Hablemos del Perú...Click

 
 

 
 
 

4 PREGUNTAS PARA DECIDIR EL VOTO

Por: César Hildebrandt


Cuando era joven decidir mi voto era simple: votaba siempre por la izquierda. Un voto ideológico, principista, elemental. Llegan las canas y uno se va dando cuenta que las cosas no son tan ...simples.


Hoy, me hago 4 preguntas básicas para decidir por quién votar: 1. Quién tiene las manos limpias, 2. Quién ha hecho una gestión eficiente, 3. Quién defiende la democracia y las libertades, 4. Quién promueve la justicia social y una mejor distribución de las oportunidades.


Las dos primeras preguntas parecen menos ideológicas, hasta poco políticas, pero terminan siendo muy importantes. Izquierdistas que roban, también los hay. Políticos ineficaces y torpes, están en todas las tiendas, pueden ser buenos para hacer campañas electorales pero incapaces de tener buenos proyectos y hacerlos realidad. A veces, más vale alguien que no haga los grandes cambios que queremos, pero que haga buenas cosas para la gente; antes de saber que Castañeda tenía tremendo anticucho con lo de Comunicore, tenía esa impresión de él, con iniciativas como las escaleras, los Hospitales de la Solidaridad y varios parques que son buenos para los limeños. Los casi 30 millones robados de Comunicore y un Lentopolitano que cuesta 300 millones más de lo presupuestado, muestran otra realidad.


Junto a esas 2 primeras preguntas básicas, corrupción y eficiencia, vienen las más políticas:

democracia y justicia social, que son las grandes orientaciones que a mí entender definen una izquierda moderna. No me gustan ni dictadores que concentren el poder e impidan las libertades, ni gobiernos dedicados a sostener las enormes injusticias que atraviesan nuestro país.

Para evaluar en base a estas 4 preguntas a los candidatos en una contienda electoral, hay que oír los discursos pero también ver sus acciones, lo que realmente han hecho. Por cierto, no siempre las respuestas son tan claras, pero estas preguntas a mí me sirven para sopesar las alternativas.

Hagamos una revisión rápida de los candidatos a Lima. Empecemos por el que quizás quede fuera de carrera, Alex Kouri. Corrupción: con un peaje que nos robó decenas de millones de soles a favor de la empresa de su familiar, no tiene las manos limpias sino bien sucias. Eficiencia: Algunos piensan que ha hecho una buena gestión, pero no saben que el Callao tiene un presupuesto similar al de Lima con la octava parte de población, es decir tiene muchísimo más dinero, ni saben tampoco que entre el 2007 y el 2009 el gobierno regional del Callao presidido por Kouri dejó de ejecutar 200 millones de soles de su presupuesto, 200 millones en su cuenta que no usó a favor de su provincia. Democracia: si Kouri en la salita del SIN arreglando negocios con Montesinos no fuera suficiente muestra de sus negociados, el saltar en esta elección de un partido a otro son ninguna elección interna completa la figura. Justicia Social: dirigente del PPC, aliado de Fujimori y de Alan García, ha estado siempre del lado de los ricos. Con 0 a 4, mal en las 4 respuestas, de ninguna manera votaría por él.


Sigamos con Lourdes Flores. Corrupción: tiene en su pasivo defender a un acusado de narcotraficante y cobrar un millón de soles por defender la entrada de autos usados que contamina la ciudad, pero aun así no se le puede acusar de haber robado. Eficiencia: no tiene experiencia alguna de gestión pública, así que no podemos calificarla de ineficiente, aunque si de carente de experiencia. Democracia: estuvo en la lucha contra la dictadura, arrugando a veces, pero estuvo; punto a su favor. Justicia Social: el PPC es la derecha recalcitrante, los mayores defensores del neoliberalismo, los que no quieren una mejor distribución de la riqueza. En resumen, Lourdes tiene 1 respuesta a favor, 2 en contra, 1 a medias, tampoco tiene mis preferencias.


Susana Villarán. Corrupción: totalmente limpia, nadie ha podido sacarle ninguna acusación de malos manejos ni vínculos con narcos o ladrones. Eficiencia: fue ministra de la mujer y ejecutó un presupuesto de 300 millones de soles, y lo hizo bien en un momento difícil, poco después de la caída de Fujimori cuando había que limpiar y reconstruir las instituciones. Democracia: se fajó en la lucha contra la dictadura, dirigiendo la Coordinadora de los Derechos Humanos cuando las papas quemaban y los riesgos eran grandes; sólo eso ya es muy meritorio. Justicia Social: es partidaria de la redistribución y los derechos sociales, militante de una izquierda cristiana y social que la llevó a vivir al Rímac y a fundar la primera experiencia del vaso de leche en ayuda a las familias afectadas por la crisis. Susana suma 4 buenas respuestas, mis preferencias están claras.


Humberto Lay. Corrupción: parece limpio, y la religiosidad le ayuda. Eficiencia: no tiene experiencia de gestión, en su partido no le ha ido muy bien ni con los congresistas (alguien recuerda quienes eran o sabe donde están?) ni con sus candidatos (pocas semanas antes de la inscripción de listas presentó a otro candidato por su partido, el que se fue con otra tienda política). Democracia: no sé que ha hecho ni que piensa al respecto, pero eso de tener como base social a sus feligreses no me suena bien. Justicia Social: con PPK de asesor principal, está claro que patea para el lado de los poderosos. Aunque tengo dudas sobre algunas respuestas, Lay no pasa la valla.


Podría seguir con los demás, pero creo que basta por ahora. Como siempre sucede, no existe el candidato ideal. La vida es así: nada es perfecto. Pero tenemos ahora una muy buena candidata, una muy buena lista, y hay que aprovechar la oportunidad para votar con gusto, con ganas, con esperanza. No por el mal menor sino por lo bueno que puede venir. Yo, marcaré los recuadros con la FS en estas elecciones en Lima.

 

UNA REFLEXION NECESARIA

SUSANA VILLARAN, LA FUERZA DE UNA MUJER

Por: Mirko Senda

(Publicado el 10 de mayo 2010)

 

Atreverse a escribir unas líneas de reflexión vísperas al día de la madre, sobre las perspectivas electorales municipales y en abierta y solidaría actitud a Susana Villarán, una mujer a la que como muchos Limeños y peruanos no conocemos de manera personal pero si por la voz popular de los peruanos, sobre su firme actitud contra la corrupción, la pobreza, la defensa de la soberanía nacional y los DD.HH, creo que no es una osadía y ni abandono ideológico, muy por el contrario considero que es una muestra de avance a posiciones de unidad y reorganización del movimiento popular peruano, afirmando que somos aliados tácticos frente a un sistema institucionalmente inmoral y corrupto qué impone la derecha a sangre y fuego.

 

La lealtad con uno mismo implica ser autocritico, como muchos limeños y peruanos hemos dicho siempre que el gobierno municipal de Barrantes fue insuficiente, que el de Jorge del Castillo no sirvió, que el de Andrade tampoco sirvió y que este ultimo que hace obras plagadas de corrupción a cambio de votos es inservible y que el que vendrá auspiciada y monopolizada por la derecha entre  Lourdes y Kouri solo servirá para perpetuar la corrupción. Sin embargo el problema no solo está en lo ladrones, ineptos y mudos cómplices que presentan estos sino en lo permisivos que somos nosotros, donde nuestra viveza está valorada en hacerse rico de la noche a la mañana y nuestra voluntad se compra con baratos regalos o sueldos miserables para unos cuentos y el resto que se joda.

 

Lastimosamente tenemos una prensa aliada de la corrupción y defensora de los círculos de poder económico, trabajadores burócratas y deshonestos que más parecen sirvientes del alcalde que se alegran si ponen una multa a un humilde taxista, se emborrachan desalojando a pobres ambulantes o quemando chozas de empobrecidos invasores de terrones sin plantearles ninguna solución, y son tan cobardes a la hora de exigir que los ricos paguen sus impuestos y generen trabajo digno con salarios dignos.

 

Siempre he dicho que ser progresista, es defender la vida y la madre tierra, y aquí en el perú ningún alcalde ha propuesto reciclar o industrializar la basura, no existen vertederos con control sanitario fiables y los vecinos tiran la basura en las calles con la escusa de que no hay mantenimiento de calles y jardines.

 

Nadie se preocupa por generar una cultura ciudadana, un habito por la lectura, por eso no hay conciencia ni memoria política, histórica ni económica, los Kouri, las Lourdes, Las Keiko, las Castañedas, los Del Castillo convictos guardianes de mafias Fujimontecinistas y Apristas, parece decir burlonamente que aquí no pasa nada. 

Si muchos regidores, ministros o funcionarios públicos compran sus títulos profesionales no debe sorprender a nadie que una licencia para un negocio o para chofer también se obtenga coimeando y si una combi mata a peatones los jueces absuelvan a los asesinos, no te atrevas a pedir asiento para tu mujer embarazada o para aquel que lleva a su hijo en brazos en un ómnibus porque te responderán con una lisura. Asi disfruta la gente, ignorando o callando ante el padecimiento ajeno mientras critican a los gobernantes y envidiando el aparente éxito de unos cuantos.

 

Como muchos peruanos he repetido indignado: ratero, falso, asesino y vende patria a muchas autoridades políticas, pero he visto a muchos de ellos rehusarse a participar políticamente en los destinos de su comunidad, de su región y del país. Quizás porque nadie se ha preocupado en tender puentes confiables de diálogo y participación directa en la gestión municipal, regional y nacional. Todos los intentos vistos hasta ahora siempre fueron traicionados y vilmente perseguidos sus líderes populares.

 

La seguridad ciudadana no existe, por que la pobreza crece a vista y paciencia de la lacra política que representa la derecha aprista, fujimorista y unidad nacional, los cinturones periurbanos de las capitales están a punto de estallar por que los pobladores piden cambios  radicales, ante ese temor el serenazgo es utilizado como perro guardián de las zonas residencial con las calles enrejadas o playas con muros divisores racistas.

 

Francamente soy consciente que arrastramos viejas costumbres y malvados hábitos que nos impusieron desde la conquista y que nuestra independencia fue falsa, por ello tanta falsedad y cobardía hay en los políticos y somos pocos los que nos atrevemos a decirles sus verdades y por ello nos llaman terroristas, anti-sistemas y tantas estupideces propias de aquellos pobres en ideas, pusilánimes que se envalentona solo si tiene una pistola entre sus corrompidas manos. De igual modo soy sincero al decir que tenemos esperanza, no puedo garantizar que el próximo gobierno será puro, pero si garantizar que Susana Villarán implementara una nueva forma de hacer política, fiscalizar y auditara todo lo hecho hasta ahora, implementara una gestión productiva y de desarrollo sostenible por que quiere una Lima para todos.

 

Susana Villarán ya demostró que es posible gobernar a favor del pueblo lo demostró como co-fundadora del Vaso de Leche, Defendió a la Mujer durante su gestión en el ministerio de la Mujer y Desarrollo Social, como Defensora de la Policía, como exsecretaria ejecutiva de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) y como participante del Comité de Derechos del Niño de las Naciones Unidas. Su sencillez y firmeza junto al pueblo es garantía de buen gobierno municipal.

 

Basta de sentirnos derrotados, tenemos buenos talentos, capital humano que la derecha desprecia, los peruanos tenemos muchas cosas buenas, nuestra tierra es generosa abunda la flora, fauna y los hidrocarburos, digamos basta a la estupidez, la permisividad y la indiferencia, participemos unidos apoyando a la mejor opción de Lima para romper la trampa de la derecha que solo busca la impunidad hasta y después del 2011.  

Hoy todos estamos decididos a cambiar, nuestra resistencia es pacífica y democrática aun sabiendo que nos enfrentamos a un poder económico doblemente fuerte y blindado por la impunidad, estoy convencido que los corruptos tienen los días contactos, la conciencia de los peruanos se levanta y exige cambio.

Por: Ignazio De Ferrari

 

Gane o no, la consolidación del capital político de Villarán tiene consecuencias más allá de esta elección, toda vez que logre posicionar a su partido como una opción de centro-izquierda viable de cara al futuro.

 

Cuando parecía que la elección limeña sería una batalla de dos hasta el final, Susana Villarán empezó a despegar en las encuestas. El despegue coincidió con la tacha planteada contra la candidatura de Alex Kouri y el descenso de Lourdes Flores en las encuestas a raíz de sus vínculos con el presunto narcotraficante, César Cataño. Definida la salida del ex presidente regional del Callao de la carrera municipal, se abrió un nuevo panorama en el que Susana Villarán ha pasado a la ofensiva y Flores parece replegarse para defender sus votos hasta el 3 de octubre.

 

¿Puede ganar Susana Villarán? Esa es la pregunta que muchos se hacen por estas horas. Según la primera encuesta electoral llevada a cabo en el escenario post Kouri, Villarán sube a un expectante 14%, pero Lourdes sube también y se ubica en 40% (fuente: Datum). Remontar más de 20 puntos en seis semanas no es tarea fácil, pero tampoco imposible. La volatilidad del electorado limeño es conocida. En 2002, Luis Castañeda remontó una elección que parecía tener perdida contra el alcalde Aberto Andrade.

 

Gane o no, la consolidación del capital político de Villarán tiene consecuencias más allá de esta elección, toda vez que logre posicionar a su partido como una opción de centro-izquierda viable de cara al futuro. Pero, ¿por qué es importante que exista una izquierda del talante de Villarán que sea electoralmente viable? La clave está en la alternancia. En la actualidad la única alternativa real a los gobiernos conservadores de las últimas dos décadas la representa el humalismo, que defiende un modelo económico que pone al Estado nuevamente en el centro de la actividad económica y que ha mostrado tener reflejos autoritarios. Ese tipo de alternancia asusta a muchos.

 

La política peruana carece de un proyecto político de centro-izquierda responsable y maduro. En las elecciones de 2006, Alan García ganó con una plataforma de ese tipo, pero eligió gobernar desde la derecha. De esa manera dejó un vacío para que surja una opción que fungiera de bisagra entre la derecha y el nacionalismo de Humala. FS ha tomado la posta con un programa que pone énfasis en la educación, la defensa de las libertades individuales, la protección del medio ambiente y, a la vez, el mantenimiento de los grandes lineamientos del modelo económico. En resumen, una propuesta reformista desde el mercado que no representa un salto al vacío.

 

¿Podrá Villarán catapultar a su partido a esa posición con su participación electoral en Lima? Eso está por verse. Lo que está claro es que una victoria electoral o incluso un segundo puesto con una votación superior al 20% la pondría en la grilla de partida entre los políticos de primera línea. Además, si no gana en esta ocasión, a Villarán y FS les quedará la elección de 2014 para volver a tentar un gobierno municipal antes de pasar a las ligas nacionales. Lo que está claro es que empezar de a pocos tras el fracaso de las presidenciales de 2006 no es mala idea. En la región hay ejemplos de partidos de izquierda que saltaron a la arena nacional luego de una buena gestión a nivel local. El caso de Tabaré Vásquez del Frente Amplio que saltó de Montevideo a la presidencia es el más conocido. Villarán debe de haber tomado nota.

 

¿QUIÉNES SE  RESISTEN A LA UNIDAD?

Por: Marco Briones

 

El  ascenso de la candidatura de Susana Villarán, representando a los sectores sociales que luchan contra la corrupción, por la democracia auténtica   contra el entreguismo, ha puesto en el orden del día el problema de la UNIDAD.

 

Sabemos que los grupos de poder  económico y sus partidos son los primeros interesados en que se mantenga la dispersión y para ello mueve miles de hilos invisible.  Pero, ¿quiénes, en el campo popular se resisten equivocamente?

 

-Los sectarios, aquellos que piensan que son los portadores de  la “línea correcta”, de la verdad absoluta, y que por lo tanto es imposible que “nacionalistas”, “izquierdistas” y “socialdemócratas”  luchen juntos contra la corrupción y el entreguismo.

-Los “predestinados”,   que equivocadamente piensan que sólo son ellos los elegidos, los  llamados a entrar en los anales de la historia.

-Los oportunistas, acostumbrados a aprovecharse de algún al líder para  acceder a una “curul” o “cargo” y que piensan  que la unidad les resta posibilidades en la repartición de la ”torta electoral” o de los cupos electorales.

 

Para resistirse a LA UNIDAD  se usan miles de pretextos, se manipulan "prejuicios", viejas animadversiones y se levantan falsos escrúpulos. No estamos cerrando los ojos a las diferencias que existen, lo que afirmamos  es que bajo las banderas de lucha contra la corrupción, el entreguismo y por una auténtica democracia, podemos luchar y caminar juntos.

 

Un triunfo en las elecciones municipales en Lima -donde la lucha electoral no es contra una persona (Lourdes Flores Nano) sino contra  los grupos de poder económico y el partido que los representa (PPC)- tendrá incidencia en la lucha electoral que por la gran transformación libraremos el 2011.

 

Hagamos, entonces, que ese triunfo unitario de Susana Villarán sea preámbulo del triunfo de Ollanta Humala. Y lo será, en la medida que  en la campaña electoral en curso logremos reconstruir el sentimiento unitario de nuestro pueblo, destruido irresponsablemente hace veinte años.

 

Por la seriedad de los acontecimientos que se avecinan debemos empezar por establecer, desde ahora, responsabilidades. La tienen quienes aconsejan o asesoran a  nuestros líderes; pero, en última instancia, quienes militamos “abajo". Pues, tenemos el deber de persuadir oportunamente a nuestros lideres a  abrazar las banderas de LA UNIDAD, y si son auténticos lideres tendrán la virtud  de escuchar nuestras voces.

 

Los triunfos de Susana Villarán y Ollanta Humala beneficiarán no sólo a Lima y  al Perú sino , también, a todos los pueblos de América Latina, que nos miran con esperanza.

 

SUSANA Y PATRIA ROJA

Por: Manuel Guerra

 
Tiempo atrás, cuando se establecieron conversaciones entre el PNP y algunos partidos de la izquierda con el propósito de articular un frente electoral unitario, la derecha dio el grito en el cielo, y de inmediato se puso a conspirar para impedir que cristalizara esa posibilidad. Su estrategia estuvo orientada a meterle miedo a Ollanta Humala, haciéndole saber que más le valía estar aliado con el diablo que con Patria Roja. Un titular de Correo, craneado por el inefable Aldo Mariategui, resumió en qué consistía el  manejo inquisitorial de la derecha: PATRIA ROJA MAS OLLANTA HUMALA, IGUAL DINAMITA.

 

Y sobre esta idea fuerza se realizó una ofensiva en toda regla, deslizando el mensajeruela izquierda no aportaba, ni sumaba nada al candidato nacionalista, y que más le valía sacudirse de tan incómoda compañía.


Contrariamente a lo esperado Ollanta arrugó y se colocó a la defensiva. Más temprano que tarde salió a negar públicamente lo que había afirmado enprivado, y aseguró que de ninguna manera estaba en sus planes aliarse con PatriaRoja y que él no era de izquierda, sino nacionalista, y que todos los que quisieran podían sumarse a su proyecto, pero que de alianzas, nones. Corolario de todo esto fue la fragmentación de las fuerzas antineoliberales en el proceso electoral municipal y regional, frustrando la expectativa de muchos sectores del interior del país que tenían avanzados sus compromisos unitarios, y que a la hora de firmar los acuerdos se dieron con la sorpresa que la dirección del PNP simplemente desautorizaba a sus bases y se negaba a refrendar los compromisos.


La decisión de diversas fuerzas sociales y políticas de dar la batalla por Lima, es decir disputarle este escenario a la derecha y romper la falsa polarización que se estaba construyendo entre Lourdes Flores y Alex Kouri, es enteramente justa y correcta. Las circunstancias han colocado a Susana Villarán a la cabeza de esta confluencia, y su liderazgo está jugando un papel importante para articular y acrecentar este espacio, darle confianza a la gente que la unidad es posible, y también la esperanza que las cosas pueden cambiar para mejor.

 

En circunstancias que crece la intención de voto por Susana, la derecha nuevamente se ha dedicado a lanzar un fuego nutrido para impedir que su candidatura alcance un nivel de protagonismo y  petardear la unidad alcanzada, recurriendo otra vez al manoseado sambenito de usar a Patria Roja como cuco, pretendiendo que somos una suerte de apestados o leprosos políticos, con los que no conviene tener ningún trato. Pero a diferencia del candidato nacionalista, Susana no ha caído en el chantaje macartista, no se asusta, ni niega, ni reniega de sus aliados, y eso dice mucho de ella en un país donde los políticos no se caracterizan precisamente por sus lealtades.

 

Desde la izquierda hay también quienes presionan contra el entendimiento con Susana. Y sacan a relucir que es una socialdemócrata, que es anticastrista y antichavista. ¿Cómo es posible que Patria Roja se alíe con gente así?  Hay que responder que ya bastante daño sufrió en el pasado la izquierda peruana, cuando puso como línea divisoria sus simpatías o antipatías con experiencias extranjeras. Ser internacionalistas es una cosa, y nadie puede reprochar a Patria Roja inconsecuencia en este tema;  colocar lo internacional como base de nuestro programa concreto, y a partir de ello definir la política de alianzas, es otra muy distinta, con la que no estamos en absoluto de acuerdo.


Pero además ¿Quién ha dicho que la unidad se hace solamente entre los iguales? Si seríamos iguales estaríamos todos en un partido, ya no habría necesidad de frente único. El Frente se organiza entre fuerzas diferentes que coinciden en una plataforma o programa, no con los que coinciden en el cien por ciento.

 

Ya Mariátegui señalaba que el frente único no anula la personalidad, no anula la filiación de ninguno de los que lo componen. No significa la confusión ni la amalgama de todas las doctrinas en una doctrina única.  Asimismo, en la izquierda estamos aprendiendo a unirnos a partir de lo que coincidimos y no a partir de lo que nos diferencia. Las diferencias las iremos trabajando paso a paso, con criterios fundamentalmente políticos y no ideológicos.


Estamos por la más amplia unidad de los sectores de izquierda, patrióticos, progresistas, democráticos que aspiran a un nuevo Perú. La base de esta unidad no puede ser sino un proyecto de país, que a nuestro juicio tiene cuatro elementos básicos: Nueva república, Nueva Constitución, Proyecto Nacional y Gobierno democrático, patriótico, de regeneración moral y ancha base social. En torno a este objetivo caben muchas fuerzas políticas, sociales, culturales, religiosas, étnicas, empresariales, ecologistas, de género, juveniles. Si coincidimos en un proyecto de país, o más concretamente, en un proyecto para Lima, ¿Por qué no puede unirse Susana Villarán con Patria Roja, y viceversa?

SUSANA VILLARÁN Y LA VERDAD COMO FORMA DE RELACIONARNOS

Por: Susel Paredes Piqué

 

Después de muchos años el pueblo devuelve su confianza a la izquierda, y no es casualidad, la presentación de candidaturas jóvenes, de representantes de movimientos sociales emergentes, y un discurso abierto, audaz, sin medias tintas que dice las cosas por su nombre lo ha permitido, en esta ocasión en Lima que representa nada menos que un tercio del electorado nacional.

La presencia de jóvenes no sólo en lugares de las listas de la confluencia sino en la campaña, en la calle, casa por casa, esquina por esquina, barrunto por barrunto y no sólo volanteando sino repartiendo condones, hablando de los que les importa y necesitan para vivir en una ciudad que les permita vivir a plenitud disfrutando de los espacios públicos. En internet ya la rompimos lideramos las redes sociales.

En esta propuesta las mujeres son de verdad iguales, y se garantiza su seguridad en la calle y en la casa.

Movimientos sociales emergentes, la confluencia ha tenido la valentía de reconocer la ciudadanía plena de las personas LTGB, lesbianas, gays, trans y bisexuales, incluyendo como candidato a la alcaldía de Jesús María a un activista gay acompañado por una lesbiana candidata al consejo, de igual manera en Miraflores donde un alcalde homofóbico quiere reelegirse se ha incluido a un candidato a regidor fundador del Movimiento Homosexual de Lima.

La unidad de todas las fuerzas de izquierda, que no nos avergonzamos de decirlo, y que finalmente hemos logrado sentarnos y dejar nuestras mezquindades para gobernar Lima.

El uso de la verdad apreciadísimo bien en una sociedad harta de la hipocresía, de los dobles discursos y dobles vidas de los políticos hace crecer las encuestas que demuestran que en Lima queremos una persona transparente a quien entregarle la ciudad.

La ya exitosa confluencia para Lima liderada por Susana Villarán es el primer paso de lo que puede ser un nuevo escenario para la izquierda en el Perú, por eso estoy segura que tendremos que trabajar con empeño y mucha, mucha pasión.

INDIGNANTE HISTORIA DE PIÉROLA Y LOS PRADO

 

ESTA ES LA HISTORIA QUE NUNCA NOS ENSEÑARON EN EL COLEGIO, POR CONVENIENCIA DE LOS GOBIERNOS TRAIDORES Y CORRUPTOS. Durante el gobierno de Prado, se corría un estribillo que decía: "Este jabón lava, pero nunca sacará la mancha" y todo aquel que lo decía o escribía terminaba en la cárcel.  NUNCA OLVIDEMOS NUESTRA HISTORIA PERUANOS.

EL ROL DE NICOLÁS DE PIÉROLA EN LA HISTORIA DEL PERÚ

Seguramente Nicolás de Piérola debe ser uno de los personajes que más daño ha causado al Perú y sin embargo, a través del tiempo se le ha rendido pleitesía y hasta la principal avenida de Lima lleva su nombre. En las escuelas y colegios del país nunca se narró la historia verdadera de este político que le tocó ser una figura preponderante en los aciagos años de la guerra del pacífico, por el contrario se le menciona como al patriota que dio todo de si, por su patria.

Ni los conocidos historiadores, Jorge Basadre, Pons Muzo ni otro, se atrevieron a escribir la verdad sobre Piérola y no porque no supieran cual era lo cierto, sino, por el temor que casi siempre han tenido estos intelectuales a las clases dominantes y de poder en el Perú, además sabían que pasando por encima de monstruosas verdades, podrían sus libros ser aceptados por el Ministerio de Educación del Perú y por otro lado serian reconocidos como hombres ilustres. Por ejemplo, nadie dijo que en realidad la guerra del 79 no fue con Chile, sino que fue con un pais poderoso como Inglaterra, la primera potencia del mundo en esos años, que uso a Chile como instrumento para arrebatarle a Perú y Bolivia las riquezas que guardaban su suelo, riquezas que como era natural fueron a parar a las empresas inglesas después. Como una muestra de esto, puedo señalar que Chile, por la adquisición de sus blindados Cochrane y Blanco Encalada, no pago ni un solo peso a Inglaterra que los construyó.

Sin embargo es importante que la historia real se vaya abriendo campo, porque como es sabido, solo los pueblos que conocen y respetan su historia pueden aspirar a un futuro mejor. Para no explayarnos en este tema nos  centraremos en una parte de la historia.
Era el mes de noviembre del 1879, ya el Perú había perdido el Huáscar en Angamos y solo le quedaba un débil barco de guerra  que era la corveta Unión. El gobierno de Mariano Ignacio Prado, resolvió hacer una colecta nacional para comprar dos blindados que podían significar la salvación de la república, esta se llevo a cabo el ultimo domingo de ese mes de noviembre y cuentan los que vivieron por esos tiempos, que todo el Perú acudió a ese llamado, desde las esferas acaudaladas, hasta los mas pobres, las mujeres entregaron sus joyas y los niños sus alcancías. Por los mismos días llegaba al Callao desde Santiago de Chile, Nicolás de Piérola, país donde se encontraba exiliado y con el amparo de la burguesía chilena que tenia el poder en esa nación. Apenas desembarco empezó a conspirar en la oscuridad contra el gobierno, cosa que era costumbre en él, porque este fue el eterno revoltoso, que hizo revoluciones y montoneras, que siempre fueron derrotadas, por el gobierno de turno

 El 18 de diciembre del mismo año, el presidente Prado a escondidas se embarca en el Callao en un vapor que iba a Panamá, llevándose el producto de la colecta, que el pueblo peruano hizo para comprar dos barcos blindados, cuando llego a Guayaquil renuncio a su cargo y se fue a Paris de donde jamás volvió y fue un hombre acaudalado en la ciudad luz. Esta indignante traición apenas si se cuenta en la historia oficial del Perú. Mariano Ignacio Prado no volvió, pero años mas tarde si volvió su hijo Manuel Prado Ugarteche y aunque parezca increíble, el pueblo peruano lo eligió dos veces presidente. Es cierto que la amnesia de los pueblos no puede tener limite y su familia en el país, fue poderosa y acaudalada, ostentando lujos y osadía y todo eso con el dinero del hombres y mujeres, de niños y ancianos que se desprendieron de lo que tenían, porque pensaron que así se salvaría la patria.

La huida de Prado, significó el momento preciso que buscaba Piérola para hacerse del poder y así al frente de una montonera entro en Lima, para derrocar al gobierno que estaba a cargo del vice presidente, general La Puerta, hombre entrado en años y de poco carácter, que no opuso mayor resistencia, además las tropas acantonadas en Lima, a través de sus jefes anunciaron que no se batirían contra peruanos en un momento tan difícil para el Perú, por lo que aceptaban el gobierno de Piérola, para no causar mas males a la nación.

Apenas Piérola tomo las riendas del país, empezó un monstruoso plan contra su propio país, el Perú. Este hombre conocido como vanidoso, engreído y ego centrista, comenzó a dar los pasos par hundir a nuestro Perú, esta claro que todo lo que hizo, fue cumpliendo consignas de sus amigos chilenos, de quien el fue, siempre un especial huésped.

Lo primero que hizo, fue cortar todo apoyo y abastecimiento al ejercito del sur acantonado en Tacna, sitio donde se llevaría la segunda  etapa de la guerra con Chile. Al Mando del ejercito del sur o de Tacna, como también se le llamaba, estaba el Contralmirante Lizardo Montero, hombre que había combatido y derrotado a Piérola años antes en una de la muchas revoluciones que este inicio. Por lo tanto lo tenia como enemigo político y sentía celos de el, porque si tenia éxito en la campaña del sur, podría ser bien visto por el pueblo peruano y podría arrebatarle la presidencia. Pensando así, de esa forma tan mezquina, condeno a estas fuerzas peruanas al mas absoluto abandono, en momentos en que se jugaba el destino del país.
 
El pueblo limeño al notar esta actitud, por demás reprochable del dictador, salió a las calles en ruidosas manifestaciones, pidiendo que se envíe socorro a los defensores del sur, que sufrían por escases de alimentos, armas, municiones, ropa y los refuerzos necesarios para  enfrentar al fuerte y numeroso ejercito chileno que empezaba a desembarcar en Ilo, en ese tiempo llamado Pacocha. En Lima había en ese momento dos divisiones de ocho mil soldados cada una que había formado el general Lacotera, por orden del gobierno anterior y que permanecían inmóviles en sus cuarteles. Piérola para acallar las protestas ordeno enviar un cargamento secreto hacia Arica en la corbeta Unión, así fueron embarcadas con mucha fanfarrea y teatro un cargamento, en el que se suponía iba la salvación del ejercito del sur. La misión era muy difícil, porque el puerto de Arica estaba bloqueado por la escuadra chilena. Manuel Villavicencio, marino hábil e inteligente, fue el encargado de llevar a la Unión a su destino, corrían los últimos días del mes de febrero de 1880. La Unión se acerco al puerto de Arica en la madrugada del 26 de ese mes y empleando buenos movimientos paso en la oscuridad entre los buques chilenos y anclo en el mulle del puerto peruano e inmediatamente inicio la labor de descarga, sin ocuparse de contestar al cañoneo de la flota del país del sur. El Huáscar que ya estaba a servicio de la escuadra chilena, intento espolonear a la Unión, pero un certero cañonazo de una batería de tierra paro esa intención y además causo la muerte de su comandante, de apellido Thompson.

A las cuatro de la tarde la faena había terminado y sin perder tiempo y aun cuando el sol no se perdía en el horizonte, la Unión con una hábil maniobra logra romper el cerco de la poderosa escuadra chilena, en medio de las hurras peruanas del muelle, del asombro de los marinos chilenos y el aplauso y admiración de los barcos neutrales, que en señal de saludo lanzaron al aire sus sirenas. La Unión llego al Callao, sana y salva.

Pasada la euforia, los peruanos en Arica comenzaron a desempacar el cargamento que vino en cajas cerradas y se dieron con la triste  sorpresa de que solo les habían enviado montones de tela blanca y dos ametralladoras malogradas e inservibles. Piérola se había burlado  de ellos y del pueblo peruano en la forma mas cruel que se le pudo ocurrir. Este hecho que había levantado la moral peruana en un principio,  significo un terrible golpe al ánimo de los defensores del Perú. Respecto a esto, el historiador chileno Vicuña Makena dice "este hecho trajo desazón en los espíritus entre la oficialidad y tropas peruanas". Ahora sabían los peruanos del ejército del sur, que estaban abandonados a su suerte y que no recibieran nada de su propio gobierno. Piérola estaba cumpliendo su cometido, facilitar la derrota del Perú.

En este escenario, se dio la batalla de Tacna o del Alto de la Alianza, los chilenos avanzaron desde el norte con 18 mil soldados y 1200 jinetes de caballería, con numerosa artillería manejada magistralmente por los artilleros ingleses. Los peruanos que estaban aliados con Bolivia opusieron 6500 peruanos y 3000 bolivianos, sin caballería y con 12 piezas de artillería.

El llamado ejercito de Arequipa que había salido de Arequipa hacia dos meses antes, al mando del Coronel Leiva, con 2000 soldados, para unirse al ejército de Tacna, jamás llego, avanzó tan lentamente que el día 26 de mayo día de la batalla, se encontraba en Mirave a 130 kilómetros de Tacna, de donde regreso a Arequipa, naturalmente este mal coronel no llego a su destino por ordenes de Piérola que era su amigo y coterráneo, ambos eran de Arequipa.

A pesar de la tremenda diferencia de fuerzas el encuentro fue horriblemente parejo, sobresaliendo el batallón Zepita al mando de Cáceres, y por el lado boliviano, los Colorados hicieron honor a su fama de aguerridos. Ante el tremendo empuje de valor y coraje aliado, el chileno empezó a retroceder y parecía que la victoria sería aliada, los batallones chilenos retrocedían y estaban a punto de entrar en pánico, a pesar de que los oficiales de ese ejército sableaban a los que daban la espalda. Sobre este momento, Vicuña Makena escribe: "Los batallones chilenos retrocedían y parecía que iban a entrar en pánico, en ese momento la suerte de Chile pendía de un hilo".  Y lo que decía este historiador era cierto, porque Chile había invertido todo lo que tenia en esta batalla y si la perdía, simplemente perdía la guerra, porque les hubiera sido imposible volver a formar otro ejercito. Pero fue en esas circunstancias que se detuvo el avance peruano, lo que había sucedido era, que se habían agotado las municiones, entonces lo chilenos volvieron a la carga y a nuestros compatriotas no les quedo mas que batirse a bayoneta. Se perdió la batalla de Tacna y con ello la oportunidad de salvar a la nación, todo por la traición de un cucufato que se creía dios, que servía al enemigo, Chile. La derrota del ejercito de Tacna, agobió al pueblo peruano, muchas lagrimas corrieron, cuando se difundió la noticia, sin embargo en palacio de gobierno en Lima, hubo fiesta. El 28 de mayo de ese mismo año, dos días después de la batalla, se publico en el diario oficial del gobierno de Piérola, llamado La Patria, un editorial que empezaba con las siguientes palabras:  “Hace dos días atrás fue destruido en Tacna, el ultimo reducto del corrupto régimen anterior", se refería a los mártires del Alto de la Alianza, que todo el Perú lloraba. A ese punto llego la insania mental de este dictador al servicio de Chile, en el peor momento de la historia del Perú.

Pasaron los meses y el ejercito invasor comenzó a desembarcar en las cercanías de Lima, todos los militares conocedores de su oficio le recomendaban salir al encuentro de esas tropas chilenas que estaban desembarcando para batirlas por separado impidiendo que puedan concentrarse, el diario El Comercio, en sus artículos y editoriales también exigía eso, sin embargo Piérola reacio a todo consejo, permaneció inmóvil permitiendo que los chilenos tranquilamente desembarcaran y se trasladaran a Lurín. En el fondo no quería delegar a nadie el mando del ejercito, tampoco quería dejar palacio de gobierno, por eso decidió  esperar al ejercito de Chile, en las puertas de Lima. Así llego el 13 de enero de 1881, en San Juan se dio el primer encuentro del compacto ejército chileno apoyado por su escuadra, contra un ejercito peruano totalmente mal dirigido por un ego centrista pechoño, como era Piérola. Naturalmente el resultado no pudo ser bueno para los peruanos, que tuvieron que retroceder hacia la segunda línea colocada en Miraflores.

 
Terminada la batalla de San Juan, la soldadesca chilena se desbando y comenzaron a saquear las residencias de Chorrillos y cercanías, donde había muchas bodegas de vinos y otros licores, productos que los soldados mapochinos comenzaron a beber en forma desenfrenada, mientras le prendían fuego al pueblo.

Preocupado el General Baquedano, comandante en jefe del ejercito chileno, le pidió una tregua a Piérola, cosa que este acepto inmediatamente, naturalmente que tenia que ser así, Piérola, no podía permitir una debacle del ejercito chileno. En la noche mientras el fuego consumía las casas y residencias y los chilenos se mataban entre si y otros dormían en las calles o deambulaban totalmente embriagados por el alcohol, se presento ante el dictador peruano, el Coronel Cáceres, para pedirle permiso y atacar con su batallón de dos mil hombres a los chilenos en la absoluta convicción que con esa acción terminaría con el ejercito chileno que se hallaba desbandado y borracho y con ello se ganaría la guerra. Naturalmente Piérola le negó el permiso, aduciendo que le había dado su palabra al comandante chileno de que no atacaría, una prueba más de que este hombre, servía a Chile.

Naturalmente, cuando ya a los chilenos se les paso la borrachera y se reagruparon, se olvidaron de la tregua y empezaron el ataque contra la segunda línea defensiva que estaba en Miraflores esto ocurrió a medio día del día 15 de enero. Las mal distribuidas fuerzas peruanas poco pudieron hacer y a Piérola, el comandante en jefe, no se le vio dar ni una sola orden y cuando ya todo estaba consumado, se retiro del escenario hacia Lima y para no dejar inconclusa si obra contra la Patria, ordeno a todos los soldados depositar sus armas en el cuartel Santa Catalina, por esta acción, lo chilenos cuando ocuparon Lima, encontraron 15 mil fusiles en el mencionado cuartel. Piérola después de haber dado esta última orden huyo a la sierra, pero después de algunos años volvió a la escena política y como es normal el mal de amnesia de nuestro pueblo, fue hecho presidente nuevamente. 

Esta es la historia del accionar de Piérola en la etapa de la guerra con Chile, sus actos de flagrante traición a la Patria, deberían haberlo sepultado bajo un montón de tierra, sin embargo, su nombre figura en plazas, calles, clubes, billetes de moneda y otros sitios que debieran estar reservados para hombres que honraron a la nación.

ENCUENTRO INTERNACIONAL DE MUJERES Y PUEBLOS DE LAS AMÉRICAS CONTRA LA MILITARIZACIÓN.

 

Declaración final:

Llamamiento y mandato de las mujeres y los pueblos de las Américas

 

La resistencia de las mujeres y los pueblos posibilitará que la madre tierra y la vida humana se preserven por siempre.

 

Colombia se vistió de rostros de mujer, rostros de niñas y niños, de rostros de hombres; los rostros de los pueblos, quienes llenas y llenos de esperanzas, sueños, experiencias, luchas y resistencias, participamos llegadas y llegados desde la Argentina, Paraguay, Brasil, Perú, Ecuador, Venezuela, el Salvador, Honduras, Haití, Guatemala, Cuba, México, Estados Unidos, Canadá, España, Francia, Italia, Bélgica, Alemania; como también desde los rincones de Colombia sus departamentos y regiones de Nariño, Cauca, Valle, Huila, Chocó, Antioquia, Tolima, Cundinamarca, Bogotá, Magdalena medio, Bolívar, Santander, Norte de Santander, Arauca, Atlántico; para participar decida y alegremente en el Encuentro Internacional de Mujeres y Pueblos de las Américas contra la Militarización desde 16 al 23 de agosto.

 

Este encuentro ve hoy más que nunca cómo la amenaza de guerra mundial resuena y se impone ya en distintas geografías y la humanidad está en la encrucijada de su sobrevivencia y la de otras formas de vida aún existentes. Este encuentro se realiza en un momento en el que el imperialismo norteamericano está diseñando y ejecutando estrategias agresivas de recolonización para reposicionarse y tratar de recuperar la gran crisis de su sistema capitalista. El despojo de las riquezas de los pueblos y la violación a los derechos humanos de mano de la militarización son el camino que han definido, utilizando para ello los medios de comunicación masiva como el amarre ideológico y cultural.

 

Colombia es un extenso territorio con riquezas minerales, petróleo, fuentes de energía, agua, biodiversidad, flora, fauna, saber tradicional y ancestral de los pueblos indígenas, negros y campesinos; hoy muy codiciados y explotados por las empresas transnacionales que solo se interesan en sus vergonzosas e inhumanas ganancias, para lo cual alientan y fortalecen estos procesos de militarización, guerra, desarraigo, despojo y muerte dañinos a los pueblos y sus territorios; esta lógica dominante extendida y aplicada en toda nuestra América.

 

El país está conformado por una gran diversidad de pueblos indígenas, afrodescendientes, mestizos, comunidades campesinas y poblaciones urbanas cansadas de la guerra y la violencia que afecta al país desde hace más de 50 años y que ha causado cuatro millones y medio de desplazadas y desplazados y miles de personas asesinadas, desaparecidas y encarceladas. Estas comunidades y pueblos resisten de manera valiente y creativa, a través de procesos de soberanía de cuerpos, territorios y alimentos; afirmándose en sus propias y diversas identidades organizativas, culturales, espirituales y de cosmovisión; proponiendo como eje la unidad y la búsqueda e implementación de la vida digna, la autonomía, autodeterminación y soberanía.

 

Las mujeres, protagonistas de estos procesos, han sido y siguen siendo la fortaleza de sus pueblos a pesar de seguir recibiendo el impacto directo de la violencia, la pobreza, la exclusión y la discriminación, que en el caso de los conflictos sociales, políticos, económicos y armados significa explotación, miseria, violaciones sexuales, violación a su libertad sexual, y a otros derechos humanos básicos, implementando también el desarraigo, la persecución y la muerte.

 

El encuentro posibilitó que se organizaran misiones humanitarias de solidaridad hacia distintas regiones del país, que han permitido el intercambio de experiencias, vivencias y reflexiones entre las personas participantes, las mujeres, los pueblos, las comunidades rurales y urbanas colombianas. En estas visitas se pudo no sólo entender la realidad concreta sino darle rostro y nombres a quienes han enfrentado el proyecto de la militarización y la resistencia en sus territorios y vidas cotidianas, también los intereses económicos y geoestratégicos que se defienden. Esta oportunidad permite a la comunidad internacional continuar denunciando la terrible violación a los derechos humanos, que en Colombia adquiere niveles de perversión en prácticas como los falsos positivos, que son vinculaciones de personas inocentes con elementos que justifiquen el asesinato, y encarcelamiento, la desaparición forzada, y desplazamiento con lo que se demuestra que en este país no se está viviendo el postconflicto, como hoy lo asegura el gobierno.

 

Durante dos días se intercambiaron las experiencias de resistencia de las mujeres y de los pueblos de Colombia y el continente; se denunció el impacto de la militarización; se reafirmó la convicción de que estamos cansadas y cansados de la opresión, la explotación y la cultura de la muerte del capitalismo patriarcal y racista.

 

Desde este encuentro, en el ánimo colectivo de justicia, respeto y solidaridad continental hablamos al mundo para reiterar nuestro compromiso como mujeres y pueblos contra la militarización, y nos posicionamos para:

 

·       Luchar por justicia hacia las mujeres y que se pare la violencia, la intimidación, el control y la utilización de las mujeres como botín de guerra.

·       Rechazar con energía la estrategia imperialista de los Estados Unidos para militarizar las vidas, territorios y deseos que busca controlar las riquezas de los países y las consciencias. Decimos Fuera Bases militares yanquis de América Latina y del Caribe.

·       Rechazar la presencia de bases norteamericanas en nuestros países y territorios exigiendo su retiro inmediato.

·        Luchar contra la injerencia de ejércitos de ocupación como la MINUSTAH en Haití.

·        Luchar por el cierre de las bases militares en toda nuestra Abya Yala, contra los megaproyectos de energía, explotación petrolera, minera, la privatización del agua, y el despojo de territorios que favorecen hoy a las grandes empresas trasnacionales.

·        Rechazar la amenaza inminente intervención militar en Costa Rica con más de 7000 efectivos militares y 46 buques de guerra de los Estados Unidos.

·        Rechazamos los intentos de desestabilizar el gobierno legítimo y las provocaciones reiteradas contra el pueblo de la república Bolivariana de Venezuela.

·        Reiterar nuestra solidaridad con la resistencia nacional de Honduras, aglutinada en el FNRP, quienes enfilan su política y acción hacia el proyecto de refundación nacional, y en lo inmediato a una convocatoria de Asamblea Nacional Constituyente Popular y Democrática por ello llamamos también a los gobiernos estados y pueblos del mundo a no reconocer el régimen de Porfirio Lobo, quien es el continuador del golpe de estado y de las políticas de violación a los derechos humanos contra el pueblo hondureño que se mantiene en lucha.

·        Repudiar la criminalización de la lucha de los pueblos que significa muerte y represión contra mujeres y hombres y sus procesos organizativos.

·        Rechazar la política antiinmigrante que hoy se impone en los estados unidos fortaleciendo la lucha contra el muro.

·        Rechazar el nombramiento de Álvaro Uribe Vélez para la comisión de investigación por el crimen cometido con las brigadas de solidaridad con el pueblo palestino por el gobierno israelí.

·        Continuar en la lucha por la liberación de los cinco hermanos cubanos hoy presos injustamente en cárceles de los Estados Unidos.

·        Respaldar a la acción en la republica del Congo de la Marcha Mundial de Mujeres para el 17de octubre.

·        Acogemos el 10 de diciembre como el día de lucha continental contra las bases militares extranjeras.

·        Acogemos lo mandatado por la asamblea de los movimientos sociales en el IV Foro Social de las Américas realizado en Paraguay. Igualmente lo mandatado en el I y II encuentros hemisféricos contra la militarización Chiapas y Honduras.

·        Nos comprometemos a dinamizar e impulsar el IV Encuentro continental hemisférico contra la militarización.

·        Nos vinculamos a la campaña contra la militarización que se articula continentalmente.

Para el caso colombiano llamamos y proponemos al continente y al mundo:

·       Mantener firme la propuesta de solución política y negociada al conflicto social y armado interno que tiene Colombia.

·        Fortalecer y reconstruir los movimientos sociales como sujetos políticos fundamentales para la paz

·       Impulsar dinamizar y apoyar la corte mujeres y de pueblos desde lo local, regional nacional e internacional en la recuperación de la memoria por la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición.

·        Incentivar la unidad, el fortalecimiento de la concientización, la organización, la comunicación alternativa y la movilización como elementos importantes de autonomía lucha y resistencia.

·       Participar y acompañar la realización del congreso de los pueblos convocado desde la minga nacional de resistencia social y comunitaria para los días 8 a12 de octubre del 2010.

Hoy reafirmamos nuestro compromiso por la vida digna, la defensa de nuestros territorios, la soberanía, autonomía, autodeterminación, cultura y ancestralidad como movimientos sociales entendiendo que la lucha contra la militarización y las bases militares es un pilar fundamental para la paz.

 

Mi cuerpo es mi casa

Mi casa es mi territorio

Mi territorio es mi patria

Mi patria es mi continente.

Colombia, Barrancabermeja, 23 de agosto de 2010.

 

 

 
 
VISITA NUESTRA WEB Y COMPARTELA CON TUS AMIGOS