recarga coche eléctrico

un vehículo eléctrico funciona con un motor eléctrico alimentado por una batería eléctrica, que se carga desde una red eléctrica doméstica o bien desde una estación de recarga pública o privada.

la implantación del vehículo eléctrico presenta una serie de ventajas y oportunidades para el desarrollo de una movilidad sostenible, dado que reduce la dependencia de los productos derivados del petróleo, se mejora la calidad del aire en nuestras ciudades, y se reduce también la emisión de gases de efecto invernadero.

según el tipo de recarga, se pueden diferenciar:

  • recarga normal: se trata de la opción más sencilla pero al mismo tiempo la más lenta y consiste en un enchufe de 220V con una corriente de entre 10A-16A, con una configuración recogida a la normativa básica. para recargar de forma completa la batería de un vehículo que acostumbra a ser de unos 20 kWh de capacidad, hace falta que el vehículo esté enchufado entre 6-8h.
  • recarga semirápida: permite recargar el vehículo en unas 3 horas de forma completa y usan una potencia de corriente de entre 7,5 kW, hasta los 20 kW. se asocia sobre todo para dar cobertura a las estaciones de recarga al sector terciario (centros de ocio, hospitales o centros comerciales).
  • recarga rápida: permite recargar al 80% de la batería en unos 20 minutos. Ofrece la recarga en corriente continua a 50 kW, y alterna 43 kW. su ubicación adecuada es en vías rápidas o cerca de estas, ya que el tiempo que un vehículo estará estacionado como máximo se corresponde a una parada de descanso, en torno a los 25 minutos.

todo vehículo eléctrico tiene que tener una recarga vinculada disponible allí donde permanece aparcado la mayor parte del tiempo, de manera que se recargue durante la noche. estos puntos no requieren de una instalación compleja y normalmente son recarga normal, aunque también se puede instalar una instalación semirápida.

aparte del punto de recarga vinculado, también existe toda una red de electrolineras de acceso público, que permite aumentar la autonomía de los vehículos y poder así alargar el trayecto.

la Generalitat de Catalunya a través del Instituto Catalán de Energía (ICAEN) impulsa el plan PIRVEC para fomentar el despliegue de la infraestructura de recarga para el vehículo eléctrico en Cataluña, garantizar el suministro energético a los ciudadanos y empresas que apuesten por una movilidad limpia y eficiente por todo el territorio, y ampliar la disponibilidad de estaciones de recarga y su interoperabilidad.