Cromoterapia

La Cromoterapia nos enseña a utilizar la proyección de luz de diferentes colores directamente sobre el cuerpo humano, obteniendo diversas reacciones como: relajamiento, activación, fortalecimiento, desbloqueo, y muchas mas. Los colores que nos rodean ejercen una influencia en nuestras sensaciones, pensamientos, sentimientos, etc., ya que todo se relaciona con lo que previamente tenemos ya grabado en nuestra computadora maestra, el cerebro.

Por ejemplo, una flor, la vemos como un objeto que nos esta enviando un mensaje de belleza, pero también sus pétalos están enviando una radiación, una frecuencia que nos hace sentir: rosa (armonía), rojo (pasión) . La luz de los colores es importante para la vida, al combinarlos nos permiten absorber y expresar, por ejemplo, lo frío y lo caliente. lo claro y lo obscuro. Toda la luz de los colores son reacciones fundamentales de nuestra conciencia y estimulan los impulsos de los nervios, creando una respuesta a las radiaciones invisibles.

Los alimentos que ingerimos también contienen un determinado color de energía interna, que específicamente esta ligado a la energía de cada chakra. Cuando una persona selecciona mucho de lo mismo en su alimentación, puede saturar un chakra, ocasionando que se sintomatice como inflamación, dolor a algúna enfermedad . De la misma manera, cuando no se nutre adecuadamente algún chakra, se crea una deficiencia que puede causar alguna anomalía en el funcionamiento de órganos o sistemas.

Especialmente en la terapia, los colores son utilizados para aplicarlos directamente sobre el cuerpo. Una forma muy conocida son la aplicación de rayos ultravioleta, para eliminar gérmenes y bacterias, así como para calmar algún dolor o inflamación en músculos o tendones. Actualmente se ha estudiado las diferentes frecuencias en que vibran los colores y los efectos que tienen cuando se aplican directamente sobre la piel, especialmente en puntos de acupuntura, logrando calmar en casos de dolor, relajar en casos de estrés, optimizar en casos de depresión o tristeza, activar el sistema inmunológico en casos de infección, fortalecer en casos de debilidad, equilibrar desajustes emocionales, entre otros.

Los colores son herramientas muy útiles y a través de la terapia se obtiene ayuda tanto en Ios niveles físico, mental y emocional. Es de gran utilidad conocer las propiedades, vibraciones e influencia que ejercen los colores, para así combinarlos de la forma mas adecuada. Por tanto la cromoterapia consiste en utilizar el color para tratar enfermedades físicas y trastornos emocionales. Reúne aportaciones de la psicología, medicina, arte y física. Los colores tienen la capacidad de calmar, inspirar, excitar, equilibrar o alterar nuestras percepciones, lo cual llevó a considerarlos como instrumentos terapéuticos por sí mismos. Cada color emite unas vibraciones características que nos llegan de distinta manera y producen efectos diferentes.

En el siglo IX escribió sobre las propiedades del color en el tratamiento de las enfermedades. Aunque durante unos siglos la cromoterapia estuvo olvidada, en el siglo XVIII científicos y filósofos se interesaron por ella y en el siglo XX empezó a utilizarse de nuevo con fines terapéuticos. Una gran aportación fue el test del color de Lüsher, que estudiaba la influencia de los colores en las diferentes partes del sistema nervioso autónomo, el metabolismo y las secreciones glandulares. El estudio del espectro solar mostró que está compuesto por una infinidad de matices luminosos y Newton en 1666 demostró que la luz blanca se podía descomponer en los siete colores que percibimos a través de la vista. Se puede decir que los colores son la parte visible para el ser humano de la radiación solar. Entre las radiaciones no visibles se encuentra los rayos infrarrojos, la electricidad, las radiaciones ultravioletas, los rayos x, las radiaciones nucleares, etc.

Se debe utilizar el color deseado en una zona concreta del cuerpo. Se aplica una sesión diaria de unos 3 minutos. Tras 15 días de tratamiento empiezan a notarse sus efectos.