Caritas Girardot

Bienvenidos al Secretariado Diocesano de Pastoral Social, Caritas Girardot

El Secretariado Diocesano de Pastoral Social /Cáritas Girardot, es un organismo eclesial, sin ánimo de lucro, dependiente de la Conferencia Episcopal que busca dar respuesta a los desafíos que afronta la Iglesia Particular de Girardot. Nuestra formación y actuar siempre son iluminados por el Evangelio, la doctrina social de la Iglesia y el PEIP (Proceso de Evangelización de la Iglesia Particular). La finalidad es consolidar los COPPAS para que como Comités Parroquiales de Pastoral Social se pueda vivir y transmitir en la Iglesia el carácter social de la misericordia y que tal experiencia se extienda a cada una de las comunidades parroquiales que se encuentran en el territorio diocesano de Girardot.

DESCUBRIENDO EL ASPECTO SOCIAL DE LA MISERICORDIA

LA ESPERANZA DE LOS POBRES UNA MIRADA DESDE EL CARÁCTER SOCIAL DE LA IGLESIA

El Papa Francisco ha dado a conocer el mensaje para la III Jornada Mundial de los pobres que tendrá lugar el próximo 17 de noviembre del presente año y cuyo comunicado lo encabeza el título “LA ESPERANZA DE LOS POBRES NUNCA FRACASARÁ” inspirado en el salmo 9, y en el que el Papa afirma: “La fe logra imprimir sobre todo en el corazón de los más pobres devolver la esperanza perdida a causa de la injusticia el sufrimiento y la precariedad de la vida.”

El Obispo de Roma teniendo en cuenta la realidad que viven nuestros hermanos, necesitados de la misericordia de Dios, lamenta las numerosas formas de nuevas esclavitudes a las que están sometidos millones de hombres, mujeres, jóvenes, y niños que carecen de lo necesario y exhorta con contundencia que los pobres sean tratados como desperdicios, sin que exista ningún sentimiento de culpa por parte de aquellos que son cómplices en este escándalo.

III JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES 2019

24 de octubre Día mundial contra el cambio climático

Jean Vanier "El Santo de la puerta de al lado"

Queridos hermanos y hermanas:

He pedido a toda la Iglesia que durante el mes de octubre de 2019 se viva un tiempo misionero extraordinario, para conmemorar el centenario de la promulgación de la Carta apostólica Maximum illud del Papa Benedicto XV (30 noviembre 1919). La visión profética de su propuesta apostólica me ha confirmado que hoy sigue siendo importante renovar el compromiso misionero de la Iglesia, impulsar evangélicamente su misión de anunciar y llevar al mundo la salvación de Jesucristo, muerto y resucitado.

El título del presente mensaje es igual al tema del Octubre misionero: Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo. La celebración de este mes nos ayudará en primer lugar a volver a encontrar el sentido misionero de nuestra adhesión de fe a Jesucristo, fe que hemos recibido gratuitamente como un don en el bautismo. Nuestra pertenencia filial a Dios no es un acto individual sino eclesial: la comunión con Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, es fuente de una vida nueva junto a tantos otros hermanos y hermanas. Y esta vida divina no es un producto para vender —nosotros no hacemos proselitismo— sino una riqueza para dar, para comunicar, para anunciar; este es el sentido de la misión. Gratuitamente hemos recibido este don y gratuitamente lo compartimos (cf. Mt 10,8), sin excluir a nadie. Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad, y a la experiencia de su misericordia, por medio de la Iglesia, sacramento universal de salvación (cf. 1 Tm 2,4; 3,15; Conc. Ecum. Vat. II, Const. dogm. Lumen gentium, 48).


LA ESPERANZA DE LOS POBRES UNA MIRADA DESDE EL CARÁCTER SOCIAL DE LA IGLESIA

El Papa Francisco ha dado a conocer el mensaje para la III Jornada Mundial de los pobres que tendrá lugar el próximo 17 de noviembre del presente año y cuyo comunicado lo encabeza el título “LA ESPERANZA DE LOS POBRES NUNCA FRACASARÁ” inspirado en el salmo 9, y en el que el Papa afirma: “La fe logra imprimir sobre todo en el corazón de los más pobres devolver la esperanza perdida a causa de la injusticia el sufrimiento y la precariedad de la vida.”

El Obispo de Roma teniendo en cuenta la realidad que viven nuestros hermanos, necesitados de la misericordia de Dios, lamenta las numerosas formas de nuevas esclavitudes a las que están sometidos millones de hombres, mujeres, jóvenes, y niños que carecen de lo necesario y exhorta con contundencia que los pobres sean tratados como desperdicios, sin que exista ningún sentimiento de culpa por parte de aquellos que son cómplices en este escándalo.

Francisco nos invita para que la Jornada Mundial de los Pobres sea una oportunidad de encuentro con los huérfanos, los jóvenes que buscan una realización profesional, las victimas de tantas formas de violencia, los millones de inmigrantes víctimas de tantos intereses ocultos y las numerosas personas marginadas y sin hogar que deambulan por las calles de nuestras ciudades recordando que ellos no son números sino personas.

En el encargo que nos encomienda el Papa Francisco no ha querido dejar pasar por alto el ejemplo de Jean Vanier (yan Vanier ) fallecido recientemente. El Papa afirma que él recibió de Dios el don de dedicar toda su vida a los hermanos y hermanas con discapacidades graves a quienes la sociedad a menudo tiende a excluir. El Papa Latinoamericano lo llama el “el santo de la puerta de al lado de la nuestra” con su testimonio nos ha ayudado a mirar con otros ojos a las personas más débiles y frágiles.

Que esta sea la oportunidad para que como Iglesia local de Girardot se reavive en cada una de nuestras parroquias la esperanza y se restaure la confianza al encontrarnos con aquellos que necesitan de la misericordia de Dios, el servicio y la evangelización han de ser los caracteres que nos ayuden a implementar programas para atender al hermano y así avancemos por el camino de la evangelización.



NUMERO DE CELULAR: 3223242177

FIJO: (031)8334940

CORRERO: caritasgirardot@gmail.com