Etapas de integración de Balassa

Para Balassa, la explicación dada por el funcionalismo es incorrecta y aporta poca capacidad explicativa de los procesos reales de integración. Los procesos de integración son una conjugación de mecanismos positivos y negativos, pero normalmente son los negativos los primeros que entran en juego, y los positivos los que tomarán mayor peso conforme se profundice en la integración.

Balassa considera que todo proceso de integración se compone por un mismo número de etapas, que podrán ir más o menos deprisa según los contextos históricos. Estas etapas son:


1) Área de libre comercio

Sería el primer paso, la forma más elemental de integración económica. Algunos son, todavía, experiencias de cooperación más que de integración. Los países participantes eliminan los aranceles para las importaciones y exportaciones entre ellos, pero mantienen sus políticas comerciales frente a terceros países. Los productos circulan con libertad en el interior de la zona de libre cambio pero cada socio mantiene sus aranceles respectivos frente al resto del mundo. 

Ejemplos de zonas de libre comercio: la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA), formada por Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein. El Tratado de Libre Comercio (TLC o NAFTA) entre EE.UU., México y Canadá.

2) Unión Aduanera

Al establecer una unión aduanera se va un paso más allá en la integración económica. Consiste en dotar de un arancel común a todos los miembros frente a los productos del exterior (las importaciones y exportaciones de países que no forman parte de la zona de libre comercio), así se eliminan muchos problemas de las zonas de libre comercio. Es un primer paso en la pérdida de soberanía de los países, ya que no son autónomos para decidir unilateralmente sobre su política de comercio exterior. 

Históricamente, todos los Estados-nación se conforman como uniones aduaneras. El caso no sólo paradigmático sino quizás el único realmente exitoso es la UE, ya que el MERCOSUR está aún más cerca de ser una zona de libre comercio con problemas, a pesar de tener vocación de Unión Aduanera. Además, para la UE la unión aduanera tiene una importancia estratégica, ya que los ingresos aduaneros se destinan al presupuesto europeo. 

3) Mercado Común

El Tratado de Roma de 1957 ya se planteaba como objetivo la creación de un Mercado Común. Esto sifnifica un espacio económico en el que existe liberad de circulación para las mercancías, los capitales, los servicios y las personas. Una unión aduanera pero no sólo de mercancías, sino de todo.

4) Unión económica y monetaria

Conseguido un mercado común para todos los factores, quedaría pasar a una coordinación de una política económica y monetaria única, y no sólo una política comercial compartida.

La unión monetaria significa, como mínimo, la estabilización en los tipos de cambio entre las monedas. Y, en un estado avanzado, una moneda común y una autoridad monetaria única (como el euro y el Banco Central Europeo). Para ello, es fundamental que se de una “convergencia” en el plano macroeconómico, especialmente en lo que respecta un nivel de inflación similar en todas las economías y la ausencia de graves déficits. Fue esta diferencia uno de los principales desequilibrios en el caso de la UE.

Con unidad económica nos referimos más bien a las políticas que velan por mantener ese nuevo espacio unido, como las que tienen que ver con la competencia dentro del mercado, siendo el grado más alto las políticas sociales y una política fiscal unitaria.

5) La Unión Política

La unión política sería el horizonte final, y el establecimiento de políticas como la Exterior y la de Seguridad, o incluso la policial y judicial, pasos que la UE ya está dando. Pero por ahora parece que en el caso de la UE la diversidad sigue siendo alta, eso sin contar las cuestiones de la ampliación y debates como la entrada de Turquía. La UE sí tiene como objetivo preservar la identidad de los Estados-nación, lo que implica limitaciones en estos objetivos.
Comments