Zacualpan de Amilpas


Zacualpan de Amilpas es un pueblo que encarna la historia y las tradiciones profundas de nuestro país y del estado de Morelos: visitarlo nos permite conocer el México de ayer y de hoy, del tiempo prehispánico hasta nuestros días.

Situado en la parte noreste del estado de Morelos, entre los municipios de Tetela del Volcán y Temoac, el lugar ofrece un paisaje excepcional. En un día claro es posible vislumbrar el volcán Popocatépelt que se levanta imponente en el horizonte entre una flora abundante, propia de una zona semitropical. Su microclima particular, templado y agradable, permitía que numerosos habitantes cultivaran huertas al lado de sus casas, en donde florecía una gran diversidad de plantas. Jacarandas, ceibas, copales, bugambilias, naranjos, limoneros, cafetos y nogales eran algunas de las especies que se podían encontrar. Lamentablemente, esta práctica se ha perdido con el tiempo por la falta de agua y de recursos económicos.

Zacualpan, Pueblo con Encanto!


Antes de la conquista española, Zacualpan fue el hogar de numerosos grupos indígenas. Muy cerca del pueblo, es posible visitar la zona arqueológica de Chalcatzingo, donde se conservan espléndidos relieves tallados en piedra. La herencia colonial, por su parte, se manifiesta en su plaza y sus calles, así como en las numerosas capillas y su convento agustino del siglo XVI –declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO desde 1994– el cual resguarda pinturas murales originales. De este periodo datan también dos haciendas azucareras con formidables acueductos. Durante la revolución, el lugar sirvió como cuartel a las fuerzas del general Emiliano Zapata, quienes libraron en la zona varias batallas contra el ejército federal.

El pasado de Zacualpan no sólo se manifiesta tangiblemente, sino por la fuerza de sus tradiciones. Sorprende la gran cantidad de fiestas que ahí se celebran: entre la de Año nuevo, de la Candelaria, de San Isidro, de la Asunción de María, de San Miguel, de la Inmaculada Concepción de María y de la Virgen de Guadalupe, destaca particularmente la que se dedica en honor a la Virgen del Rosario.

Esta festividad es precedida, el último domingo de cada septiembre, por una mojiganga excepcional, en la que innumerables comparsas –asociaciones escolares, familiares, gremiales o de amigos– elaboran toda clase de disfraces, carros alegóricos y monigotes gigantes, con los que recorren las calles al ritmo de poderosas bandas de aliento. El primer domingo de octubre, día de la Virgen, las calles se llenan de color con los tapetes florales de aserrín pintado y los ornamentos efímeros que se realizan en su honor.

Como parte del patrimonio cultural, se puede visitar también el mercado de los domingos donde, además de toda la gama de productos y artesanías que se ofrecen a la venta, se puede apreciar aún el trueque, sistema de intercambio de productos sin mediación monetaria cuyos orígenes se remontan al mundo prehispánico.




¡Vengan a conocer Zacualpan de Amilpas! ¡Los esperamos con los brazos abiertos!




Subpáginas (1): Enlaces relacionados