Brevemente os contamos cómo surgió. En 2006 uno de los mayores portales de noticias sobre la actualidad ciclista, esciclismo.com, convoca un concurso de rutas para bicicleta de montaña. En agosto de 2007 otorga el primer premio a la Vuelta al P. N. del Gorbeia presentada por el vitoriano A. Gutiérrez (de C.D. Araba Bike).

La extensa descripción del dossier de la ruta, sumado a la infinidad de planos que incluía, animan al primer wikilero, JMolins, a trasladar el trazado original a un trak. La ruta se incorpora al emergente mundo del GPS.

Sucesivas versiones afinaron su trazado, eliminan todo el asfalto, y asientan un recorrido tan natural como variado. Sorprende comprobar cómo va despertando la atención de beteteros del entorno y de algunos más lejanos. A día de hoy los datos nos dicen que solo con traks de wikiloc podemos sumar más de 55.000 visitas y más de 2.700 descargas.

Son los comentarios de muchos de ellos los que nos dan la seguridad de que la vuelta a este macizo puede ser una experiencia inolvidable (si, inolvidable):

Preciosa ruta! La he hecho por la variante por Aretxaga hacia La Llana. Es larga como un día sin pan, pero muy recomendable. Se va pasando cruzando todas las subidas típicas del Gorbea, genial para conocerse a fondo el Parque Natural del Gorbea!” (en el de JMolins)

Tremenda ruta, con unos paisajes preciosos y perfecta para conocer todas las rutas para subir al Gorbea. Eso si, es más larga que un día sin pan y o estas muy muy en forma o las ultimas subidas se hacen durisimas.”(de arkatza)

Preciosa ruta 10. Sus valles, rios y prados hacen expectacular esta vueltilla. Vistas y terrenos que aunque sea andando merecen una visita, os la aconsejo.” (de Hugojosema)

Esta ruta es sencillamente espectacular; he disfrutado en esta ruta como en pocas ocasiones lo he hecho. Como decía otro wikiloquero, lo tiene todo. Pasa por paisajes muy bonitos, especialmente ahora en otoño cuando las hayas, los robles, quejigos, arces, etc. están mudando su hoja y las tonalidades marrones, amarillas y rojas pintan el bosque dejándolo de auténtica postal. En multitud de lugares te hace parar para admirar los paisajes.” (de papepas).