Cuestionamiento del modelo socioeconómico capitalista

Partimos del consenso en la definición de la sociedad que no queremos vivir. Entendemos que el modelo socioeconómico actual, basado en la lógica de crecimiento económico y máximo beneficio, no es viable ni real. Es un modelo que se sustenta sobre la estrategia de acumulación de riquezas en pocas manos, además de sobre una lógica patriarcal y antropocéntrica que no valora absolutamente el cuidado por la Tierra y los seres vivos.

Esta lógica capitalista, de crecimiento ilimitado en un plantea con límites finitos, ya está pasando factura a la humanidad, al equilibrio ecológico y la riqueza de la naturaleza. El sistema actual está en crisis. Pero detrás de la crisis económica y financiera tan visibilizada globalmente, se esconde una crisis con un recorrido mucho más largo y que tiene un impacto mucho más transcendental en las vidas de las personas y en el planeta tierra. Se trata de la crisis ecológica caracterizada por la pérdida de biodiversidad, el cambio climático y el pico de combustibles fósiles.


Además, el sistema capitalista, que se sustenta sobre la actual sociedad de consumo, halla su mayor aliado en el orden social impuesto por el sistema patriarcal caracterizado por la división sexual del trabajo, asumiendo como la forma más eficaz para su modelo económico, la discriminación de las mujeres y el mantenimiento de las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres y la naturaleza.

De este modo nos encontramos ante una fuerte crisis ambiental a la que se une la crisis de los cuidados. El modelo de crecimiento constante que exige el capitalismo para sobrevivir es inviable en un mundo finito y ya colapsado y en una situación de translimitación de tiempos humanos, muy especialmente de los tiempos de las mujeres.

Para poder salirnos de ésta dinámica y asegurar una vida digna para las generaciones futuras, hace falta cambiar de perspectiva y de lógica. Hace falta quitar los mercados del centro de nuestras vidas y poner el mantenimiento de la vida en su lugar.