liturgia [números 124-137]

* Algunas preguntas y respuestas sobre la Cuaresma

* Cuarto decreto general sobre subrogación de normas acerca de esponsales y de días y tiempos penitenciales (XLV Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española)

* El modo de observar el ayuno y la abstinencia (Nota de la Secretaría general de la Conferencia Episcopal Española)

Liturgia

* Textos litúrgicos para la Cuaresma

* Ceremonial de los Obispos [números 253-262]

Meditación

* La Cuaresma, tiempo de la misericordia de Dios (por D. José Antonio Goñi Beásoain de Paulorena, sacerdote de la archidiócesis de Pamplona y Tudela)

Decálogos

* Lo que la Cuaresma es

* El decálogo de la conversión cuaresmal

* Decálogo de los personajes de la Cuaresma

* Decálogo de los símbolos de Cuaresma

* Decálogo del signo cuaresmal de la ceniza

El ayuno y la abstinencia que Dios también quiere:

• Que no seas esclavo del consumo, del tabaco, de nada.

• Que no gastes tanto en moda, caprichos, marcas.

• Que no pases tanto tiempo ante la TV y sepas discernir y controlar.

• Que seas solidario y generoso.

La oración que Dios quiere:

• Que sea íntima y auténtica, “en espíritu y verdad”.

• Que dejes al Espíritu que ore en ti siempre.

• Que no dejes de repetir: Abba (“Padre”).

• Que te unas a los hermanos en la oración, que te unas a la Iglesia orante.

Actitudes ante el ayuno y la abstinencia:

  • Ayuna de juzgar a otros; descubre a Cristo que en ellos.
  • Ayuna de palabras hirientes; llénate de respeto.
  • Ayuna de descontento; llénate de agradecimiento.
  • Ayuna de ira y enfados; llénate de paciencia.
  • Ayuna de pesimismo; llénate de esperanza.
  • Ayuna de preocupaciones; llénate de confianza.
  • Ayuna de quejarte; llénate de aprecio por la vida.
  • Ayuna de las presiones que no cesan; llénate de una oración que no cesa.
  • Ayuna de venganza y rencor; llénate de perdón y amor.
  • Ayuna de ansiedad sobre las cosas; propaga el Reino.
  • Ayuna de desaliento; llénate del entusiasmo de la fe.
  • Ayuna de toda vanidad; llénate de la santidad.
  • Ayuna de todo lo que te separa de Jesús; llénate de todo lo que te acerca a Él.