Ruta relax de playas y acantilados

Una ruta para desconcectar con los cinco sentidos

A todo el mundo nos cuesta asumir que el verano está llegando a su fin y que las vacaciones están terminando. Por eso hemos pensado en una ruta katharsis, relajada y que relaje, con baños en playas salvajes, de esos que dejan huella. El día, caluroso pero aireado, era perfecto para caminar por acantilados y playas y desde luego nos regaló momentos inolvidables, de risas consecuencia del frío al probar la temperatura del Océano, de solidaridad ante los ratos de más calor y de largas conversaciones llenas de humanidad. Gracias al grupo por su frescura, su naturalidad y su buen humor...Y gracias a Galicia, por todo.