Navidad

¿Debemos como cristianos celebrarla?


 

 

Historia

Origen de Navidad ("Christmas" o "misa de Cristo")

 

En el principio de la etapa después de Cristo, todos los emperadores de Roma estaban en contra del Cristianismo. Los Césares se vieron a ellos mismos como un dios en carne, y todo ciudadano tenía la responsabilidad de adorar al césar como su dios. Esta situación era un desastre para los primeros cristianos, y regularmente eran buscados y matados horriblemente por su fe en Jesucristo y por el negar la adoración de los Césares como dioses. Casi todas las religiones en aquel tiempo permitían una pluralidad de dioses, y por lo cual, los demás religiones pudieron tener a César como su divinidad. Los cristianos rehusaron esto y muchos sufrieron y murieron por ello.

En el 313 después de Cristo, un emperador surgió con el nombre de Constantino. Él era muy astuto, y vio que mucho del conflicto entre los diferentes partes de su reino era basado en creencias religiosas. Para mantener la paz en el mundo de Roma, los otros emperadores antes de él habían usado la fuerza. Pero él concibió un plan de utilizar la religión como un elemento para consolidar su reino. Pudiendo establecer una sola religión controlarla, él se quitaría el conflicto entre su reino por causas religiosas. Escogiendo una religión ofendería a los demás, pero si él pudiera transformar una religión para que tomara elementos de todos, entonces la ofensa será mínima y casi todos iban a aceptarla. Entonces buscó lo más fuerte y robusto de las religiones.

Entonces él supuestamente se convirtió al Cristianismo, y declaró que el Cristianismo iba a ser la "religión del estado." Mientras que muchas religiones del tiempo aceptaban la pluralidad de dioses, todo andaba bien, pero había un problema, el emperador romano  debía ser adorado como un dios. Por costumbre las personas con pluralidad de dioses siempre lo tenían como su favorito entre los dioses. Pero ahora Constantino tuvo el problema que los Cristianos creían solamente en un solo Dios verdadero. Entonces Constantino reinterpretó los elementos del cristianismo para acomodar las demás creencias, representando elementos de otras religiones pero con nombres y conceptos Cristianos. El emperador llegó a ser Pedro el Vicario de Cristo en la tierra (y un estilo de adoración para él), la adoración a Jesús también incluyó a María su madre, y protectora de Dios, e intercesora entre Dios y hombre.

Esto de acomodar elementos no cristianos adentro del cristianismo es la forma católica de obrar por años y llegó a ser conocida formalmente como "la Iglesia Católica Romana". Tratando de establecer una religión del estado, él quiso establecer una única religión "Católica" que significa "universal".

Pero Constantino tuvo un problema aparte de declarar el Cristianismo la religión del estado, ¿cómo iba a prohibir la observación de los demás religiones? Su respuesta era de unir suficiente elementos de estas religiones paganas con elementos del Cristianismo para que los paganos no sintieran tanto el cambio y se acomodaran al cambio. Fue entendido que muchas veces que sus mismos dioses existían en otras culturas con otros nombres. Los romanos usaron unos nombres, y los griegos otros, y los egipcios otros, pero para ellos era el mismo dios. Entonces no era algo ilógico. Tuvo mucho éxito y multitudes "se convirtieron" al Cristianismo para estar bajo la protección imperial trayendo sus costumbres y creencias anteriores.

Lo mismo se puede ver en el Catolicismo en Sudamérica cuando ellos adaptaron elementos de las religiones de los indígenas al Catolicismo. Esta característica de asimilar a otras religiones en lugar de denunciarlas es típica del Catolicismo.

Levítico 20:23 Y no andéis en las prácticas de las naciones que yo echaré de delante de vosotros; porque ellos hicieron todas estas cosas, y los tuve en abominación.

Deuteronomio 12:30 guárdate que no tropieces yendo en pos de ellas, después que sean destruidas delante de ti; no preguntes acerca de sus dioses, diciendo: De la manera que servían aquellas naciones a sus dioses, yo también les serviré. 31 No harás así a Jehová tu Dios; porque toda cosa abominable que Jehová aborrece, hicieron ellos a sus dioses; pues aun a sus hijos y a sus hijas quemaban en el fuego a sus dioses.

La Iglesia Católica impuso un sistema que es opuesto al sistema celestial. En lugar de separarse del mundo y las falsas religiones, se unió a ellos y se hizo como ellos.

Por todo el Antiguo Testamento vemos el pueblo de Israel aprendiendo e incorporando prácticas basadas en creencias no bíblicas. Dios les castigo regularmente por esta desviación de la verdadera fe. (David Cox)

 

 

 

La palabra “navidad” es una contracción de “natividad”, que significa natalicio. Esta fiesta hizo su aparición en la Iglesia Católica y de allí se extendió al protestantismo y al resto del mundo. Pero, ¿de donde la recibió la Iglesia Católica? No fue de las enseñanzas del Nuevo Testamento. No fue de la Biblia ni de los apóstoles quienes habían sido instruidos personalmente por Jesús. La Navidad se introdujo en la Iglesia Católica durante el siglo cuarto, proveniente del paganismo.

 

Puesto que la celebración de la Navidad fue introducida en el mundo por la Iglesia Católica Romana y no tiene otra autoridad que la de ella misma, veamos lo que dice al respecto la Enciclopedia Católica (Edición de 1911): “La Navidad no estaba incluida entre las primeras festividades de la Iglesia… los primeros indicios de ella provienen de Egipto… Las costumbres paganas relacionadas con el principio de enero se centraron en la fiesta de la Navidad. (Enciclopedia Católica (Edición de 1911).

 

En la misma Enciclopedia, bajo “Día Natal”, encontramos que Orígenes, uno de los padres de la Iglesia Católica, reconoció la siguiente verdad: “No vemos en las Escrituras que nadie haya guardado una fiesta ni celebrado un gran banquete el día de su natalicio. Sólo los pecadores (como Faraón y Herodes) celebraban con gran regocijo el día en que nacieron en este mundo.” (Enciclopedia Católica (Edición de 1911).

 

La Enciclopedia Británica, Edición de 1946, dice: “La Navidad no se contaba entre las antiguas festividades de la Iglesia… No fue instituida por Jesucristo ni por los apóstoles, ni por autoridad bíblica. Fue tomada más tarde del paganismo. (Enciclopedia Británica, Edición de 1946).

 

La Enciclopedia Americana, Edición de 1944, dice: “La Navidad… de acuerdo con muchas autoridades no se celebró en los primeros siglos de la Iglesia Cristiana, ya que la costumbre del cristianismo en general era celebrar no el natalicio sino la muerte de personas importantes. (La “Comunión”, o mejor dicho, la Pascua, instituida por autoridad bíblica en el Nuevo Testamento, es una conmemoración de la muerte de Cristo)… En memoria de este acontecimiento (el nacimiento de Cristo) se instituyó una fiesta en el siglo cuarto. En el siglo quinto, la Iglesia Occidental dio orden de que fuese celebrada para siempre, EN EL MISMO DIA DE LA ANTIGUA FESTIVIDAD ROMANA EN HONOR DEL NACIMIENTO DEL SOL, YA QUE NO SE CONOCIA LA FECHA EXACTA DEL NACIMIENTO DE CRISTO.” (Enciclopedia Americana, Edición de 1944).

 

El Diccionario Enciclopédico Edaf, Edición de 1972, dice: “NAVIDAD. Contracción de Natividad. Natividad de Nuestro Señor Jesucristo. Día en que se celebra. Fiesta instituida, SEGÚN LA TRADICION, por el Papa Telésforo en el Siglo II, aunque la fecha no se concretó hasta el Siglo IV en la Iglesia Occidental. La celebración de la Navidad, fecha de paz y recogimiento familiar, adquiere en cada país características especiales, FUNDADAS EN LA TRADICION POPULAR O EN REMINISCENCIAS DE FESTIVIDADES PAGANAS… Durante los últimos años se ha extendido la costumbre, de origen alemán, de colocar el árbol de Navidad, abeto o pino profusamente adornado. Papá Noel en Francia, y Santa Claus en los países anglosajones, ambos venerables ancianos de larga barba blanca, símbolos del invierno, se encargan de repartir juguetes y regalos la noche de la víspera de Navidad.” (Diccionario Enciclopédico Edaf, Edición de 1972).

Estas autoridades históricas demuestran que durante los primeros dos o tres siglos de nuestra era, los cristianos no celebraban la Navidad. Esta fiesta fue introducida en la Iglesia Romana en el Siglo Cuarto de nuestra era ¡y no fue hasta el siglo quinto que se estableció como fiesta oficialmente cristiana!

Dios te bendiga

Jair Ochoa

Ver Navidad 2 Parte:

 

 

Home