Canto‎ > ‎

4. Calentamiento de la Voz

Qué es el calentamiento

Consiste en una serie de ejercicios destinados a calentar la musculatura que interviene en la producción vocal, para prepararla para un ejercicio más intenso y evitar cuadros de fatiga vocal.

Los ejercicios relacionados con el calentamiento de la voz elevan notablemente la temperatura de los músculos del sistema respiratorio y fonador, lo que permite al torrente sanguíneo realizar una mejor entrega de:

- Oxígeno

- Nutrientes

- Lubricación del área de la laringe.

Partes del calentamiento vocal

Aunque existen varias formas de realizar el calentamiento vocal, en nuestra escuela normalmente lo dividimos en 3 partes:

- Ejercicios de respiración

- Ejercicios de alineación y relajación corporal

- Ejercicios de emisión y resonancia.

Ejercicios de respiración

El objetivo de este calentamiento también está asociado con la relajación corporal. Además de preparar al cuerpo para una mejor administración del aire a través de la respiración baja o diafragmática, también contribuimos a la mejor entrega de oxígeno y a la relajación del sistema muscular a través de inspiraciones profundas y con espiración lenta y controlada. Estos son los ejercicios que proponemos:

A- Realiza inspiraciones profundas con estiramientos de todos los músculos del cuerpo, como por ejemplo levantar las manos bien estiradas e irlas bajando lentamente  durante la respiración. Hacer tantas repeticiones como creas necesarias hasta que sientas el efecto tranquilizante de este ejercicio.

Ejercicios de alineación y relajación corporal

El objetivo de este calentamiento es eliminar cualquier clase de tensión en el área involucrada en la producción de la voz. Muchas veces el estrés en la musculatura se encuentra a niveles muy altos, a veces sin que nos demos cuenta, por ello siempre es importante una rutina de relajamiento para preparar al cuerpo para el ejercicio que realizará a continuación. Estos ejercicios pueden incluir estiramientos faciales. Por ejemplo: 

B- utiliza los dedos de ambas manos y haz un movimiento desde la comisura de los labios hacia las mejillas. 

C- Haz lo mismo desde el centro de la frente hacia afuera, 

D- Ahora desde el extremo de los ojos hacia las orejas 

E- y finalmente de los pómulos hacia las mejillas.

F- Estira suavemente los músculos del cuello inclinando la cabeza hacia la izquierda y derecha. Puedes ayudarte con las manos. 

G- Intenta también movimientos circulares de la cabeza hacia izquierda y derecha.

Ejercicios de emisión sin producción de tono
El objetivo de este calentamiento es preparar a los músculos y órganos del sistema fonador. El calentamiento puede incluir ejercicios de vibración labial y linguo-palatal. Por ejemplo:

H- Intenta un sonido de br mudo sin emisión de tono, con el objetivo de lograr la vibración de los labios. 

I- Ahora trata con el sonido “rrrr” también mudo, sin emisión de tono para lograr que el aire que pasa entre la lengua y el paladar produzca una vibración fuerte y constante.

Ejercicios de emisión y resonancia con producción de tono

La parte final del calentamiento incluirá quizás una de las etapas más importantes sin desvirtuar las anteriores, que consiste en el calentamiento de las cuerdas vocales. Intenta primeramente los ejercicios anteriores pero con producción de tono: J- Vibración labial con “brrr” produciendo un tono bastante confortable (es decir que no represente esfuerzo alguno a nivel de la laringe). K- Vibración linguo-palatal con “rrrr” (también puedes alternar ambos ejercicios, haz tantas repeticiones como creas necesarias).

L- Intenta los mismos ejercicios con leves variaciones del tono utilizando glissandos. Trata de ampliar el intervalo pero sin que ello represente esfuerzo en el área de la laringe. M- Realiza los mismos intervalos y glissandos con la vocal “A”  N- Realiza arpegios o movimientos escalares descendentes con la sílabas “ma” “me” “mi” ”mo” “mu”

O- Realiza arpegios o movimientos escalares descendentes con las sílabas “ri” “re” “ro”

P- Con el fin de preparar las cuerdas vocales para que alcancen todas las notas de tu rango vocal, inicia el calentamiento mediante vocalizaciones desde las escalas más bajas hasta las más altas y viceversa. Puedes hacerlo mediante arpegios ascendentes y descendentes o movimientos escalares y con la sílaba que prefieras. Personalmente lo hago con la vocal “A” produciendo un sonido continuo, es decir, el flujo de aire se mantiene regular a pesar del cambio de tono. La idea es ir ampliando poco a poco el rango vocal hasta que alcance su máxima amplitud. Ten en cuenta que conforme más vayas calentando las notas bajas pueden verse afectadas ya que la voz va subiendo de tono poco a poco. Otra cosa muy importante, es que cuides mucho de la correcta colocación de la voz tal como vimos en la lección anterior.

Q- Finalmente añade vocalizaciones utilizando golpes de diafragma con la sílaba “A”, o si aún no estás familiarizado con este ejercicio o te cuesta dar los golpes de aire con diafragma intenta la sílaba “Ha” simulando una risa controlada. Personalización del calentamiento

En la rama del canto existen numerosas corrientes y no siempre estarán todas ellas de acuerdo sobre cuál es el calentamiento ideal. Lo mejor para ti es aquello que te dé mejores resultados, lo cual irás descubriendo con la práctica y el mejor conocimiento de ti mismo. La duración del calentamiento es de igual manera personal. Personalmente sugiero un calentamiento de 15 minutos, pero habrán quienes podrán hacerlo en menos y no faltan aquellos que extienden el calentamiento hasta 45 minutos. Como te repito, lo ideal es aquello que mejores resultados te da en tu caso personal. Todos somos diferentes y en cuanto a técnica vocal, algunos tenemos unas áreas más desarrolladas que otras, por lo que es imposible crear una fórmula que funcione para todos.

Aunque este curso tiene información muy valiosa, y mi intención es brindarte aquel conocimiento que te sea realmente útil; esto no elimina la necesidad del maestro de canto. Realmente necesitas a alguien que te supervise para saber si realmente estás utilizando la técnica correctamente y que no te estás haciendo daño alguno. El programa de cursos online no se puede hacer responsable de la mala práctica ocasionada por ensayar sin supervisión de un profesional. Sin embargo hay una regla por sobre todas las reglas y es esta: “Nunca debes sobre esforzar la voz”. De hecho la técnica vocal consiste en proveer el mejor rendimiento y potencia vocal, sin que ello represente esfuerzo para los órganos vocales, por lo tanto, si sientes fatiga vocal, para inmediatamente, y la próxima vez, revisa tu técnica e inténtalo de nuevo.

 

Comments