Bundt cake de chocolate

- 360 gr de harina tamizada

- 230 gr de mantequilla a temperatura ambiente

- 380 gr de azúcar

- 4 huevos a temperatura ambiente

- 1 cucharada de bicarbonato sódico

- 240 ml de leche entera y medio limón exprimido (dejar reposar 10 minutos y quedará como un poco cortada). La receta original es con la misma medida de buttermilk pero yo no tenía, así que lo sustituí por por esta alternativa que es perfecta.

- 160 ml de agua

- 60 gr de cacao en polvo (yo he utilizado el de la marca Valor)

- Una pizca de sal

- 2 cucharaditas de esencia de vainilla



Pasos:

1. Tamizar la harina, bicarbonato y sal. Reservar.

2. Calentar el agua en el microondas un minuto y diluir el cacao mezclándolo bien y añadiendo las dos cucharaditas de vainilla. Reservar.

3. Precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo

4. Engrasar el molde. Yo he utilizado spray de mantequilla que va muy bien, pero sino tenéis podéis untar la mantequilla con un pincelito, asegurándose de que llega a todas las ranuras y sacando el exceso con papel absorvente.

5. Para el amasado he utilizado la Kenwood Mix con el accesorio de palas planas en forma de K,  pero también podéis utilizar cualquier otro batidor eléctrico.

Batir a velocidad elevada la mantequilla con el azúcar (sobre unos 3 minutos, hasta que adquiera una consistencia espumosa), después añadir los huevos uno a uno batiendo a velocidad baja hasta que quede bien integrado.

6. Añadir 1/3 de la mezcla de harina, bicarbonato y sal e ir alternándola con la leche y limón (que hemos dejado preparada) hasta agotar todos estos ingredientes.

7. Añadir el cacao diluido en agua y con la esencia de vainilla y seguir batiendo a velocidad baja hasta que quede bien mezclado.

8. Verter la mezcla en el molde e introducir en el horno 55 minutos a 180º con calor arriba y abajo. El molde tiene que estar en la parte baja del horno encima de una rejilla.

9. Pasado este tiempo hemos de sacarlo del horno y dejarlo en el molde durante 10 minutos.

10. Desmoldar y dejar en una rejilla hasta que se enfrié totalmente.

(Yo hice el Bundt dos días antes de Navidad y lo deje envuelto en papel de plata fuera de la nevera y se conservó estupendamente).


Comments