MENTORING

MENTORING PARA FACILITADORES

Los médicos también se enferman.

Si eres coach, terapeuta o facilitas algún tipo de proceso de transformación personal, sabrás que hay momentos en los que nos sentimos bloqueados, angustiados, estresados o simplemente el negocio no anda tan bien como quisiéramos.

No pedimos ayuda porque sentimos que tenemos que ser los salvadores y arreglar las vidas de otros, o porque nos preocupa lo que dirían nuestros clientes, pacientes y colegas si se enteran de que acudimos a un terapeuta o facilitador.

Trabajamos tanto oyendo, conteniendo y a veces sin quererlo, hasta recibiendo y cargándonos los problemas y situaciones de nuestros clientes, que a veces parece que no quedara tiempo para que alguien nos ayude con los nuestros.

Nos frustra el ayudar a otros y no tener ayuda y nos preguntamos cómo es que nuestros clientes y colegas se mueven, pero nosotros no tanto…

O quizá queremos mover el negocio a un siguiente nivel y no sabemos cómo lograrlo, porque detrás de esa intención hay peligros que no queremos afrontar.

Hay ocasiones en las que es necesario obtener un punto de vista diferente y trabajar en nosotros, pues nuestro negocio no se moverá y no crecerá si nosotros no lo hacemos primero.


¡PIDE AQUÍ TU SESIÓN !