Bancos Regionales de Desarrollo


Los Bancos Regionales de Desarrollo son Organismos Financieros Internacionales, creados para atender de forma más directa las necesidades de zonas geográficas especificas.

El objetivo de los BsRsD es "movilizar recursos externos hacia sus regiones con fines de desarrollo económico, a través de la financiación proyectos y programas concretos de desarrollo". 

Surgen tras el proceso de descolonización, debido a las necesidades de los nuevos estados de:

  1. Romper, en unos casos, con su pasado colonial y conseguir establecer economías autónomas y estables, y de adaptarse a las nuevas RRII tras la descolonización. 
  2. Hacer frente, en otros, a las necesidades de determinadas zonas geográficas en desarrollo, como la escasez de recursos financieros de la que disponen (para hacer frente a las necesidades sociales y del sector rural).
  3. Conseguir la financiación que el Banco Mundial no proporcionaba a esas zonas.
Por ello, se crean estas instituciones de desarrollo de carácter regional, con una estructura similar a la del Banco Mundial ; cuentan con un Presidente, vicepresidentes y una Asamblea de Gobernadores con representantes de cada uno de los países miembros. Se reúnen una vez al año. 

Hay cuatro BsRsD: 


La financiación proviene de:
- sus países miembros 
- los intereses de sus préstamos y la emisión de bonos 
- fondos específicos de los que cada banco dispone (son organismos independientes con recursos separados). 
Los BsRsDs se caracterizan por tener comisiones y tipos de interés muy bajos, para facilitar mucho más el desarrollo de las regiones. 

Cuando se crearon estos BsRsD, sólo podían ser miembros los países de cada región, y  éstos además no debían pertenecer al FMI. Como cabe pensar, estos requisitos limitaban enormemente la capacidad de actuación de los BsRsD, por ello se modificaron y, hoy, pueden ser miembros todos los países de la región o no regionales. Sin embargo, estos últimos no pueden recibir financiación y su capacidad de voto es limitada, disminuyendo así su influencia en la estrategia de desarrollo promovida por el banco (esto se regula mediante la distribuciones de las acciones). 


Estos organismos, "forman una red que condiciona de modo fundamental el desarrollo integral de los países y de la economía internacional".

El elevado número de países extranjeros que forman parte de estos Bancos Regionales de Desarrollo, es un claro ejemplo de la importancia que tiene el desarrollo regional, lo que lleva a que países externos a la región, tengan intereses tanto políticos como comerciales, no solo en un país como solía suceder, si no en toda la región .