Somos

Somos una familia.

Como la humanidad toda lo es.

Unos se dan cuenta antes, otros después.

Hemos elegido dar Vino al que tiene sed y Pan al que tiene hambre.

Recolectamos de la Tierra su alimento y así,

damos forma al aire que conforma el pensamiento.

Del jugo de sus frutos llenamos la copa que nos desciende el sentimiento,

y así, los ríos todos de la Tierra se hacen uno en el Mar de la calma y el ejemplo.

Sobre nosotros brilla desde el Cielo el Aliento que unifica nuestra fuerza y nuestro intento

cuando respiramos conscientes la inspiración descendida de lo eterno.

Somos una familia que germina y ofrece, que con el calor de su fuego promete

ser red de micorrizas que encienda de Luz y color a esta humanidad

en su despertar como Alma, en su habitar como organismo unificado…

bajo el bosque del Árbol de la vida.