Preguntas frecuentes

¿La AMPA es importante para el funcionamiento de nuestro centro educativo?

Por supuesto, es una de las vías a través de las cuáles las familias participan en el desarrollo de las actividades escolares.

¿Cuál es el sujeto más importante para la AMPA?

Pues son las alumnas y los alumnos del centro educativo. No son las familias o el centro educativo. La AMPA ofrece formación a madres y padres sobre los criterios educativos, la evolución del alumnado y el alcance de los proyectos que desarrollan según la etapa educativa. La defensa principal durante su gestión es la del alumno y alumna.

¿La dirección de los centros educativos tiene en cuenta las funciones de la AMPA?

Entre el centro educativo y las familias, el área de dirección de un colegio o instituto necesita establecer vías de información, por tanto utiliza los recursos que la AMPA proporcione para ese fin. La información que hay que trasladar a las familias son relativas a la organización interna, la legislación, el funcionamiento del Consejo Escolar, o las directrices marcadas de cómo se va a desarrollar cada curso.

¿Posee capacidad representativa la AMPA en el centro educativo?

Así es, de hecho, un miembro de la AMPA forma parte del Consejo Escolar del centro, que es el órgano principal de participación y gestión del mismo. Mediante las reuniones de la AMPA, se fijan encuentros y consultas periódicas con la dirección del colegio, manteniendo así una interacción fluida durante todo el curso.

¿Cuál es el objetivo de las actividades organizadas por la AMPA?

Prioritariamente se enmarcan en dos categorías: 1.- mejorar la calidad de la enseñanza y formación del conjunto de los alumnos; y 2.- apoyar el desarrollo personal de los alumnos dentro del colegio.

¿Existen más acciones que incumban a la AMPA?

Está claro que existen actuaciones ligadas a su autogestión y consecución de objetivos como asociación. El análisis de aquellas medidas que fomenten la participación e implicación del máximo número de familias del centro es una obligación diaria, y para ello es preciso dotar a sus áreas de gestión de los bienes y servicios más adecuados sin comprometer su viabilidad.

¿Cómo puede funcionar mejor la AMPA?

Siempre bajo el prisma de la gestión educativa, el diseño de estrategias conjuntas resulta más interesante que caminar en solitario. La participación de las familias es un elemento imprescindible para conseguir mejores resultados.