Bundt cake de limón

Ingredientes (para molde de aluminio Nordicware):

- 390 gr de harina

- 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente

- 230 gr de azúcar

- 3 huevos a temperatura ambiente

- 240 ml de buttermilk (sino tenéis coged 240 ml de leche y la ponéis en un recipiente y añadís una cucharada de vinagre blanco y lo dejáis reposar unos 10 minutos)

- 4 cucharadas de zumo de limón recién exprimido

- 1 cucharadita de bicarbonato sódico

- 1 cucharadita de levadura en polvo (tipo Royal)

- Media cucharadita de semillas de cardamomo

- Ralladura de la piel de medio limón

- Ralladura de la piel de media lima

- Un puñado de frutos del bosque, moras o frambuesas y un poco de menta


Para el glaseado:

- 200 gr de azúcar glas

- Zumo de 1 limón

- Ralladura de piel de media lima


Elaboración:

1. Tamizaremos la harina y añadimos bicarbonato y levadura. Reservamos.

2. Exprimimos el limón y lo ponemos en un recipiente, le añadimos las semillas de cardamomo picaditas y la ralladura de piel de limón. Reservamos.

3. Con la Kmix o batidor eléctrico, batimos a velocidad elevada la mantequilla con el azúcar durante unos tres minutos. Bajamos la velocidad y vamos añadiendo los huevos uno a uno sin dejar de batir.

4. Añadiremos 1/3 parte de la mezcla de harina, bicarbonato y levadura alternándola con un 1/3 de buttermilk. Iremos alternando estas dos mezclas hasta haberlas incorporado totalmente.

5. Seguimos batiendo a velocidad baja y añadimos el zumo de limón, cardamomo y ralladura de limón.

6. Engrasaremos el molde (yo suelo utilizar mantequilla de spray y un pincelito), procurando que todas las ranuras queden perfectamente engrasadas y sobretodo sacando el exceso con papel absorvente sino luego puede quedar muy aceitoso.

7. Vertemos la mezcla en el molde y la introducimos en el horno durante 60 minutos a 180º con calor arriba y abajo. El molde lo pondremos sobre una rejilla en la zona medio baja del horno.

8. Cuando este horneado lo dejaremos 10 minutos en el molde. Para comprobar si está correctamente horneado podemos utilizar un palillo y pinchar el pastel, si sale limpio estará listo.

9. Desmoldar y depositar en una rejilla para que se enfríe (importante hacerlo con mucho cuidado porque el Bundt se desliza rápidamente y se nos puede resvalar y romper).


Para el glaseado hay que mezclar el azúcar glas y el zumo de limón y añadirlos cuando sirvamos el Bundt. La ralladura de lima la pondremos por encima de la mezcla para darle un toque más bonito.


Otra opción riquísima es mojarlo con un pelin de whisky cuando nos lo estemos comiendo. Os garantizo que la mezcla es espectacular y muy rica, y eso que yo no bebo alcohol.

Comments