Consejos Yóguicos para el Otoño

HISTORIA y SIMBOLOGÍA
El otoño es la estación del año en que la naturaleza destruye los frutos del verano para reposar en invierno y renacer en verano. Desde el punto de vista de la Cosmología Védica está relacionado con Shiva, el encargado de destruir la creación en los ciclos de nacimiento/muerte/renacimiento del cosmos. A nivel humano, de manera tradicional el otoño ha sido una preparación del invierno: no quitamos de lo superfluo y nos preparamos para la austeridad del invierno. Esto ha estado simbolizado por diversos ritos de pasos paganos que cada cultura se han traducido de diferentes maneras (Halloween, el día de los muertos, etc.) Podemos trazar la mayoría de estas tradiciones al inicio del año Celta, que se sitúa alrededor del 1 de Noviembre.

¿QUÉ OCURRE A NIVEL ENERGÉTICO?
Después de la expansión (Yang) de la primavera- verano llega la contracción (Ying) del otoño-invierno. Los árboles se desprende de lo superfluo y se preparan para una época de escasez en cuanto a calor y luz solar se refiere. Esto se traduce en menor cantidad de verduras, frutas, cereales, etc. De la misma manera que el reino vegetal hace su purga, el ser humano también. Es una época en donde se suele caer más el pelo y es muy buena época para realizar depuraciones y dejar ir viejos patrones psico-emocionales.

CONSEJOS PRÁCTICOS

1-MANTÉN TU CALOR INTERNO
-Toma infusiones, sopas y comienza a introducir cocidos y horneados
-Aumenta el consumo de aceites y alimentos oleaginosos: semillas, frutos secos, aguacate, etc.
-Evita beber agua fría e incluso temperatura ambiente (mejor templada)
-Reduce el consumo de alimentos crudos y aumenta el consumo de alimentos cocinados
-Utiliza condimentos de naturaleza caliente: jengibre, canela, miso, cúrcuma, etc.
-Toma alimentos de estación: boniatos, castañas, col, calabaza, legumbres, uva, caqui, manzana, naranja, etc.
-Los días de frío protege pies, manos, cabeza y riñones
-Los días de sol procura pasar por lo menos 15 minutos nutriéndote de sus rayos, preferiblemente en un lugar resguardado del viento
-Realiza Pranayamas que calienten

2-TOMA ALIMENTOS ANTISÉPTICOS O QUE REFUERCEN TU SISTEMA INMUNITARIO
Jengibre, equinácia, limón, tomillo, laurel, orégano, etc.

3-HAZ UNA DEPURACIÓN
Realizar una depuración va a hacer que todo tu sistema funcione mejor y pueda afrontar los cambios y desafíos del cambio de estación.
Puedes hacer una monodieta (de arroz integral, uvas, etc.), tomar infusiones depurativas o realizar un tratamiento más intenso. Consulta a tu especialista.

4-LIBÉRATE DE GASTOS, ACTIVIDADES Y RELACIONES INNECESARIAS
Esta época del año es un estupendo momento para preguntarte: ¿Que quiero que se quede y que quiero dejar ir en mi vida?

5-REVISA TUS PENSAMIENTOS, CREENCIAS Y PATRONES EMOCIONALES
Este momento es una buena oportunidad para dejar ir aquellas maneras de pensar y de actuar que no te gustan ni te benefician. Una práctica regular de ásanas (posturas de Yoga) te puede ayudar. Si con las posturas no te es suficiente puedes consultar por nuestro programa de Yoga Coaching.

NAMASTE
Patricio Moralo
Director de la Escuela Ashtanga Yoga Inbound