IIº FORO MUNDIAL SOBRE SABIDURÍAS ANCESTRALES

LAS CIENCIAS SOCIALES FRENTE A LOS SABERES DE LOS OTROS

DECLARACIÓN

El Grupo Nadir, en conjunto con la Comunidad Janajpacha de Bolivia y la Universidad Nacional Tres de Febrero (UNTREF), esta última por medio de la Maestría en Creación Musical, Nuevas Tecnologías y Artes Tradicionales y la licenciatura en Música Autóctona, Clásica y Popular de América, unidos a todos los docentes universitarios de Ciencias Sociales y Humanas de Nuestra América y otras partes del mundo que la suscriben, en este IIº Foro Mundial sobre Sabidurías Ancestrales, realizado en este día 24 de noviembre del año 2018, en el Auditorio de Caseros II de la Universidad Nacional Tres de Febrero (UNTREF), situado en la localidad de Caseros, Provincia de Buenos Aires, de la República Argentina, DECLARAN:


1) Que ninguna cultura agota la sabiduría, por lo que el desafío de la interculturalidad debe por fuerza poner en un plano igualitario a las Ciencias Sociales y Humanas de Occidente con los saberes ancestrales de los otros pueblos y civilizaciones del mundo si pretende ser fiel al mismo. Los arduos debates de los procesos constitucionales de Bolivia y Ecuador pusieron esto de manifiesto, pues son las normativas originadas en esos otros saberes menospreciados los que más asombraron al mundo, como la consagración del Sumaj Kausay y de los Derechos de la Naturaleza, los que realizan una fusión entre el mundo moderno de los derechos humanos y los derechos de la Madre Tierra, a la que nadie puede hacer concesiones jurídicas, por ser la fuente misma de todos los deberes y todos los derechos.

2) Que la Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural, aprobada en octubre de 2001, difícilmente podrá instrumentarse sin el establecimiento de un verdadero diálogo intercultural, como expresión de un pluralismo que se enuncia en su Art. 2. Por definición, éste precisa, para ser tal, desarrollarse sobre un plano simétrico, de igualdad. O sea, las Ciencias Sociales y Humanas deben aceptar la plena validez en su propio campo de los saberes de las otras culturas y civilizaciones, de modo que puedan así ser citados sin objeciones en los trabajos académicos. Lo que los distingue radicalmente es que mientras las primeras se conforman con la suma de teorías y pensamientos de autores específicos, citados con su nombre, y que juegan su prestigio en lo que dicen, los saberes de los otros pueblos son por lo general colectivos y con frecuencia hasta milenarios, y quienes los esgrimen no se consideran autores, sino intérpretes de un legado ancestral transmitido y enriquecido por tradición oral, cuya fuerza radica no en la trayectoria académica de un autor, sino en formar parte de un sistema simbólico compartido a menudo por millones de personas, como en los casos del pensamiento andino, la India y China. Pero ello, en vez de consagrar su prestigio con la pátina de los siglos, suele ser causa de menosprecio y de su exclusión del campo académico, fundado en la escritura, lo que impide la concertación de conceptos, objetivos y políticas que afiancen a nivel mundial la diversidad cultural, tal como lo pide el Art. 12, inc. b, de la mencionada Declaración.

3) Que se proclama el pluralismo cultural y hasta se muestra a menudo avidez por recibir desde el mundo mal llamado “periférico” propuestas alternativas que inyecten sangre nueva a los sistemas anquilosados, que ya muy poco tienen que ofrecer, pero los discursos que expresan esta diferencia son recibidos por el pensamiento académico con recelo y hasta como hijos de la superstición, por alejarse de los paradigmas conceptuales y metodológicos que se presentan como universales, sin que ningún cónclave mundial los haya reconocido como tales, y que se impusieron junto con el capitalismo. Además, si esos valores aspiran a ser aceptados y divulgados, deberán expresarse en las lenguas europeas dominantes y encorsetarse en las construcciones racionalistas de las Ciencias Sociales, reacias al pensamiento simbólico, que es el preferido por los demás pueblos del mundo, por ser más humano y poético, y también por estar más cerca de lo real. Al proceder así, las Ciencias Sociales, aun cuando digan defender los derechos de estas sociedades marginadas, terminan legitimando la misión civilizadora de Occidente y sirviendo al pensamiento único por una vía elíptica. Sólo profundizando en las particularidades históricas y buscando entre ellas los nexos que permitirán construir una plataforma de diálogo, se podrá servir a la causa de la libertad y de una humanidad que hoy parece correr hacia el abismo, por un irracionalismo extremo disfrazado de racionalidad económica. Muchos intelectuales de la región se ocupan así de consolidarlo, en vez de ponerse a definir un proyecto latinoamericano, cimentado en el pensamiento histórico de la región y no en categorías y paradigmas producidos en otros contextos socio-culturales, que por lo general sirven a la dominación.

4) Que se ha definido a la filosofía, por su base etimológica griega, como “amor a la sabiduría”, y los mismos griegos aceptaban que ésta no pertenecía sólo a los filósofos reconocidos como tales, sino a todo ser humano. Deja así de ser sabio quien afirma como científico a su propio pensamiento y relega a los saberes de los otros a la esfera de la ficción, e incluso de la superstición. El hecho de afirmar la verdad de estos últimos no debe entonces interpretarse como la negación de las Ciencias Sociales y Humanas, sino como la instauración de una honesta plataforma de diálogo entre los conocimientos aceptados como científicos por Occidente y esos “saberes subyugados”. Es justamente la deconstrucción del saber dominante lo que permitirá reconstruir y salvaguardar esas sabidurías ancestrales, de las que hoy depende el futuro del planeta Tierra.

5) Más que nunca, se presenta hoy la necesidad de extremar el pensamiento crítico en torno al papel de los científicos sociales, y de los intelectuales en general, frente a una globalización neoliberal que no sólo borra la memoria de los pueblos, sino que destruye los más caros valores desarrollados por la especie humana en su ya larga historia. Las Ciencias Sociales no pueden, bajo ningún concepto, ser usadas en vano, como si fueran un arte por el arte mismo, lo que implica sostener la palabra con los actos. En todo momento ha de tener presente que los objetos de estudio son también sujetos históricos y de conocimiento, y antes que eso, seres humanos que padecen injusticias y sostienen reivindicaciones radicales, que permiten tocar fondo en la triste realidad que nos agobia, la que para insistir con sus vesánicos modelos no vacila en apelar al etnocidio y el ecocidio.

6) Que establecer una simetría entre las ciencias humanas occidentales y los otros saberes no legitimados por ella implica que puede ser tan válido citar a Kant y Hegel como a los guaraníes y kollas, pueblos cuya concepción del mundo y el lenguaje son profundamente filosóficas y hasta desestabilizadoras de muchas concepciones. Sus armas principales son las metáforas y la poesía, que calan hondo, porque la palabra viva, respaldada por un cuerpo, es la preferida por los otros saberes. Más que una realidad pretendidamente objetiva, ella refleja una sensibilidad, un modo de sentir la vida, el mundo y la propia cultura. Además, este lenguaje simbólico no se opone al conceptual, sino que más bien lo complementa, a la vez que evita sellar la clave única, o última, de las cosas. Más bien gira a su alrededor, para enriquecerlas y no para acabar con sus encantos y misterios desde una racionalidad monocultural que exige al saber un rigor especial, imponiendo cánones exclusivos tanto para la producción de conocimientos como para la creación artística, de modo que no existe lo que esos cánones no legitiman.


7) Que es preciso instaurar nuevos procesos de producción y de valoración de conocimientos válidos, científicos y no científicos, tomando como base las prácticas de las clases y grupos sociales que han sufrido de manera sistemática las injustas desigualdades y las discriminaciones causadas por el capitalismo y el colonialismo. El conocimiento llamado científico es un saber más, y no hay por otra parte un solo conocimiento científico, pues todos, en mayor o menor grado lo son, en la medida en que aporten al Buen Vivir, ese fundamento filosófico generado por la civilización andina.

Buenos Aires, 24 de noviembre de 2018


Ilustraciones del documento a cargo de Enrique Salvatierra

IIº FORO MUNDIAL SOBRE SABIDURÍAS ANCESTRALES

FIRMANTES DE LA DECLARACIÓN

Quienes firman esta Declaración pertenecen en su totalidad a 83 universidades y centros de investigación de tercer nivel de diversos países del mundo que trabajan en el campo de las Ciencias Sociales y las Humanidades. Entendemos que por ser los sectores académicos los que desconocen y relegan a los saberes ancestrales de los otros pueblos y civilizaciones, el reconocimiento que se precisa para tornar posible un diálogo intercultural en paridad de condiciones que aquí se propugna debe provenir de ellos mismo, y no de afuera.

Boaventura de Sousa Santos, sociólogo y jurista, Universidad de Coimbra, Portugal, y University of Wisconsin-Madison, USA.

Eugenio Raúl Zaffaroni, Ciencias jurídicas, Universidad de Buenos Aires.

Ticio Escobar, ciencias de la cultura y el arte, Universidad Católica de Asunción, UNTREF (Honoris causa), Paraguay.

Dr Roberto H. Esposto, Spanish & Latin American Studies Program, School of Languages & Cultures, The University of Queensland, Australia.

Diego Jaramillo Delgado, doctor en Estudios Latinoamericanos, Universidad del Cauca, Popayán (Colombia).

Stefano Varese, firmante de la Declaración de Barbados (1976), profesor emérito de la University of California, Davis, USA.

Roberto Fernández Retamar, Presidente de la Casa de las Américas, La Habana (Cuba)

Miriam Gomes, originaria de Cabo Verde, Metodología y Crítica Histórica de la Literatura, Universidad Católica Argentina, Ciudad de Buenos Aires.

Mabel Franzone, filosofía, Universidad de la Sorbona, París, y Universidad Nacional de Salta, Argentina.

Hugo Biagini, Filósofo, Universidad de La Plata, Pcia de Buenos Aires.

Enrique del Percio, Sociología jurídica y de la dominación, Universidad de Buenos Aires.

Dina Picotti, Dra en Filosofía, Universidad Nacional Sarmiento, Pcia de Buenos Aires.

Luis Alberto Reyes, Doctor en Filosofía y profesor en el Doctorado de Ciencias Humanas, Universidad Nacional de Catamarca.

Atilio Boron, politólogo, Universidad de Buenos Aires y Universidad de Avellaneda (Pcia de Buenos Aires).

Juan Falú, músico y licenciado en música en la Universidad de San Martín, Pcia de Buenos Aires.

Camila Juárez, Doctora en Música y Lenguajes Artísticos, Universidad de Avellaneda, Pcia de Buenos Aires.

Edith Le Bas, Filosofía de la Ciencia y Semiótica de los Medios de Comunicación, Universidad de Morón, Pcia de Buenos Aires.

Ricardo Santillán Güemes, antropólogo, Universidad de La Plata y Universidad Nacional de las Artes, Buenos Aires.15

Julio Rodríguez Anido, politólogo, Universidad Autónoma de Zacatecas, México.

Alejandro Iglesias Rossi, director de la licenciatura de Música Autóctona, Clásica y Popular de la UNTREF, Caseros, Pcia de Buenos Aires.


Juan Pablo Nicoletti, Coordinador de la licenciatura de Música Autóctona, Clásica y Popular, UNTREF, Caseros, Pcia de Buenos Aires.

Alex Ibarra Peña, filósofo, Universidad Católica Silva Enríquez, Santiago (Chile).

Fernando Buen Abad Domínguez, Director del Instituto de Cultura y Comunicación, Universidad Nacional de Lanús (Pcia. De Buenos Aires).

Daniel Ríos, docente e investigador de la Universidad Nacional de Avellaneda, Pcia de Buenos Aires.

Hugo Chumbita, Historia Regional Argentina, Universidad Nacional de las Artes, Ciudad de Buenos Aires.

Manuel Fontenla, cátedra de Pensamiento Indígena y Latinoamericano, Universidad Nacional de Catamarca, Argentina.

Mónica Rufino, doctorada en filosofía de la cultura, Universidad Nacional de Tucumán.

Cristina Doménech, docente en Literatura, Universidad de San Martín, Pcia de Buenos Aires.

Antonio Enrique Kinen, profesor emérito en Filosofía Latinoamericana y del Lenguaje de la Universidad Nacional de Santiago del Estero.

Manuel Kingman, Artes Visuales, Pontificia Universidad Católica de Ecuador, Quito.

Bertold Bernreuter, filósofo, Universidad Nacional Autónoma de México, Ciudad de México.

Sofía Reding, Centro de Investigaciones de América Latina y el Caribe, Universidad Nacional Autónoma de México, Ciudad de México.

Héctor Eduardo Luna López, Historia de la Filosofía y Filosofía Mexicana, Universidad Nacional Autónoma de México, Ciudad de México.

Eduardo Sarmiento Gutiérrez, profesor de Epistemología de las Ciencias Sociales en la UNAM y en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Iztapalapa, Ciudad de México.

Leo Gabriel, antropólogo, Instituto de Investigaciones Interculturales y de Cooperación, Viena (Austria).

Benjamín Maldonado Alvarado, Universidad Pedagógica Nacional, Unidad Oaxaca, México.

Esteban Krotz, antropólogo y filósofo, Universidad Autónoma de Yucatán, México.

Ella F. Quintal Avilés, antropóloga social, Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Mérida, Yucatán (México).

María Luisa de la Garza Chávez, Filosofía de la Cultura y Metodología de la Investigación en Música. Universidad de Ciencias y Artes, San Cristóbal de las Casas, México.

Salomón Nahmad Sitón, antropólogo, profesor e investigador en el CIESAS- Pacífico Sur, Oaxaca, México.

Abraham Nahón, doctor en Sociología, investigador sobre Arte y Sociología en el Instituto de Investigaciones en Humanidades, Universidad Autónoma Benito Juárez, Oaxaca, México.

Silvia Graciela Álvarez Litben, Antropóloga Social y Cultural, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad Autónoma de Barcelona.

Jorge Marcos Pino, antropólogo y arqueólogo, Universidad de Harvard y Escuela Superior Politécnica del Litoral, Guayaquil, Ecuador.

Marco Antonio Alvarado López, artista plástico y profesor de Artes Visuales, Universidad de las Artes, Guayaquil, Ecuador.

Eduardo Molinari, docente e investigador del Departamento de Artes Visuales de la Universidad Nacional de las Artes, Ciudad de Buenos Aires.

Jaime Sánchez, docente en Artes Plásticas, Pontificia Universidad Católica, Quito, Ecuador.

Nathalie Goldwaser, doctorada en ciencias de las artes en la Sorbona, París, y en ciencias sociales en la Universidad de Buenos Aires.

Juan Proaño Salgado, sociólogo, investigador de historia y etnohistoria desde la perspectiva del Buen Vivir, Escuela Superior Politécnica del Litoral, Guayaquil, Ecuador.

Natalia Marcos Ruiz, socióloga, docente e investigadora sobre política y cultura en América Latina de la Universidad de las Artes, Guayaquil, Ecuador.

Paola de la Vega, Gestión Cultural y Políticas Culturales, Universidad Andina Simón Bolívar, Quito, Ecuador.

Christian Viteri Chávez, Director de la licenciatura de Artes Plásticas, Universidad Central del Ecuador, Quito.

Angélica Alonato Cumanicho, artista plástica y profesora de cerámica de la Facultad de Artes de la Universidad Central del Ecuador, Quito.

Omar Olivo del Olmo, investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), México.

Edmundo Aguilar, profesor de etnología e historia, Escuela Superior Politécnica del Litoral, Guayaquil, Ecuador.

María Teresa Galarza, profesora de Historia del Arte en la Universidad Central del Ecuador, Quito.

Xavier Blum, artista y profesor de artes, Universidad Casa Grande, Guayaquil, Ecuador.

Roberto Calle Barreto, artista plástico, docente e investigador de la Facultad de Artes de la Universidad Central del Ecuador, Quito.

María de Nazaré da Rocha Penna, doctorada en Estudios Latinoamericanos en la UNAM, Facultad del Vale do Jaguaribe, Ceará, Brasil.

Josefina Racedo, educación popular latinoamericana, CERPACU, Universidad Nacional de Tucumán.

Annel del Mar Mejías Guiza, etnóloga y comunicadora social, Universidad de los Andes, Mérida, Venezuela.

Héctor Ariel Olmos, Institucionalidad y Políticas Culturales, Diversidad Cultural e Inclusión Social, Universidad Nacional de las Artes (Ciudad de Buenos Aires) y Universidad Nacional de Avellaneda (Pcia de Buenos Aires).

Ezequiel Maldonado, profesor-investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Azcapotzalco, en literaturas indígenas mexicanas contemporáneas (Ciudad de México).

Alberto Hijar Serrano, investigador en el campo de las artes plásticas del Centro de Investigación de Artes Plásticas (CENIDIAP) del Centro Nacional de las Artes (Ciudad de México).

Concepción Álvarez Casas, doctorada en ciencias sociales en la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), donde investiga las relaciones de género en el campo de las Letras y de los movimientos sociales.

Leonel Durán, investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia, (INAH), Ciudad de México.

Carlos Bonfim, docente e investigador en la Universidade Federal do Bahía (Brasil).

Mario Vilca, prof. adjunto de la cátedra de Pensamiento y Cultura Andina en la licenciatura de Historia y JTP y en la cátedra de Antropología Filosófica de la carrera de Educación para la Salud, de la Universidad Nacional de Jujuy.

Pablo Tovillas, politólogo, UBA-Institut d’ Études Politiques (París, Francia).

Matilde Ampuero, estudios de comunicación, gestión cultural y curaduría artística, Universidad de las Artes (Guayaquil, Ecuador).

Carmen Teresa García Ramírez, socióloga, directora del Departamento de Antropología y Sociología de la Universidad de los Andes (Mérida, Venezuela).

Rosa Iraima Sulbarán Zambrano, musicóloga de la Universidad Kardova de Praga (República Checa) y Dra de Antropología de la Universidad de los Andes (Mérida, Venezuela).

Alcira Argumedo, Facultad de Filosofía y Letras y Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Adolfo Cáceres Romero, escritor y catedrático de Literatura Latinoamericana de la Facultad de Humanidades de la Universidad Mayor de San Simón, Cochabamba (Bolivia).

Daniel Mato, Cátedras de Educación Superior y de Pueblos Indígenas y Afrodescendientes en América Latina (UNESCO-UNTREF, Pcia de Buenos Aires).

Mercedes Abreo, magíster en Psicología Clínica y de Familia, Universidad Santo Tomás (Bogotá, Colombia).73

Celia Claudia Salomón Tarquini, doctorada en Historia, profesora de la Universidad Nacional de La Pampa e investigadora del CONICET (Argentina).

Juan Carlos Sillas Casillas: Metodología de Investigación en Licenciatura y Doctorado. Institución: ITESO. Guadalajara, Jalisco (México).

Lic. Paula Ramírez: cátedras Didáctica General e Interculturalidad y Educación. Universidad Nacional del Comahue, Bariloche (Argentina).

Joana Célia dos Passos: Universidade Federal de Santa Catarina, Brasil.

Antonio H. A. Urquiza. Universidad Federal de Mato Grosso do Sul / Facultade de Ciências Humanas, Brasil.

Dr. Renato Athias, antropólogo, Director del Núcleo de Estudios y Investigaciones sobre Etnicidad (NEPE) de la Universidad Federal de Pernambuco (Brasil).

Ana Valeria Hanne : Dra. en Educación, docente de la Universidad Nacional de Salta, becaria posdoctoral de CONICET (Argentina).

Álvaro Guaymás, aymara de Argentina, Coordinador del Profesorado de Educación Intercultural Bilingüe, Instituto de Estudios Superiores N° 6049, Salta (Argentina).

Estela Miranda: Política Educacional y Legislación Escolar. Seminario de Educación Superior Comparada, Universidad Nacional de Córdoba.

Francisco Tamarit: Coordinador General de la Conferencia Regional de Educación Superior para América Latina y el Caribe 2018, Universidad Nacional de Córdoba-CONICET (Argentina).

Dra Adir Casaro Nascimiento, Programa de Pós-Graduação em Educação, catedrática de la Universidad Católica Don Bosco, Campo Grande (Brasil).

Dr. Wagner Roberto do Amaral: Profesor do Departamento de Serviço Social e do Programa de Pós-Graduação em Serviço Social e Política Social, Universida-

de Estadual de Londrina (Brasil).


Laura Catelli: Universidad Nacional de Rosario/CONICET. Centro de Investigaciones y Estudios en Teoría Poscolonial, Facultad de Humanidades y Artes, Universidad Nacional de Rosario (Argentina).

César Marchesino: Director Programa DDHH Facultad Filosofía y Humani-dades. Profesor Asistente en la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba en Filosofía de la Educación y Epistemología de las Ciencias Sociales. Profesor titular de Filosofía y Educación en dicha universidad.

Susana Ivonne Riquelme Parra, analista de Estudios, Dirección General de Análisis Institucional, Universidad del Bío-Bío, Concepción, Chile.

Amílcar Forno Sparosvich, Depto de Educación, Director del Programa de Estudios Indígenas e Interculturales, Universidad de Los Lagos, Osorno, Chile.

José Manuel Del Val Blanco: Etnologo, Director del Programa Universitario de Diversidad Cultural y la Interculturalidad, Universidad Autónoma de México.

Gloria Verónica Sammartino: Antropóloga, Socioantropología, Escuela de Nutrición, Universidad de Buenos Aires.

Ildefonso Palemón Hernández Silva: Rector de la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo. Vicepresidente de la Asociación Nacional de Universidades Interculturales de México

Eugenia Legorreta: Programa de Interculturalidad y Asuntos Indígenas. Universidad Iberoamericana (México).

Aarón Milkay Bañay: Licenciado en Antropología Social, becario doctoral del CONICET, Programa de Posgrado de Antropología Social. Universidad Nacional de Misiones (Argentina).

Camila Irupé Núñez: Secretaria de Investigación de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades, Universidad Nacional de Misiones (Posadas, Argentina).

Gustavo Verdesio: Profesor adjunto de Estudios Coloniales Latinoamericanos y Estudios Indígenas, Universidad de Michigan, USA.

Xinia Zuñiga Muñoz: Investigadora del Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo, Universidad Estatal a Distancia, Costa Rica.

Fernando Ignacio Salmerón Castro: Profesor- Investigador en Antropología y Sociología, Sociología y Antropología del Desarrollo, Antropología Política y Educación Intercultural, Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), México.

Esteban Emilio Monsoyi: Dr. Ciencias Sociales, Profesor de Lenguas Indígenas y Jefe de Cátedra de Lingüística de la Escuela de Antropología de la Universi-dad Central de Venezuela.

María Aparecida Bergamaschi, investigadora y profesora de educación indígena, Universidade Federal de Rio Grande do Sul, Brasil.

Lucrecia Petit, docente e investigadora en psicología social comunitaria, Universidad de Buenos Aires.

Jorge Dubatti, director del Instituto de Artes del Espectáculo, Universidad de Buenos Aires.

José Alejandro Tasat, Director del Programa de Pensamiento Americano, UNTREF.

Julieta Masimbe, especialista en arte africano y Directora del Museo Nacional de Arte, Maputo (Mozambique).

Silvia Valiente, CONICET-Catamarca y Universidad Nacional de Córdoba.

Jorgelina Bertea, CONICET-Universidad Nacional de Córdoba.

María Rebeca Padilla de la Torre, Comunicación para el Desarrollo y el Cambio Social, Universidad Autónoma de Aguascalientes (México).

Norma Isabel Medina Mayagoitia, Comunicación Educativa, Universidad Autónoma de Aguascalientes (México).

Magdalena Aranda, Estudios de Género, Universidad Autónoma de Aguascalientes (México).

Leticia Castillo Quiñónez, docente de Sociología, Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (México).

Carolina Wajnerman, psicología comunitaria, Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA).

Enrique E. Rodríguez Tosto, director del Departamento de Medicina Integrativa, Universidad Maimónides, Buenos Aires.

Carmelo Sardinas Ullpu, profesor de Lengua y Cultura del Tawantinsuyu, Universidad Nacional de La Matanza, Pcia de Buenos Aires.

Dr. Renato Athias, antropólogo, Director del Núcleo de Estudios e Investigaciones sobre Etnicidad (NEPE) de la Universidad Federal de Pernambuco (Brasil).

Ana Valeria Hanne, doctora en Educación, docente de la Universidad Nacional de Salta, Becaria Posdoctoral del CONICET (Argentina).

Álvaro Guaymás, aymara de Argentina, Coordinador del Profesorado de Educación Intercultural Bilingüe, Instituto de Estudios Superiores N° 6049, Salta (Argentina).

Francisco Tamarit: Coordinador General de la Conferencia Regional de Educación Superior para América Latina y el Caribe 2018, Universidad Nacional de Córdoba-CONICET (Argentina).

Dra Adir Casaro Nascimiento, Programa de Pós-Graduação em Educação, catedrática de la Universidad Católica Don Bosco, Campo Grande (Brasil).

Dr. Wagner Roberto do Amaral, profesor do Departamento de Serviço Social e do Programa de Pós-Graduação em Serviço Social e Política Social, Universi- dade Estadual de Londrina (Brasil).

Soledad Márquez: Lic. En Ciencias de la Comunicación, Análisis Institucional, Universidad de Buenos Aires. Especialización en Política y Gestión Universitaria, UNGS, Maestranda en Ciencias Sociales con orientación en Educación, FLACSO.

ORGANISMOS CIENTÍFICOS INVOLUCRADOS

UNESCO

Universidad de Buenos Aires

Universidad de la Sorbona (París, Francia)

Universidad Tres de Febrero (Caseros, Pcia de Buenos Aires)

Universidad Nacional de las Artes (Ciudad de Buenos Aires)

Universidad de Harvard (USA)

Casa de las Américas (La Habana, Cuba)

Universidad del Cauca (Popayán, Colombia)

Universidad de Michigan (USA)

Institut d’ Études Politiques (París, Francia)

Universiy of California, Davis, Department of Natives American Studies (San Francisco, USA)

Universidad Karlova (Praga, República Checa)

Universidad de San Martín (Pcia de Buenos Aires)

Universidad Nacional de Avellaneda (Pcia de Buenos Aires)

Universidad Autónoma de Zacatecas (México)

Universidad Nacional de Tucumán

Universidad de Morón (Pcia de Buenos Aires)

Universidad Nacional de Salta

Universidad Nacional de Catamarca

The University of Queesland (Australia)

Universidad de Coimbra (Portugal)

University of Wisconsin-Madison (USA)

Universidad Católica de Asunción (Paraguay)

Universidad Nacional Sarmiento (Pcia de Buenos Aires)

Museo Nacional de Arte (Maputo, Mozambique)

Universidad Nacional de Lanús (Pcia de Buenos Aires)

Universidad Católica Silva Enríquez (Santiago de Chile)

Universidad de La Plata (Pcia de Buenos Aires)

Universidad Nacional de Santiago del Estero

Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Guayaquil

Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Quito

Universidad Nacional Autónoma de México (Ciudad de México)

Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa (Ciudad de México)

Universidad Católica Argentina, Buenos Aires

Instituto de Investigaciones Interculturales de Cooperación, Viena (Austria)

Universidad Central del Ecuador

Instituto Nacional de Antropología e Historia (Ciudad de México)

Universidad de las Artes (Guayaquil, Ecuador)

CIESAS, Unidad Pacífico Sur (México)

Escuela Superior Politécnica del Litoral (Guayaquil, Ecuador)

Universidad Autónoma Benito Juárez (Oaxaca, México)

Universidad Pedagógica Nacional, Unidad Oaxaca (México)

Universidad Autónoma de Yucatán (México)

Instituto Nacional de Antropología e Historia, Mérida, Yucatán (México)

Universidad Autónoma de Barcelona (Cataluña)

Universidad Casa Grande (Guayaquil, Ecuador)

Facultade del Vale do Jaguaribe (Ceará, Brasil)

Universidad Andina Simón Bolívar (Quito, Ecuador)

Universidad de los Andes (Mérida, Venezuela)

Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Azcapotzalco (Ciudad de México)

Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco (Ciudad de México)

Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes

Plásticas (CENIDIAP), del Centro Nacional de las Artes (Ciudad de México)

Universidad Pedagógica Nacional, Unidad Oaxaca (México)

Universidad Federal de Bahía (Brasil)

Universidad Nacional de Jujuy

Universidad Mayor de San Simón (Cochabamba, Bolivia)

Universidad Santo Tomás (Bogotá, Colombia)

Universidad Nacional de La Pampa (Argentina)

CONICET (Argentina)

Profesorado de Educación Intercultural Bilingüe, Instituto de Estudios Superiores, Salta (Argentina)

ITESO, Guadalajara, Jalisco (México)

Universidad Nacional del Comahue, Bariloche (Argentina)

Universidad Nacional de Santa Catarina (Brasil)

Universidade Federal de Pernambuco (Brasil)

Universidade Católica Don Bosco, Campo Grande (Brasil)

Universidade Estadual de Londrina (Brasil)

Universidad Nacional de Misiones (Argentina)

Instituto de Estudios Superiores (Salta, Argentina)

Universidad Nacional de Córdoba (Argentina)

Universidad Central de Venezuela (Caracas, Venezuela)

Universidad Estatal a Distancia (Costa Rica)

Universidad Iberoamericana. (México)

Universidad de Los Lagos, Osorno, Chile

Universidad del Bío-Bío, Concepción, Chile

Universidad de Los Andes, Mérida (Venezuela)

Universidad de Ciencias y Artes, San Cristóbal de Las Casas (Chiapas, México)

Universidade Federal de Rio Grande do Sul (Brasil)

Universidad Autónoma de Aguascalientes (México)

Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (México)

Universidad Maimónides, Buenos Aires

Universidad Nacional de La Matanza, Pcia de Buenos Aires

GRUPO DE TRABAJO

Adolfo Colombres

Carolina Wajnerman

Leonardo Cavalcante

Soledad Márquez

María Celeste Gomiz

María Sol Colombres

Mara Gassibe

Juan Vila Pérez

Juan Pablo Nicoletti

Luis Espinoza

Wayra Espinoza

Jonathan Corzo

María Emilia Sosa Cacace

Melissa Fosse