Tarjetas de crédito

Compara entre las mejores tarjetas de crédito

Tarjetas de crédito

Aunque por norma general no solemos verlas así, las tarjetas de crédito son muy similar a los préstamos personales, ya que ambas ponen a nuestra disposición una línea de crédito. La gran ventaja de las tarjetas de crédito frente a los préstamos personales es que podremos disponer del dinero en el mismo momento que lo necesitamos, evitando solicitudes y esperas (aunque con los servicios de préstamos personales online que existen hoy en día las esperas se reducen al mínimo)

En función del tipo de tarjeta de crédito y las condiciones de la misma, podremos disponer de hasta 10.000€, aunque existen tarjetas con un límite mayor. Este límite va en función de los ingresos que tengamos. El dinero dispuesto con una tarjeta de crédito se puede devolver de tres formas distintas:

  1. Pago a final de mes: esta suele ser la mejor opción ya que no tendremos que pagar ningún interés ni comisión, simplemente aplazamos el pago hasta final de mes de una forma totalmente gratuita.
  2. Pago en cómodas cuotas de un importe fijo: podemos especificar una cifra que pagaremos mensualmente y que deducirá del importe dispuesto.
  3. Pago de un porcentaje del total: en vez de tener un importe fijo mensual será un porcentaje del total del dinero dispuesto.

En definitiva las tarjetas de crédito nos permiten realizar compras sin tener el dinero en efectivo ni en el momento. Actúan como medios de pago habitual para las compras diarias, pero sobretodo de electrónica, ya que el seguro que algunas tarjetas de crédito, cubren daños, robos y desperfectos del dispositivo que hayamos comprado con la misma. También se suelen utilizar mucho para el pago de vacaciones o viajes, ya que la mayoría de tarjetas de crédito del mercado tienen seguros de viaje.

¿Cuáles son las principales funciones de una tarjeta de crédito?

La función clásica de las tarjetas de créditos es la de pagar en establecimientos físicos o virtuales o sacar dinero de un cajero automático. Sim embargo, en las últimas décadas las funciones que podemos realizar con las tarjetas de crédito han ido aumentando y aumentando hasta límites desconocidos para la mayoría de usuarios de las mismas. Vamos a poner un breve resumen sobre las más extendidas y usadas, pero si quieres saber todo lo que puedes hacer con tu tarjeta de crédito te recomendamos que leas el artículo sobre “qué podemos hacer en un cajero automático.”

§ Pagar compras por internet: sobretodo en los últimos años, que ha descendido el miedo a realizar compras online, el uso de la tarjeta para realizar pagos en tiendas virtuales se ha incrementado en un gran porcentaje. Es sencillo y mucho más cómodo. Eso sí, siempre debemos revisar y comprobar que en la tienda que estamos realizando la compra sea segura o conocida con anterioridad.

§ Pagar en tiendas: antes solo podíamos pagar con la tarjeta de crédito introduciéndola en el datáfono, eso ya es historia gracias al sistema nuevo y a la tecnología contactless. Con esta nueva forma con el simple hecho de acercar tu tarjeta por el datáfono se pagará automáticamente, y en caso de que la compra sea inferior a 20€ no te pedirá el pin, agilizando así el pago de pequeñas compras. Además, como hemos podido ver en muchos artículos, el pago con el móvil ha avanzado mucho, y en vez de usar nuestra tarjeta de crédito acabaremos usando todos el móvil para realizar los pagos, sustituyendo las tarjetas de crédito.

§ Sacar dinero de un cajero automático: para este tipo de operaciones se suele usar las tarjetas de débito, pero también podemos usar las de crédito. Obviamente si sacamos dinero con nuestra tarjeta de crédito deberemos de pagar ciertos intereses, que estarán redactados en el contrato de la tarjeta.

§ Realizar traspasos de dinero a una cuenta: con nuestra tarjeta de crédito podemos realizar transferencias de dinero a una cuenta bancaria. Esto suele ser muy útil si no disponemos de dinero suficiente en la cuenta para hacer frente a un pago importante, como puede ser

el de la hipoteca.

§ Otras operaciones: podemos realizar un sinfín de operaciones y trámites con nuestras tarjetas de crédito como pueden ser: compra de entradas, pago de recibos, recargas de saldo del móvil, etc…

¿Dónde encontrar las mejores tarjetas de crédito?

Ahora bien, ¿Dónde podemos encontrar las mejores tarjetas de crédito? Pues en el comparador de tarjetas al principio de esta página tenemos la mejor selección de las tarjetas de crédito que hay en el mercado. Son sin cuotas anuales, con una cantidad de seguros gratuitos bastante amplia, y sin costes de solicitud, tramitación y aceptación, entre otros beneficios.

La solicitud de la misma es totalmente online y muy rápida, con lo que tendremos una respuesta inmediata de si nos conceden o no la tarjeta de crédito. El máximo de la tarjeta de crédito es de 5.000€, con lo que podemos solucionar bastantes situaciones inesperadas, en las cuales necesitamos dinero rápido.

El mejor medio de pago en el extranjero

Las tarjetas de crédito es el mejor método de pago en cualquier punto del extranjero. Gracias a que es el medio de pago más reconocido a nivel mundial, con nuestra tarjeta de crédito podremos realizar pagos en la gran mayoría de comercios del mundo, evitando tener que disponer de dinero en efectivo y realizar los debidos cambios de divisas.

Además las tarjetas de créditos ofrecen un sinfín de ventajas a los viajeros, como por ejemplo descuentos en la compra de billetes o agencias de viajes y sin duda los seguros gratuitos que nos pueden sacar de más de un apuro en el viaje. Otro gran ejemplo de ventaja es que si alquilamos un coche en el extranjero y nuestra tarjeta de crédito dispone de un seguro de vehículo eso que nos ahorramos.

Es aconsejable siempre que viajamos llevar encima más de una tarjeta de crédito, en caso de que una deje de funcionar o se extravié. Y también debemos tener en cuenta si nuestra tarjeta de crédito nos cobra comisiones por sacar dinero en cajeros del extranjero o pagar en establecimientos del extranjero, sobre todo si salimos de la zona euro.

Perdí mi tarjeta de crédito ¿Qué hago?

El hecho de perder la cartera con toda nuestra documentación y nuestras tarjetas de crédito es más fácil de lo que pensamos, y nadie está a salvo de estas desgracias. Por suerte las entidades ofrecen soluciones eficaces y rápidas ante la pérdida o robo de las tarjetas de crédito, de esta manera evitaremos que nadie pueda utilizar nuestras tarjetas.

Lo primero que debemos hacer ante esta situación es ponernos en contacto con la entidad bancaria que nos facilita la tarjeta de crédito para que la bloqueen inmediatamente. Podemos realizarlo por teléfono y en la gran mayoría también podemos realizarlo mediante internet.

Una vez están bloqueadas debemos denunciar ante las autoridades pertinentes la perdida de las tarjetas de crédito, para evitar que si se realiza algún tipo de estafa con ellas se nos culpe a nosotros.

Es aconsejable el comprobar las operaciones realizadas para ver que no se han efectuado ningún tipo de operaciones ni cargos tras la pérdida o robo de la misma. En caso de que si existan cobros podemos anular esos pagos.

Medidas de seguridad

Siempre debemos de tener en cuenta algunas medidas de seguridad básicas para evitar problemas con nuestras tarjetas de crédito:

- No guardar el pin junto con la tarjeta de crédito o en la misma cartera. Siempre se aconseja que cambiemos el pin y no lo guardemos en ningún sitio obvio donde un ladrón podría encontrarlo fácilmente, lo más recomendable es no poner un pin que sea sencillo averiguar: 0000, 1234, o la fecha de nacimiento.

- Bloquear la tarjeta en caso de robo. Como hemos visto es indispensable bloquearla para evitar que nos carguen gastos y cobros innecesarios.

- Tener cuidado con las cajeros automáticos. En caso de que un cajero automático se trague nuestra tarjeta de crédito deberemos informarlo inmediatamente a nuestra entidad, y en caso de que esté cerrada llamar al número de atención al cliente del cajero.

- Usar notificaciones. Si tenemos activadas las notificaciones en nuestra tarjeta de crédito, cada vez que se realice una operación nos llegara un SMS o un correo electrónico. De esta manera podemos darnos cuenta muy fácilmente si alguien está utilizando nuestra tarjeta de crédito sin nuestra autorización y detectarlo antes de que sea demasiado tarde.