La ciudad y Alojamiento

La ciudad de Donostia-San Sebastián está situada en el País Vasco, al norte de España, y es conocida por sus magníficos paisajes y gastronomía, siendo además un famoso lugar de veraneo desde 1893, fecha en que la reina Maria Cristina empezó a veranear en ella, poniéndola de moda. El auge de la ciudad a comienzos del siglo XX, en plena Belle Epoque, hizo que por nuestra ciudad desfilaran grupos de Cake Walk y Charleston desde Francia y que incluso Josephine Baker recalara entre nosotros. El Festival Donosti Belle Swing quiere hacer homenaje a esta época con su nombre.

A continuación os proporcionamos la información más imprescindible pero si queréis ampliarla, podéis visitar la página oficial de la oficina de Turismo de la ciudad en ella podéis encontrar todo tipo de información sobre visitas guiadas, museos, restaurantes, etc.

Cómo llegar

Si vienes al festival en avión, lo más práctico es volar al aeropuerto de Loiu en Bilbao y desde el mismo tomar un autobús lanzadera hasta San Sebastián que tarda 75 minutos. Otra posibilidad, dependiendo desde donde vengas, es volar al más pequeño y cercano aeropuerto de San Sebastián a sólo media hora de la ciudad (EAS, en Fuenterrabía).

Información sobre autobuses desde ambos destinos en la página de PESA.

Dónde dormir

Podemos recomendar los siguientes alojamientos, algunos de los cuales ofrecerán un descuento para asistentes al Festival Donosti Belle Swing (recibirás el código de descuento con la confirmación de tu inscripción).

Por favor, tened en cuenta que el festival se desarrolla a lo largo de un puente, por lo que es muy probable que las plazas hoteleras se agoten con mucha antelación, así que os recomendamos que reservéis la vuestra lo antes posible. ¡No esperes al último momento para buscar alojamiento!

Somos una comunidad pequeña, por lo que las opciones de hosting serán limitadas y se distribuirán por orden de inscripción.

A Room in the City

A Room in the city es un nuevo Hostel en pleno centro de Donostia-San Sebastián que ofrece modernas habitaciones privadas y compartidas con capacidad desde 4 a 12 personas a precios muy asequibles. Está emplazado en un antiguo convento y lleno de espacios compartidos, terraza, exposiciones, bar, etc.


Estarás a 15 minutos a pie tanto del Palacio Miramar (clases y fiesta del viernes) como del Kursaal (fiesta del sábado).

Reserva online. (Precio más barato en página web del hostal)

Hostal Koisi

El hostal Koisi es otro hostal nuevo, con habitaciones individuales, dobles y compartidas (4, 6, 8 camas). Está cerca del Palacio Miramar, a unos 10 minutos a pie, mientras que al Kursaal puede llegarse en unos 10-15 minutos en transporte público (o en 40 minutos, por el paseo de la Concha).

Reserva online. (Descuento para participantes del festival. Mencionar al reservar)

Hotel Zaragoza Plaza

El Hotel Zaragoza Plaza está en el centro de Donostia-San Sebastián (muy cerca de A Room in the City) y ofrece habitaciones individuales y dobles a precios asequibles. Tanto el Palacio Miramar como el Kursaal están a unos 15 minutos andando.

Reserva online. (Descuento a participantes del festival: 5% con código (se incluirá en la confirmación de inscrpción). Sólo será válida para las diez primeras habitaciones reservadas y por un mínimo de dos noches.)


Albergue Juvenil Ondarreta ("La Sirena")

El albergue municipal "La Sirena" ofrece habitaciones compartidas para 2, 4, 6, 8 o 18 personas. Está muy cerca de la playa Ondarreta, y del Palacio Miramar (a unos 10 minutos a pie). Al Kursaal puede llegarse en unos 10-15 minutos en transporte público (o en 40 minutos, paseando por las fabulosas playas de Ondarreta y la Concha).

Reserva Online.

Dónde comer

Seguramente hayas oído hablar acerca de la fama de San Sebastián en el aspecto gastronómico.

Con tres restaurantes galardonados con tres estrellas Michelin (Arzak, Akelarre y Martin Berasategui) y uno con dos (Mugaritz), es la segunda ciudad del mundo con más estrellas Michelin por habitante, sólo superada por Kyoto. Además, sus internacionalmente famosos “Pintxos” y cocina en miniatura, así como la calidad media de sus establecimientos hace que comer en Donostia sea una experiencia memorable.

En la página web de Turismo de San Sebastián encontraréis una amplia lista de bares de pintxos pero recordad que el Domingo, antes del clandestino realizaremos una breve ruta por el corazón de la ciudad degustándolos.

Qué ver

La Parte Vieja

La Parte Vieja de Donostia-San Sebastián está al lado del puerto y a los pies del monte Urgull. No puedes marchar sin haber paseado por estas calles y haberte tomado un trago y un pintxo en alguno de los muchos bares de la Parte Vieja.

La calle más conocida es la “31 de Agosto”, que conmemora el día en que, hacia el final de la Guerra Napoleónica, la ciudad fue incendiada por el ejército inglés en 1813. La única calle que quedó intacta fue la calle que más adelante se nombró 31 de Agosto. Tras el gran incendio la ciudad se dio por perdida, pero Donostia resurgió y se expandió hasta convertirse en la ciudad que ves hoy.

Urgull

Urgull es el nombre del monte situado entre la Parte Vieja y el Paseo Nuevo, junto al mar. Se encuentra sobre él la antigua fortaleza de la ciudad: el “Castillo de la Mota” que data del siglo XII. En pocos minutos, dando un agradable paseo desde la “parte Vieja” podemos ascender hasta su mirador en la base del monumento del “Sagrado Corazón” desde donde se pueden disfrutar de unas excepcionales vistas de la ciudad, la bahia de la Concha y los montes que la rodean.

Igeldo

La vista desde Igeldo es una de las postales más famosas de Donostia-San Sebastián. En él se emplaza además un antiguo y encantador parque de atracciones construido en 1912 al que se puede acceder desde un funicular de la misma época. La “Montaña Suiza” construida en 1928 por el ingeniero alemán Erich Heidrich, es la montaña rusa en funcionamiento más antigua del mundo y montarse en ella es una experiencia única e inolvidable.

Peine del Viento

La obra “Peine del Viento” situada al final de la playa de Ondarreta, es un conjunto de esculturas realizadas en acero y fijadas a las rocas de la costa por el afamado escultor vasco Eduardo Chillida. A lo largo de toda la costa del la ciudad, se puede disfrutar de otra obra del mismo autor: “Homenaje a Fleming” y de otras de diversos escultores como Oteiza (“Construcción Vacia” en el paseo Nuevo) o Basterretxea (“Paloma de la Paz” en Sagües).