ELPROYECTO                                                    


                                                                  

Este no es un viaje turístico. Cada vez que leo la palabra turístico me vienen a la cabeza autobuses cargados de ovejas que son trasladadas del hotel al museo y del museo al lugar típico de turno que más bien parece un parque de atracciones donde sólo hay más rebaños de otros viajes organizados. Uf, qué horror, me dan escalofríos sólo de pensarlo.  ¡Y las fotos del género turístico! Sí, sí, aquellas donde sale gente pequeñíiiiiisima al lado de un monumento famoso. Eso es cualqueir cosa menos viajar. En este viaje no hay horarios, ni prisas por estar en un sitio en una fecha o perder un vuelo; la idea es ir haciendo vida allá donde esté, produciendo fotos, escribiendo, conociendo gente, yendo allí donde me lleve la curiosidad o vegetar durante semanas en una playa paradisíaca descansando para coger fuerzas y continuar el viaje.

 

COMIENZO

Agosto 2007

 

PAÍSES

Rusia, Mongolia, China, Tibet (China), Nepal, India, Hong Kong (China), Tailandia,Malasia Singapur, Indonesia, Australia, Nueva Zelanda, Islas Cook, Polinesia Francesa, Chile, Argentina y Brasil.

 

DURACIÓN

Indeterminada. 

 

ETAPAS

 

Transiberiano

China, Nepal e India

Sudeste asiático

Australia, Nueva Zelanda e Islas del Pacífico

Sudamérica

 

OBJETIVOS

Fotografiar el mundo

No daría un paso sin mi cámara. Combinar mi mayor afición con los viajes no es difícil. Traer fotos de todos los sitios por donde pase será mi mayor tesoro. Recoger y cocinar a fuego lento todo ese material servirá para digerir el viaje y seguir disfrutando de él durante mucho tiempo más.

Conocer culturas y lugares autóctonos

No es suficiente con leer o recibir pasivamente información sobre un lugar. De hecho es controproducente en muchos casos. Sin duda es condición necesaria e irreemplazable viajar para entrar en contacto con otras culturas y lugares tan alejados de la vieja y privilegiada Europa, y así tener una visión más certera, útil para crecer como persona. Además ampliaré el amplio abanico de herramientas a la hora de tomar decisiones o afrontar problemas. 

Conocer gente de todo el mundo

Además de los habitantes locales de cada lugar, estoy seguro que iré conociendo gran cantidad de viajeros, incluso muchos de ellos interesantes. Sería de provecho visitarles algún día y, por su puesto, invitarles a que me visiten a mi futurible casa.

Practicar el género de cuadernos de viaje

Todo viaje debe estar acompañado de un escrito, ¿cómo si no guardar y recordar todas las experiencias, anécdotas y reflexiones?

 

EFECTOS SECUNDARIOS

Al haber dado una revolución más sobre el eje de la Tierra, ¿viviré en el futuro con un día de adelanto? ¡Qué dilema...! Me veré obligado a realizar una segunda vuelta en sentido inverso para no alterar el equilibrio del cosmos.

Mejorar el inglés y aprender algo de otros idiomas, siendo el chino el único que me interesa a priori. Tengo la teoría particular que al estar respirando en el extrajero, también se absorben, por vía respiratoria, las palabras que están flotando en el aire. Después el organismo se encarga de asimilarlas.

Efectos secundarios a la vuelta del viaje: dicen los grandes viajeros que se debe preparar la vuelta también, tal y como se prepara el equipaje por ejemplo. El shock y posterior aterrizaje a la vida cotidiana pueden ser complicados.