Galletas decoradas chocolate

Ingredientes para la masa:  (para 35-40 galletas)

-250 gr de mantequilla a temperatura ambiente

-200 gr de azúcar glas tamizado (lo encontraréis en cualquier super, yo utilizo el de la marca Azucarera)

-1 huevo y una yema ligeramente batidos

-1 cucharadita de extracto de vainilla (también podéis probar con extracto de naranja). Lo encontraréis también en cualquier super y suele ser de la marca Vahiné, auqnue hay mejores marcas en tiendas especializadas.

-600 gr de harina de trigo

-50 gr de cacao en polvo (yo utilicé el de la marca Valor)

-Un chorrito de leche


Elaboración:

1. Tamizar la harina y el cacao con un colador. Reservar.

2. Batir a velocidad media con la pala en forma de K la mantequilla y el azúcar para que quede integrado (yo lo hice con la Kmix que es muy similar a la Kitchen Aid).

3. Seguimos batiendo y añadimos el huevo ligeramente batido y el extracto de vainilla.

4. Incorporaremos la harina y el cacao que teníamos reservados.

5. Añadir un chorrito de leche para darle más humedad a la masa y seguiremos batiendo.

6. Hacer una bola con la masa y dividirla en tres. Coger cada porción y estirarla con el rodillo regulable a 0.6 cm. Sino tenéis este tipo de rodillo lo podéis hacer a ojo pero no quedan tan perfectas. Para estirar la masa suelo utilizar papel de hornear por arriba y abajo así no se pega ni en el silestone ni en el rodillo.

7. Dejar enfriar la masa ya estirada en la nevera un mínimo de tres horas o bien un día (yo suelo hacerla por la tarde y al día siguiente la horneo). Otra opción es dejarla en el congelador unos 30 minutos.

8. Sacar la masa de la nevera y utilizar los cortadores rápidamente. Lo ideal es que al cortar se nos quede la masa dentro del cortador y la pasemos a la bandeja. Es importante dejar el mismo espacio entre galleta y galleta (2-3 cm) y hornearlas de los mismos tamaños.

9. Los trozos sobrantes los voy poniendo en la nevera de nuevo y al final de todo hago un último amasado.

10. Poner el horno a 180º C con calor arriba y abajo y  preparar una bandeja con papel de hornear.

11. Antes de poner las galletas en el horno debemos meterlas de nuevo en la nevera ya cortadas unos 15 minutos. Recomiendo tener un par de bandejas de hornear como mínimo, ya que entonces es mucho más cómodo y práctico. 

12. Hornear las galletas en la parte central del horno de 13 a 15 minutos dependiendo del tamaño. Los Ginberbread los puse a 13 minutos y las casitas a 14-15.

13. Cuando las saquéis dejarlas un par de minutos en la bandeja para que se acaben de hacer. Después y muy importante hay que ponerlas en una rejilla fuera del horno para que pierdan calor por arriba y por abajo. Al cabo de 2-3 horas estarán listas para decorar.


*La masa sobrante se puede guardar en el congelador sin problema varios meses para volverla a reutilizar más adelante.


Ingredientes para la glasa: (del blog de Julia de Postreadicción)

- 1 kg de azúcar glas tamizado (para cantidades grandes recomiendo comprarlo en el Makro ya que sale mucho más económico)

- 200 gr de agua tibia

- 25 gr de polvo de merengue (yo utilizo de la marca wilton pero también vale cualquier otra marca). Si estáis en Barcelona lo podéis encontrar en la tienda Gadgets.

- 1 cucharadita de cremor tártaro

- 2 cucharaditas de jarabe de maíz (yo utilizo el de la marca syrup karo que compré en Delishop.

* este último ingrediente es opcional, pero recomiendo utilizarlo porque da brillo a la glasa.


Elaboración:

1. Mezclar el agua y el polvo de merengue con el accesorio de varillas durante unos 30 segundos a velocidad rápida.

2. Añadir cremor tártaro y mezclar durante 30 segundos más a velocidad rápida.

3. Añadir sirope de maíz y el azúcar glas.

4. Mezclar con las palas planas a velocidad lenta durante 10 minutos y después rápida unos 2 minutos.

5. Cuando finalicemos sumergiremos un cuchillo a través de la superficie del glaseado y haremos una ralla. Ésta deberá fusionarse con el resto de glaseado al contar entre 5 y 10 segundos. Si tarda menos deberemos añadir azúcar glas y batir más tiempo y si tarda más añadiremos un poco de agua y batiremos para que se incorpore bien.


Este tipo de glaseado proporciona una textura adecuada para el relleno de superficies con biberón sin tener que delinear el dibujo. Para que quede bien liso podemos agitar la galleta en horizontal.

Para hacer detalles más concretos deberemos añadir un poco de azúcar glas tamizado y mezclarlo un poco para después ponerlo en una manga pastelera (en mi caso las suelo utilizar desechables y con boquillas del nº 2 y adaptadores) y finalmente dibujar la forma que queramos.


La glasa sobrante se puede guardar en el congelador varios meses para reutilizarla más adelante. Eso si, deberá estar bien tapada con plástico y dentro de un taper, quedando cerrada lo más herméticamente posible.

Comments