Recetas

Sorbete de amaranto

publicado a la‎(s)‎ 3 nov. 2011 8:35 por Volver Al Medio   [ actualizado el 4 nov. 2011 6:17 ]

¿Conoce de las maravillosas propiedades nutricionales del amaranto, pero no sabe cómo consumirlo? Aquí encontrará una fácil y práctica receta con la que podrá disfrutar "el alimento de los astronautas".

Sustituya en sus comidas las bebidas instantáneas como gaseosas, tinto, café con leche, refrescos químicos y demás que no aportan mayores nutrientes para su requerimiento mínimo diario.

Ingredientes para 4 vasos

Para facilitar la medición de los ingredientes a quienes tienen gramera o balanza de cocina y para quienes no, hemos puesto las cantidades en gramos y su equivalente en volumen (tazas) entre paréntesis.
  1. Agua pura filtrada: 1 litro (5 tazas) 
  2. Amaranto en pepa (entero, sin cocinar): 100 gramos (1/2 taza) 
  3. Leche de soya en polvo (instantánea): 25 gramos (1/4 taza) 
  4. Cardamomo en pepitas: 1 gramo (aproximadamente 100 pepitas) 
  5. Panela pulverizada (opcional si la leche de soya viene endulzada): 50 gramos (1/4 taza) 
  6. Canela en astilla (opcional): 2 gramos (dos astillitas)
Procedimiento mínimo
  1. Cocine el amaranto en mínima agua (que apenas lo cubra) hasta que los granos hayan abierto en su mayoría y estén blandos. De ser necesario, en caso de secarse el agua, agregue un poco más hasta obtener el punto descrito anteriormente. 
  2. Si prefiere, puede agregar canela en astilla. 
  3. Deje enfriar. 
  4. En un cuenco o mortero, macere las pepitas de cardamomo. (Algunas veces la licuadora no las tritura debido a su reducido tamaño).
  5. Una vez enfriado el amaranto, licúe por tandas con el agua, la leche de soya, el cardamomo, y la panela. 
  6. ¡Y listo! Ya tiene una nutritiva y refrescante bebida con la que puede acompañar cualquier comida. 
Recomendaciones
  1. Según el gusto, puede variar la cantidad de cardamomo, panela y leche de soya.
  2. Es aconsejable retirar las astillas de canela antes de licuar, esto con el fin de no saturar el sabor de la bebida y hacerla más suave a la boca. Si desea, puede utilizar canela pulverizada en mínimas porciones.
  3. No es necesario colar.

Patacones con la cáscara del mismo plátano

publicado a la‎(s)‎ 15 may. 2011 9:11 por Remedios Lozano   [ actualizado el 15 may. 2011 20:18 por J. Diego Moreno ]


Una excelente receta de cascara de plátano para acompañar el patacón, aprovechando el plátano en su totalidad y obteniendo un excelente alimento. Esta es una preparación que muy pocos conocen, ya que, paradójicamente, se arroja a la basura la cáscara, que es donde se encuentran los mejores nutrientes del plátano. Si se aprovecharan por completo, se solucionaría parte del problema de malnutrición en la población.





Ingredientes:
  • 500 g de plátano verde (para patacón)
  • 125 c.c. de aceite de girasol o de ajonjolí
  • 250 g de tomates frescos
  • 100 g de pimentón maduro
  • Una cebolla cabezona roja pequeña (aproximadamente 50 g)
  • 50 g de cebolla puerro (cebollín)
  • Una pizca de cúrcuma pulverizada
  • Una pizca de curry
  • Una cucharadita de semillas de fenogreco
  • Dos cucharadas de ghee
  • Una pizca de pimienta negra molida
  • Sal marina
  • 125 g de queso de soya (tofu) o queso semidescremado
Procedimiento:
  1. Pele los plátanos. 
  2. Haga los patacones. Introduzca los plátanos en el aceite de girasol bien caliente y sofríalos hasta que queden doraditos, luego retírelos para ser aplastados con una tabla pataconera. Luego, llévelos nuevamente al fuego hasta ser freídos completamente.
  3. Cocine las cáscaras en una olla de acero inoxidable hasta que ablanden. Deben tomar un color marrón claro. Si prefiere, utilice una olla a presión para acelerar el proceso.
  4. Cuando ya estén cocinadas, bájelas del fuego, escúrralas y córtelas en finas tiras.
  5. Corte los tomates, los pimentones, el puerro, y la cebolla finamente. También pueden ser pasados por un procesador de alimentos, "ayudante de cocina" o "picatodo".
  6. En una olla o sartén de acero inoxidable, adicione ghee. Cuando esté caliente, agregue los tomates, pimentones, puerro y cebolla cabezona anteriormente picados. Sazone con cúrcuma, curry, pimienta, fenogreco y sal marina al gusto.
  7. Una vez este guiso empiece a desprender su aroma, adicione las tiras de cáscara de plátano, manteniendo el fuego hasta que los ingredientes se incorporen por completo.
  8. Finalmente, sirva los patacones poniendo encima de ellos el guisado anterior. Puede rallar queso de soya (tofu) o queso semidescremado para dar un mejor sabor. 
Recuerde compartir y dar la gracias al Creador.

    

Extracto de guanábana con gel de sábila

publicado a la‎(s)‎ 15 may. 2011 8:59 por Volver Al Medio   [ actualizado el 15 may. 2011 10:09 ]

Existe un extracto que aprovecha las propiedades anti-cancerígenas de la guanábana, también llamada graviola, que, según estudios científicos, es 10 veces más efectiva que otros procedimientos médicos tales como la radioterapia o la quimioterapia, y al mezclarse con el gel de la sábila se potencian sus propiedades curativas.

He aquí cómo preparar este delicioso y saludable extracto.



Ingredientes
  • 500 g de guanábana (graviola) fresca
  • 1 penca grande de sábila
Procedimiento:

Primero, retire las semillas de la guanábana, previamente lavada. Haga un extracto con esta pulpa.

Los extractos son zumos que no llevan agua, salvo el agua viva viva que trae la fruta u hortaliza, y se obtienen mediante un aparato eléctrico llamado extractor. Si no posee uno, puede utilizar la licuadora a sabiendas que no obtendrá los mismos resultados.

En otro recipiente, extraiga el gel de la penca de sábila. (Si no sabe cómo hacerlo, consulte Cómo extraer correctamente el gel de la sábila).

Una vez listos el extracto de guanábana y el gel de la sábila, proceda a mezclarlos hasta que quede uniforme.

Cómo hacer ghee

publicado a la‎(s)‎ 2 feb. 2011 8:17 por Volver Al Medio   [ actualizado el 19 may. 2011 9:14 ]

El ghi, pronunciado 'gui', (en inglés, ghee) es una forma semilíquida de mantequilla, muy importante en la cocina india, pakistaní y bangladesí. El término ghi proviene del sánscrito ghritá, que literalmente significa ‘salpicado’. 

El ghee es uno de los alimentos más valiosos del Ayurveda, sistema milenario de medicina natural, originario de la India.

Es un derivado de la leche de vaca, no se le agrega conservantes, ni sal, no los necesita.

Es puro e incorrupto. Se le considera un alimento superior con propiedades terapéuticas.

En el Ayurveda, el ghee es muy apreciado porque favorece el fuego corporal que controla la digestión y la asimilación, y aumenta la presencia de la expresión más sutil del metabolismo, que podría equipararse al sistema inmune.

El ghee es excelente para equilibrar la fisiología de todas las personas, aun para las que tienden a subir de peso; en estos casos conviene usarlo con más moderación. 

Para reducir el exceso de fuego corporal, se recomienda tomar dos cucharaditas de ghee en un vaso de leche caliente por la noche, ya digerida la cena o como desayuno; también actúa como laxante.

En la dieta, el ghee se usa como la mantequilla: para sofreír, untar o en el momento de servir los alimentos a la mesa; sus beneficios son altamente apreciados, pues refresca, suaviza, produce claridad de voz, buena complexión y da fuerza; mejora la asimilación de nutrientes, también la vista, y es eficaz para la longevidad; sienta bien a la piel; es caliente y da firmeza al cuerpo; es bueno para las personas de mala memoria, ya que la mejora notablemente. Realmente, no existe un mejor sustituto.

El ghee se elabora con mantequilla; pasa por un proceso mediante el cual se evapora la humedad y queda sólo el aceite; en clima cálido se mantiene líquido, y en bajas temperaturas se solidifica; para su conservación se puede guardar indefinidamente en el refrigerador (algunos recomiendan nunca refrigerarlo), pero también se puede almacenar en un lugar fresco, donde se mantendrá en perfectas condiciones mientras no sufra cambios fuertes de temperatura.

Al ghee se le atribuyen las siguientes propiedades:

Uso interno
  • Incrementa la memoria, creatividad y la inteligencia
  • Incrementa la longevidad, retarda el proceso de envejecimiento.
  • Fortalece el organismo.
  • Combate las infecciones bacteriológicas y virales.
  • Controla el exceso de peso en personas con colesterol alto.
  • Mejora la circulación.
  • Mejora los estados depresivos psíquicos y orgánicos.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Repara los tejidos dañados.
  • Ideal consumo en las etapas del crecimiento.
  • Ideal en casos de impotencia y frigidez.
  • Muy bueno contra el insomnio.
Uso externo
  • Cortaduras, heridas y erupciones.
  • Quemaduras.
  • Ulceras.
  • En los ojos, los limpia y los refresca.
  • Masaje en afecciones bronquiales.
  • Masaje en pies para descansar.
  • Masaje en cuero cabelludo refresca y alivia.
  • Cosmética regeneradora de la piel.
El ghee es uno de los productos culturales que deberían considerarse patrimonio de la humanidad.

Hemos preparado el siguiente video para que aclares las dudas del proceso de elaboración del ghee.

Bebida de yogurt, mango, miel y cardamomo

publicado a la‎(s)‎ 4 dic. 2010 11:49 por Volver Al Medio   [ actualizado el 19 may. 2011 9:09 ]

Del recetario de Antares

He aquí la receta de una deliciosa y satisfactoria bebida, hecha con yougurt, mango, miel y cardamomo. A continuación te explicamos cómo preparala.





Elaboración del yogurt

Ingredientes
  • 125 g de leche entera en polvo
  • 2 litros de agua hervida y filtrada
  • 1 vaso pequeño de yogurt natural (aproximadamente 125 c.c.)
  • 500 g de mango maduro
  • 10 o 15 pepitas de cardamomo
  • 2 0 3 cucharadas de miel de abejas
Procedimiento 
  1. Elaboración de la leche. Disuelva la leche en polvo en 1 litro de agua. Ponga al fuego en una olla de acero inoxidable y deje hervir. Apague y retire del fogón. Viértala en una jarra o recipiente de vidrio (o puede dejarla en la misma olla de acero) para que enfríe.
  2. La "magia" del yogurt. Cuando la leche esté tibia (introduzca el dedo sin quemarse), adicione el vaso de yogurt. Tape y póngalo en un lugar oscuro, pero fresco. Déjelo quieto (no revolver), libre de cualquier movimiento o interferencia electromagnética (lejos de neveras, hornos microondas, etc), ya que esto afecta el "trabajo" de los lactobacilos. Manténgalo allí de 12 a 18 horas, y luego compruebe que la leche se haya transformado en yogurt, ¡he ahí la magia!, esto es, que esté suficientemente espeso y que alcance el olor característico. Cuando esté listo, guárdelo en la nevera y consúmalo en el menor tiempo posible.
  3. Elaboración del jugo de mango. Pele y corte los mangos en tiras u licúelos en 1 litro de agua. O si prefiere, prepare un extracto, obtendrá mejores resultados. En la licuadora agregue también las pepitas de cardamomo maceradas y la miel cuando esté licuando, esto es para que no se asiente. 
  4. Mezcla. Mezcle el yogurt con el jugo de mango con un molinillo o tenedor. Es importante no licuar el yougurt para no deteriorar la calidad de los lactobacilos que se convertirán más adelante en habitantes de la flor intestinal.

Galletas de nueces

publicado a la‎(s)‎ 4 dic. 2010 10:16 por J. Diego Moreno   [ actualizado el 2 feb. 2011 8:36 por Volver Al Medio ]

Del recetario de Bhakty

La siguiente fórmula se ha obtenido a partir de un proceso de "prueba y error" con el que se ha llegado a la "galleta ideal", por lo cual es importante respetar los ingredientes y las 
cantidades indicadas. La bondad de ellas radica en que no llevan ningún agente químico (polvo para hornear, conservantes, saborizantes, edulcorantes, etc), o de origen animal (albúmina de huevo), lo que hoy día es bastante común en la fabricación de galletas. Esperamos, pues, que se animen a prepararlas y disfrutar de su sabor y nutrientes.

Ingredientes para 20 unidades
  • 50 ml de agua (aproximadamente medio vaso grande)
  • 153 g de harina de trigo integral
  • 104 g de harina de trigo blanca
  • 228 g de panela orgánica
  • 90 g de ghee (mantequilla clarificada)
  • 72 g de nueces del Brasil
  • 72 g de avena entera (en pepa)
  • 72 g de germen de trigo
  • 36 g de linaza entera
Preparación
1. Previamente. Ponga la avena en remojo la noche anterior a la preparación de las galletas. 
Al otro día, cambie el agua y cocínela hasta que esté en su punto, que es cuando "se abre" como un grano de arroz.

Unas horas antes, ponga la linaza en un recipiente con agua; que apenas quede cubierta.


2. Mezclado. En una vasija amplia y fuerte, mezcle todos los ingredientes poco a poco, para que vaya notando como la masa va tomando forma y consistencia; ésta no debe quedar muy mojada pero tampoco muy seca.


Sea cuidadoso con la cantidad de agua vertida, por eso es importante escurrir muy bien la avena; agregue toda el agua de la linaza, ya que es difícil separar el agua del mucílago (la babita). Demasiada humedad puede ser indeseado a la hora de hornear.

Si es necesario, adicione más harina blanca para obtener la contextura deseada.

3. Amasado. Amase bien amasado. Esto es vital. Impregne de buenos pensamientos a la masa y transmítale toda su buena energía.

4. Moldeado. Una vez que la masa esté uniforme, córtela en trozos y haga bolitas. Con la ayuda de un par de tablillas y una bolsa plástica, aplástelas para darles forma de moneda.




5. Engrudado. Unte una capa de ghee (mantequilla clarificada) a las latas de hornear y luego espolvoree con harina blanca. Esto es para que las galletas no se peguen y sea más fácil retirarlas cuando estén listas.



6. Horneado. Para estas galletas el tiempo de horneado varía entre 15 minutos y media hora, dependiendo de la temperatura a la que esté el horno. Por esta razón, es clave que esté atento a lo que sus sentidos le advierten: el olor, el color, y la dureza son los mejores indicadores.



Cuando estén listas acompáñelas con una buena bebida, o solas. Son ideales para  la lonchera de los niños, para merendar, o  acompañar con otra comida. Recuerde invitar a alguien y darle a probar de estas deliciosas galletas. 

Sirope

publicado a la‎(s)‎ 19 nov. 2010 7:52 por J. Diego Moreno   [ actualizado el 4 dic. 2010 10:06 ]

Bebida refrescante para acompañar cualquier tipo de comida.

Ingredientes:
  • 2 pepitas de cardamomo maceradas. 
  • 1 cucharadita de canela en polvo (no usar si sufre de estreñimiento). 
  • Una falange de jengibre rayado. 
  • 200 g de panela orgánica. 
  • 5 limones.
  • 1 litro de agua.
Preparación:

Exprimir los limones en el litro de agua, adicionar los demás ingredientes. Licuar y servir.

1-7 of 7