Antecedentes y Metodología

El TCPH constituye actualmente una alternativa terapéutica para una amplia variedad de enfermedades oncohematológicas y no oncológicas.

Es un procedimiento por el cual se reemplaza la médula ósea del paciente afectado, por células de la médula ósea propia o de un donante, con el objetivo de: a) sustituir la hepatopoyesis del paciente por ser defectuosa, insuficiente o padecer una enfermedad neoplásica; b) permitir un tratamiento antineoplásico en dosis muy elevadas, que originaría mielodepresión prolongada o definitiva.

Existen diferentes tipos de trasplantes:

* Según el origen de las células progenitoras hematopoyéticas(CPH) se dividen en dos tipos:

Trasplante autólogo

Trasplante alogénico:


Singénico donde las CPH provienen de un hermano gemelo idéntico

Relacionado o emparentado cuando las CPH pertenecen a un hermano cuya histocompatibilidad es completa

Haploidéntico cuando las CPH pertenecen a un familiar (padres, hermanos, hijos, primos de primera línea) que comparten por lo menos la mitad de la histocompatibilidad

No relacionado o no emparentado cuando las CPH se obtienen del Registro Internacional de Médula Ósea denomidada Red Internacional Bone Marrow Donors Worldwide (BMDW)


*Según la procedencia de las células progenitoras:

Médula ósea (se recolecta en quirófano, por punción de ambas crestas ilíacas, bajo anestesia general)

Sangre periférica (se recolecta por leucaféresis, estimulando la salida de las células de la médula ósea al torrente sanguíneo, con quimioterapia y/o factores estimulantes granulocíticos)

Cordón umbilical

ETAPAS DEL TRASPLANTE:


  1. Acondicionamiento: administración de altas dosis de quimioterapia y/o radioterapia que tienen el objetivo: a) eliminar las células hematopoyéticas y/o tumorales del receptor; b) crear el espacio medular para los progenitores hematopoyéticos que se trasplantan y c) inmunosuprimir al paciente para evitar el rechazo de las CPH en el trasplante alogénico.
  2. Obtención de las CPH: en los trasplantes autólogos se recolectan con anterioridad al régimen acondicionante, se conservan en heladera a 4°C según el tipo de patología, o se criopreservan y se congelan a -80°C.
  3. Infusión de las CPH: a través de un catéter venoso central semiimplantable. Si el producto estaba criopreservado se descongela lentamente. El día de la infusión o transfusión se denomina día 0.
  4. Fase mieloablativa o de aplasia: se adoptan las medidas para prevenir las infecciones, entre ellas se mantienen a los pacientes en régimen de aislamiento ambiental, como lo dispone las normas del INCUCAI, se administran antibióticos y hemocomponentes según necesidad. En algunos casos se requiere alimentación parenteral cuando el paciente por las complicaciones de la quimioterapia presenta mucositis severa.
  5. Recuperación hematológica: a partir de los 7 días, según el tipo de trasplante, de régimen acondicionante pueden evidenciarse células hematopoyéticas de la médula ósea en sangre. Si el paciente fue sometido a Trasplante alogénico con la recuperación pueden aparecer signos de Enfermedad Injerto versus Huésped (EICH).
  6. Reconstitución inmune: durante los primeros seis meses del trasplante pero depende del tipo de trasplante, si presenta EICH y si utiliza en forma permanente inmunosupresores.