Ruta de los Cucos

Los cucos de la Sierra de Enguera, como elementos característicos del paisaje enguerino, son construcciones en piedra seca que se levantan en las fincas de secano. Son de pequeño y medio tamaño y están relativamente alejados del núcleo urbano. En el año 2001, el Ayuntamiento de Enguera editó un libro sobre los cucos y restauró los que estaban en mal estado en un proyecto con fondos Europeos  Leader II.

     La salida se efectúa desde le Local de Adene, situado junto al polígono industrial del Vapor, en el Camino de la Fuente Cáñez, a una altura sobre el nivel del mar de 298 metros. El primer cuco que se puede visitar se halla en el mismo Jardín de Adene; fue construido en el año 2000 y en su interior tiene objetos utilizados por los agricultores enguerinos.  Después de visitar este cuco, comenzaremos el sendero  en dirección Oeste por el camino de la Rocha, dejando a nuestra izquierda el camino del Murre. Nada más tomar dicho camino podemos divisar a nuestra izquierda un hermoso pozo con una gran pila de piedra. Enseguida encontraremos a nuestra derecha una Olivera monumental, con una antigüedad superior a los 1.000 años. Durante los primeros 900 metros hemos andado por un camino asfaltado. Cuando giremos a nuestra  derecha en busca del caserío de Vito Conejo, entre campos de olivos y frutales,  con su  carrasca, el camino es ya de tierra.

Una vez pasado el mencionado caserío, nos dirigiremos  en busca del Río Mínguez,( hoy,  una rambla seca) que cruzaremos. Al pasar junto a la calera del Tío Bernardico tomaremos el camino a nuestra derecha y dejaremos el de la izquierda que  conduce a la Cuesta de San Bailón. Desde ese momento se inicia una fuerte subida en zigzag hasta el alto donde hallaremos un primer caserío de construcción moderna y que nos pone en cartel Boneguillo. Ya estamos en el Km. 2. Ahora el camino transcurre entre oliveras  de secano y monte bajo, en el que predominan la coscoja, el palmito, el lentisco, la jara, etc., así como plantas aromáticas como tomillo, romero, hierba oliva, etc. Destacaremos las calzadas (calzás) de construcción en piedra  seca, que  tienen una antigüedad de más de 100 años. Desde este lugar se divisa una estampa preciosa del pueblo de Enguera, con el Castillo, el Piquet, las frondosas pinadas y la Plana.

 

Siguiendo nuestro recorrido nos desviaremos hacia la izquierda donde existe un monolito de piedra y un cartel de madera, señalizando los cucos que vamos ha encontrar en nuestra visita. El camino de la derecha nos llevaría a Enguera, pero nosotros vamos a cruzar el Barranco de la Fonteta Chirlaque después de una bajada  prolongada nuevamente entre calzadas de piedra seca, olivos, algarrobos, arboles frutales, monte bajo, etc. Ya estamos en el Km 3 y nos espera una fuerte subida. Hacia la mitad de ella nos aparece un camino a la derecha. Lo seguimos hasta llegar a un campo de almendros y detrás otro de olivos abandonados. En la parte Noroeste y casi en todo lo alto encontraremos el cuco de Natividad Sanz; merece la pena su visita.

 

Volveremos nuevamente sobre nuestros pasos para salir al camino principal y seguir el ascenso; pero  antes del Km 4 y a unos 100 metros del anterior encontraremos a nuestra derecha el primer cuco de Miguel Gómez Bleda, entre olivos y junto a una pequeña higuera. Después de visitarlo continuaremos ahora en busca de uno de los mejores cucos del recorrido, y  para llegar a él encontraremos otro monolito de piedra con su cartel señalizador, donde comenzaremos a visitar los dos cucos restantes  del Boneguillo, todos a una altitud sobre el nivel del mar de 475 metros.

 

De los dos que mencionamos, vamos a resaltar el que está situado a unos 200 metros del camino principal en dirección Noroeste, y que es el mayor y más bonito de todos. Se trata de un cuco de grandes dimensiones en cuyo interior destacan sus dos alacenas y su gran chimenea. Adosado a este existe un cobertizo utilizado para las caballerías. En su parte este y fuera del mismo, en una losa,  aún se puede ver donde pisaban la uva y hacían el vino. Los racimos de uva  se recolectaban de la  misma finca.   El otro cuco se encuentra enfrente de este último, situado bajo una garrofera, y es de dimensiones pequeñas. En este alto abunda la hierba oliva y la pebrilla, ya que es una zona de blanquizar y tierra arenosa. Ya estamos en el Km 5 de nuestro recorrido.

 

Una vez hayamos regresado al camino principal, iremos en busca de los cucos de la zona de El Higueral. Esto lo haremos atravesado el Barranco de Coveta Morena, por el antiguo sendero que transcurre por la umbría. Atravesamos una hermosa y frondosas pinada, encontrando  en su lecho la Fonteta Llacer (muy pobre de agua y si el año no es llovedor la encontraremos seca)  para posteriormente llegar a la solana y salir a la Pista Forestal que viene de Enguera en dirección a la carretera de Navalón, concretamente por el Majo y la Revuelta de la Muerte. En este punto nos hallamos a unos 510 metros, la altura máxima del sendero.

 

Una vez en la pista forestal, seguimos hacia la derecha. A unos cincuenta metros encontraremos otro monolito con su cartel señalizador en el cruce de dos caminos; continuaremos en bajada hasta llegar al camino de entrada donde hay en una gran losa de piedra que pone: “El Higueral”, 490 metros de altitud. Estamos ya dispuestos a visitar dos cucos, uno en la parte derecha, el de José María Simón, y el otro de Primitivo Esteve a nuestra  izquierda. La visita al de nuestra derecha la realizaremos una vez pasado el camino que tiene las puertas de hierro y lo haremos entre maleza y unos pimpollos  por un sendero con piedras a cada lado del mismo. Este cuco es uno de los pocos de nuestra Sierra que en su interior alberga agua, que se recoge a través de una gran losa que existe junto al mismo.

 

Si queremos visitar el de nuestra izquierda lo haremos una vez hayamos  salido nuevamente a la pista forestal. Justo enfrente nos aparece un camino entre pinos, oliveras y algarrobos; seguimos por él  unos 100 metros y debajo de dos grandes pinos rodenos y un algarrobo está este cuco, que también es de agua pero que permanece casi todo el año seco. Su interior fue picado en tierra blanquizal.

 

Volvemos nuevamente al camino principal y no olvidaremos mirar a nuestra izquierda para poder ver un corral donde encerraban antiguamente el ganado. Estamos ya en el Km 6. Tras descender unos 800 metros podremos visitar otro cuco que nos aparece a nuestra derecha,  en una campiña de oliveras, (desde el camino no se ve) y que esta a unos cincuenta metros antes de llegar a la Caseta que conocemos como “ El Calimero “ y de la senda que nos llevaría a la Boquera-El Saytón. Este cuco es bastante grande y se halla en buenas condiciones de conservación; la campiña es de Paco Santonja hijo. Estamos en el kilómetro 7 de nuestro recorrido y la altitud ha descendido hasta los 400 metros.

 

Después de visitar este cuco, seguiremos camino abajo para llegar a la finca de Jaime Francés en todo el Alto de la Balsa, donde esta situado el cuco que lleva su nombre. Es un cuco de grandes dimensiones con una gran chimenea en su interior. Esta finca hace unos años que ha sufrido una importante transformación agrícola, por lo que el cuco se ha quedado solo entre los  campos de naranjos. Era una finca donde existía una gran cantidad de pinos piñorenos.

 

A través de la Cañada pasaremos junto a la balsa de tierra, que es una de las pocas zonas húmedas que tenemos en la Sierra de Enguera, y que recientemente ADENE esta contribuyente al llenado de la misma en donde viven gran cantidad de animales acuáticos. Seguiremos después en busca del cuco situado en el alto de la campiña de Pedro José Sanchiz, donde podremos gozar de una vista excepcional del pueblo y del valle. Para llegar a él lo haremos por el  camino que hay una vez pasada la gran balsa de riego y que nos aparecerá a nuestra derecha. El cuco es mediano y esta bien conservado. Y ya estamos en el Km 8 de nuestra ruta.

 

Volveremos nuevamente a la balsa de tierra que esta junto al campo de naranjos y nos dirigiremos hacia el noroeste, en bajada y zigzagueando por una senda, al antiguo vertedero de Enguera, por la zona conocida como la umbría del Cau de los Puercos, para salir a la Rambla del Saytón. Realizaremos la bajada con cuidado. Una vez  hayamos salido al camino del Sayton-La Boquera, nos desviaremos hacia la derecha y vamos a visitar otro hermoso cuco denominado Milomes que esta junto al camino.  Resalta por su gran envergadura y por la buena conservación del mismo, tiene una hermosa chimenea  y la entrada al mismo es a través de un pasadizo.

 

Ahora iremos en busca del  siguiente cuco, que es el de Mónica Peinado, y lo haremos en dirección a la Carretera de Benali, pero sin salir a ella, sobre un kilómetro desde el anterior cuco. Lo encontraremos junto al camino a nuestra derecha  remontando en dirección Sur unos 75 metros y junto a una higuera. Está en muy buenas condiciones, existiendo un monolito con el cartel señalizador de los cucos. Este último recorrido lo habremos efectuado por camino asfaltado y acompañados por la Rambla del Sayton – La Boquera. Estamos sobre el kilómetro 10 del sendero.

 

Una vez visitado el anterior, saldremos al camino y seguiremos hasta el siguiente cuco que es de Pepe Gilet. Lo encontraremos a unos 20 metros del camino principal, a nuestra izquierda. Es pequeño pero tiene su encanto. A continuación iremos nuevamente en busca de La Rambla del Río Minguez, donde se salpican los naranjos, olivos, algarrobos y baladres, para salir al camino asfaltado de la Cuesta de Mulet. Este  último tramo lo haremos acompañados en todo momento por la rambla, recorriendo los kilómetros del 10 al 12, con una altitud de 275 metros.

 

Una vez en este punto continuaremos a nuestra derecha e  iremos en busca del  cauce de la rambla,  entre gran cantidad de baladres, olivos y algarrobos. Seguiremos en dirección Suroeste hasta alcanzar el camino que llega del Boneguillo y visitar el último cuco del recorrido, propiedad de Josefa Sempere. Está situado a unos diez metros del camino principal, a nuestra derecha. Como el camino se empina, reservaremos fuerzas para llegar arriba del mismo. Este cuco está en el kilómetro 13,500 del sendero.

 

Ahora, una vez  alcanzado nuevamente el alto, tan solo nos queda el regreso al punto de partida, que lo haremos viendo en todo momento el pueblo de Enguera, pasando junto al Cementerio. Se puede visitar un antiguo pozo que hay a nuestra izquierda y que conserva la rueda de hierro para sacar agua. Desviándonos hacia la derecha en el próximo cruce de caminos, llegaremos hasta ADENE y terminaremos en el punto de donde partimos. Allí, en la  “Fuente de Cañez”, con su hermoso abrevadero del año 1899, nos podremos refrescar.

 

 El total recorrido ha sido de 15 kilómetros, acompañados en todo momento por las marcas blancas y amarillas del Sendero de Pequeño Recorrido.

 

 

 

Consejos a seguir:

 

·        Si se hace el Sendero durante la recolección de la aceituna, tener cuidado de no pisarlas; los meses serian Noviembre-Diciembre-Enero.

 

·        No hacer el sendero después de haber llovido.

 

·        La mayoría de los cucos han tenido que ser reconstruidos en el Proyecto de Los Cucos de la Sierra de Enguera, a través del Ayuntamiento y con fondos Leader.

 

·        No salirse de la zona marcada  con las marcas blancas y amarillas.

 

·        Respetar en todo momento las propiedades privadas.

 

·        Seamos respetuosos con  la naturaleza.

 

    Nota: A este sendero le falta su homologación por la Federación Valenciana de Montañismo, la colocación de paneles y postes informativos, así  como la publicación de trípticos explicativos.

 

·        Textos y fotos: José Maria Simón.

 

www.josemariasimon.com

Comments