Miradas desde un cubo, en ocasiones, sin descifrar: un rompecabezas. Un misterio cuadrado que, como tal, alberga en él, pues, dolor y belleza. Y que se resuelve, de todas, con una sola mirada: hacia su interior, donde sobrevive, escondida, con certeza, una vida. Y suenan todas sus canciones.


@soydgm