POLÍTICA
+ HUMANA
+ COLABORATIVA

DIEGO BRAVO MORALES - CANDIDATO A DIPUTADO

(Click para ver)

Es momento de sentarnos juntos.

Hasta hace unos meses, el enojo en la sociedad a nivel mundial estaba tomando una ruta destructiva. Hoy en día, a causa de la pandemia, estamos alejados físicamente, pero desde hace un largo tiempo que la causa raíz de muchos de los problemas en la sociedad ha sido que estamos alejados mentalmente.


Las antiguas civilizaciones señalaban que estar juntos es la base para la prosperidad y que así es como se pueden comenzar los pasos hacia el desarrollo. En cambio, cuando hay distancia y lejanía, se necesita hacer mucho esfuerzo para poder converger y resulta casi imposible poder transmitir algo más profundo. Incluso las cosas más simples no pueden ser expresadas cuando hay distancia a nivel mental. Quizás lo has observado: dos personas diciendo lo mismo y discutiendo al mismo tiempo. En lo importante coinciden, sin embargo, discuten. Esto es un indicio de que no hay proximidad, de que no están cerca. Incluso puede ocurrir dentro de una misma familia. Los malos entendidos se dan en el país debido a esta distancia. Porque no hay cercanía. Uno nunca se sienta al lado del otro: En una misma casa, las personas que viven ahí, cada una vive en su propio planeta; en un mismo pueblo, las personas viven en galaxias diferentes; en el congreso… ¡Hay tanta distancia! Y por esto, no hay buena comprensión.


Los científicos dicen que la distancia entre los electrones en un átomo es equivalente a la distancia entre una galaxia y la otra. Y lo mismo ocurre con la mentalidad de dos personas que pueden convivir o trabajar bajo el mismo techo. Uno no es capaz de comprender al otro porque nunca se ha sentado cercanamente. Es momento de sentarnos juntos.

Carousel imageCarousel image
Imagen 1:
¿No nos comunicaríamos mejor si creamos un puente?
Imagen 2:
Dos personas dicen los mismo y pelean al mismo tiempo.

Todos anhelamos prosperidad en nuestra vida y que nuestro entorno viva en armonía. Pero el enojo en la sociedad, a nivel mundial, ha tomado el camino equivocado. La única forma de salir de esta agresión es crear olas de pertenencia y de compasión. Entonces, es muy importante darle prioridad a los valores humanos.

¿Alguna pregunta?

Envía un correo a [correo electrónico] para obtener más información sobre el proyecto