Espiritualidad

Oración a la Gran Madre

publicado a la‎(s)‎ 31 ene. 2012 6:31 por Remedios Lozano   [ actualizado el 31 ene. 2012 6:33 ]

Madre nuestra que estás en los cielos y en la tierra y en todas partes,
Bendita sea Tu belleza y Tu abundancia.
Trae a nuestros corazones la llave que abre el portal del amor.
Que cada uno de nosotros respete las costumbres de todos los seres,
Y el ejercicio del perdón es parte de nuestra existencia.
Que demos la bienvenida en nuestra mesa para compartir con nosotros
El alimento sagrado.

Madre nuestra que estás en los cielos y en la tierra y en todas partes,
Qué seas la guía de nuestros pasos,
Que el ritmo de nuestros corazones pueden unirse para tocar el corazón de la tierra
Y así podemos venerar su ritmo.
Que las estrellas nos guien en las noches oscuras
Y el sol y la luna abrace nuestros cuerpos.

voz: Christian Ortiz Velarde
musica: Vou Banindo by Claudiney Prieto

Fuente: 
http://sabersanar.ivoox.com

2012: una crisis de conciencia

publicado a la‎(s)‎ 1 nov. 2011 20:27 por Volver Al Medio   [ actualizado el 4 nov. 2011 6:22 ]

Entrevista a Fernando Malkún, experto en cultura maya

Autor: María Paulina Ortiz
Fuente: webislam.com

Hace quince años, Fernando Malkún, barranquillero de origen libanés, dejó la arquitectura que había estudiado en la Universidad de los Andes, y a la que se había dedicado casi una década, para responderse preguntas que se le atravesaron en su vida. Durante ese recorrido se encontró con la cultura maya y se dedicó por completo a su estudio. Hoy es un experto en el tema, con reconocimiento internacional, y se mantiene de viaje por el mundo explicando el mensaje que esa civilización dejó para los seres humanos.

María Paulina Ortiz. ¿Los mayas dijeron que se iba a acabar el mundo en el 2012?
— Fernando Malkún. Se está generando un pánico colectivo absurdo aduciendo que ellos habían anunciado que el mundo se acabaría en diciembre del 2012. No es cierto. Los mayas nunca usaron la palabra fin. Sí anunciaron un momento de cambio, de gran aumento de la energía del planeta, lo que vendría a causar 'eventos destino', es decir, definitivos, en la gente.

¿Cuándo va a pasar esto?

— No va a pasar: está pasando. Solo que las personas no están juntando todas las piezas del rompecabezas para verlo. Pero estamos en una ola de cambio como nunca.

¿En qué se percibe, según lo dicho por los mayas?

— La profecía anunció que el planeta elevaría su frecuencia vibratoria, lo que es un hecho: esta frecuencia -que se mide con la resonancia Shumann- pasó de 8 a 13 ciclos. Todos los planetas del sistema solar están cambiando. De 1992 a hoy, los polos de Marte han desaparecido un 60 por ciento y Venus tiene casi dos veces más luminiscencia. Llevamos 300 años registrando el Sol, y las tormentas solares más grandes han sucedido en los últimos seis meses. Ha habido un aumento de terremotos del 425 por ciento. Todo está acelerado desde los puntos de vista geofísico y solar. Nuestro cerebro, que irradia sus propias ondas, se afecta por esta mayor irradiación del sol. Esa carga electromagnética es la razón de que sentimos el tiempo más rápido.

Habla de 1992. ¿Por qué ese año? ¿qué pasó ahí?
— La esencia de las profecías mayas es comunicarnos la existencia de un ciclo de 26 mil años, llamado 'el gran ciclo cósmico'. Todo, estaciones, meses, días, se ajusta a ese ciclo. Hace 13 mil años, el Sol -igual que ahora- irradió más energía sobre el planeta y derritió la capa de hielo. Esa capa cayó al mar, subió su nivel en 120 metros y sucedió el llamado 'diluvio universal'. Los mayas dijeron que cuando el sistema solar esté otra vez a 180 grados de donde estaba hace 13 mil años, la estrella polar brille sobre el polo, la constelación de Acuario aparezca en el horizonte y el tránsito decimotercero de Venus se dé -lo que sucederá el 6 de junio del 2012- el centro de la galaxia pulsará y habrá manifestaciones de fuego, agua, tierra, aire. Y hablan, en específico, de dos periodos de veinte años -de 1992 a 2012 y de 2012 a 2032- de cambios intensos.

¿Para qué lo anunciaban?
— La cercanía a la muerte hace que la gente repiense su vida, la examine y corrija la dirección que lleva. Esto es algo que ocurre solo si algo cerca a ti, o que te pasa directamente, te impacta tremendamente. Es lo que ha sucedido con los tsunamis, los terremotos, los eventos de la naturaleza que estamos viviendo.

Entonces, sí hablan de muerte.

— Hablan de un cambio, de un despertar de la conciencia. Todo lo que está mal en el planeta se está potenciando con el objetivo de que la mente humana se dedique a resolverlo. Hay una crisis de consciencia individual. La gente está viviendo 'eventos destino', sea en sus relaciones, en sus recursos, en su salud. Es un proceso de cambio que se basa sobre todo en que se está develando lo invisible, y está afectando en especial a la mujer.

¿Por qué a la mujer?

— La mujer es quien tendrá el poder de crear la nueva era, por su mayor sensibilidad. Según las profecías -no solo mayas, sino muchísimas-, la era que viene es de armonía y espiritualidad. Las cosas que están mal se van a resolver en el periodo que los mayas llamaron 'el tiempo del no tiempo', que irá de 2012 a 2032. Desde 1992, el porcentaje de mujeres que ven el aura (seres sanadores) en el planeta ha subido. Hoy, es del 8,6 por ciento. Imagínate que en 2014 sea el 10 por ciento. Significaría el inicio de un periodo más transparente. Esa sería la dirección hacia el cambio no violento.

Pero lo que uno ve hoy es un aumento de la agresividad...

— Las dos polaridades están intensificadas. Están abiertos ambos caminos, el negativo, oscuro, de destrucción, de enfrentamiento del hombre con el hombre; y el de crecimiento de la conciencia. Hay varias voces que están poniendo a reflexionar al ser humano respecto de esto. Desde 1992, la información vedada de los gnósticos, los masones, los illuminati, está abierta para que se utilice en el proceso de cambiarse a sí mismo.

¿Todo esto lo dejaron escrito los mayas, así de específico?

— No hasta este punto. Ellos dijeron que el sol iba a modificar las condiciones del planeta y que generaría 'eventos destino'. El sol ha roto todos los récords este año. Los terremotos han aumentado el 425 por ciento. El cambio de temperatura es muy intenso: del 92 para acá ha subido casi un grado, lo mismo que subimos en los 100 años anteriores. Antes, había 600 o 700 tormentas eléctricas simultáneas; hoy se presentan dos mil. Antes se registraban 80 rayos por segundo, hoy caen entre 180 y 220.

¿Cómo sabían ellos que iba a pasar esto?

— Tenían una tecnología extraordinaria. En sus pirámides había altares desde donde estudiaban el movimiento del sol en el horizonte. Producían gráficas con las cuales sabían cuándo habría manchas solares, cuándo sucederían tormentas eléctricas. Fue un conocimiento que recibieron de los egipcios, que, a su vez, lo recibieron de sacerdotes sobrevivientes de la Atlántida, la civilización destruida hace 13 mil años. Los mayas perfeccionaron el conocimiento y fueron los creadores de los calendarios más exactos. Uno, llamado'la cuenta larga', termina el 21 de diciembre de 2012, y marca el punto del centro exacto del periodo de 26 mil años. Sabían que vendrían estos cambios y lo que hicieron fue darle esta información al hombre del 2012.

¿Estos cambios solo han sido planteados por ellos?

— Todas las profecías hablan de lo mismo. Las hindúes, por ejemplo, anuncian el momento de cambio y hablan de la llegada de un ser extraordinario. Los mayas nunca hablaron de un ser extraordinario que viniera a salvarnos, sino de crecer en conciencia y asumir nuestra responsabilidad.

¿Y si uno no cree en eso?

— Creas o no, lo vas a sentir en tu interior. En este momento, la mayoría está viviendo un tiempo de evaluación de su vida. ¿Por qué estoy aquí, qué está pasando, para dónde quiero ir? Basta mirar el crecimiento de la búsqueda de espiritualidad, no de religiosidad, porque la religión no le está dando respuestas a la gente.

¿Su vida personal cambió?

— Hace quince años. Era tremendamente materialista. Mi conducta hoy es muy distinta. Me pregunté por qué estaba aquí, para qué, y por razones especiales terminé metido en el mundo maya. Y puedo afirmar que no se trata de falsas creencias para remplazar por falsas creencias. Yo me quité muchas historias de mi mente, aunque aún sigo en el tercer nivel de conciencia, que es el que predomina en el planeta.

¿Quiénes están más arriba?

— Hay personas que están en un nivel 4 o 5. Son las menos famosas, de bajo perfil. En un viaje me encontré a un jardinero extraordinario, por ejemplo. Esos seres están en servicio permanente, afectando la vida de muchas personas, pero no de manera pública.

¿Qué tenemos que hacer, según esta teoría?

— El universo nos está dando una oportunidad individual para reestructurar nuestras vidas. La manera de sincronizarnos es, primero, no tener miedo, darnos cuenta de que podemos cambiar nuestra conciencia. La física cuántica ya lo ha dicho: la conciencia modifica la materia. Lo que significa que tu vida depende de lo que tú pienses. La distancia entre causa y efecto ha disminuido. Hace veinte años, para que se manifestara algo en tu vida, necesitabas gran energía. Hoy, piensas algo y a la semana está sucediendo. Tu mente lo causa. Lo que debemos es buscar las respuestas, que están ahí.

Fernando Malkún

Luz de los ángeles

publicado a la‎(s)‎ 17 may. 2011 8:26 por Volver Al Medio

Gracias, Padre eterno e ilimitado. Permítanos darte gracias por la bondad que nos das al recibir Tu luz. Gracias, Padre eterno, por Tu magnificencia. En este tiempo ilimitado a Ti ofrecemos nuestros más gratos saludos y reverencias. Glorificar tus sabios nombres se convierte en una purificación para nosotros. Gracias por permitirnos bañar en tus iluminados rayos de Luz.

Inclínate ante la Madre

publicado a la‎(s)‎ 24 feb. 2011 15:45 por Volver Al Medio   [ actualizado el 8 jun. 2011 13:43 ]


(Al orarlo, hacerlo con música)

Hey, ¿quién eres? 
Oye, nuestra Madre te habla, sumérgete en ella 
Reverénciale
Ámala 
Acaríciale
Reverénciale 

Respétale, Ella te lo implora
Limpia en Ella todos tus sentidos 
Pues en sus aguas, sólo ellos te obedecerán a Ti
Sí, a Ti

Oh Madre, respetos, reverencias
Oh Madre, respetos, reverencias

Eleva mi oración, he Madre, te reverencio
me inclino en tus sagradas y puras aguas.
Ahora sé quién soy,
sólo soy quien Tú permitas ser.
Estoy a tus servicios. 

Reverencio tus sagradas aguas, 
pues ellas elevan mi oración
sólo al regazo de nuestro Padre.

El buen morir

publicado a la‎(s)‎ 26 ene. 2011 13:18 por Volver Al Medio   [ actualizado el 27 ene. 2011 14:24 ]


Un alma despierta en consciencia nunca muere, sino que continuamente está avanzando hacia la luz 

Estas son algunas recomendaciones para asistir a otro mientras abandona el cuerpo.

 La persona debe recordar lo que hizo. 

 Preguntarle si está en capacidad de ascender. 

 Orar para que el amor de Dios sea quien le guíe. 

 Tratar de separar del lugar a personas que se estén lamentando que no sean conscientes.

 Música Instrumental. Sonidos de agua. Arpas sanadoras, flauta. 

 Bálsamo con aromas frescas.

 En el lecho o lugar de velación hacer vaporizaciones de menta, poleo, eucalipto y pino. No colocar Incienso. 

 Untar genéricos en el cuerpo.

El paso*

publicado a la‎(s)‎ 26 ene. 2011 13:09 por Volver Al Medio   [ actualizado el 26 ene. 2011 13:17 ]


Sigue el sendero que dirige a la luz 
la luz que irradias cuando al caminar por los caminos que has labrado forjas tu éxito 

Lucha, lucha ante aquello que se interponga entre tú y lo que quieras lograr 
para encontrar nuevamente la verdad de lo verdadero 

Camina, camina siempre con la frente en alto 
pero tu corazón siempre a la disposición del amor 

Nunca te sientas solo, se feliz, 
feliz pues nosotros y Tú estaremos en un para-siempre 

Vive, vive en paz y camina en el amor 
ahí se encuentra la esencia de lo impronunciable 

Estamos en un solo lugar con diferentes direcciones 
no te decepciones de ti, pues cuando buscas la verdad, 
ella te demostrará que siempre está presente en todo lo verdadero 

Abre las puertas, da el paso, no te detengas, 
pues el tiempo esta mas allá de este puerto y camina contigo 

Da la mano, y nuestros brazos se extenderán para ti

Camina, pues tus pasos los llevan tus huellas, 
que trazan los caminos para un futuro 

Date prisa sin acelerar lo aprendido 

Sonríe, y da el paso pues todos somos libres en la verdad.

*Al orarlo, hacerlo con la música

La diferencia entre religión y espiritualidad

publicado a la‎(s)‎ 15 dic. 2010 7:56 por Volver Al Medio   [ actualizado el 8 jun. 2011 13:51 ]

Por César de Morey

Religión

- La religión no es solo una, sino cientos.

- La religión es para los que quieren seguir los rituales y la formalidad.

- La religión es para los dormidos.

- La religión es para aquellos que necesitan que alguien más les diga qué hacer; quieren ser guiados.

- La religión tiene un conjunto de reglas dogmáticas e incuestionables que has de seguirse sin chistar.

- La religión amenaza y amedrenta.

- La religión habla de pecado y de culpa.



- La religión lo reprime todo, te vuelve falso.

- La religión se te inculca desde niño, como la sopa que no quieres tomar. 


- La religión no es Dios. 


- La religión inventa. 

- La religión no indaga ni cuestiona.

- La religión es humana, es una organización con reglas.

- La religión es causa de división.

- La religión te busca para que creas.

- La religión sigue los preceptos de un libro sagrado.

- La religión se alimenta del miedo.

- La religión te hace vivir en el pensamiento.

- La religión se ocupa del hacer.

- La religión es dialéctica.

- La religión te alimenta el ego.

- La religión te hace renunciar al mundo.


- La religión es adoración.

- La religión es seguir formando parte de la psicología de las masas.

- La religión sueña con la gloria y el paraíso. 


- La religión vive en el pasado y en el futuro. 

- La religión es un encierro en tu memoria.


- La religión cree en la vida eterna.

- La religión te da promesas para después de la muerte.

Espiritualidad

- La espiritualidad es una.

- La espiritualidad es para los que quieren alcanzar la Ascensión Espiritual sin dogmas.

- La espiritualidad es para los despiertos.

- La espiritualidad es para los que prestan oídos a su voz interior.


- La espiritualidad te invita a razonarlo todo, cuestionarlo todo y decidir tus acciones asumiendo las consecuencias.

- La espiritualidad te da paz interior.

- La espiritualidad te dice “ya pasó, no te remuerdas por lo que ya pasó, más bien levántate y aprende del error.

- La espiritualidad lo trasciende todo, te hace verdadero.

- La espiritualidad es el alimento que tú mismo buscas, que te satisface y es gustoso a los sentidos.

- La espiritualidad es el TODO y por lo tanto es Dios.

- La espiritualidad descubre.

- La espiritualidad lo cuestiona todo. 

- La espiritualidad es DIVINA, sin reglas.


- La espiritualidad es causa de unión.

- La espiritualidad la tienes que buscar tú.

- La espiritualidad busca lo sagrado en todos los libros.

- La espiritualidad se alimenta de la confianza.

- La espiritualidad te hace vivir en la conciencia.

- La espiritualidad se ocupa del SER.

- La espiritualidad es lógica.

- La espiritualidad te hace trascenderlo.

- La espiritualidad te hace vivir en Dios, no renunciar a Él.

- La espiritualidad es meditación.

- La espiritualidad es individualidad.


- La espiritualidad te hace vivirlo aquí y ahora.

- La espiritualidad vive en el presente, en el aquí y ahora.

- La espiritualidad es LIBERTAD en CONSCIENCIA.

- La espiritualidad te hace consciente de ella.

La espiritualidad te da la iluminación, es encontrar a Dios en tu interior en ésta vida en el presente en el aquí y el ahora…

Padre Nuestro original

publicado a la‎(s)‎ 10 nov. 2010 8:31 por J. Diego Moreno   [ actualizado el 28 nov. 2010 12:31 ]


Padre Nuestro que estáis en todas partes

Bendito alabado y glorificado sean tus sagrados nombres

Que tu reino se conozca en todos los universos

Que tu voluntad a toda alma le recuerdes para nuestra protección

Que tus bendiciones estén siempre con nosotros

Permítanos reconocer nuestras ofensas y enséñanos a corregirlas

Tu bendito amor nunca nos permite caer en la maldad

Que todos despertemos conciencia y así elevar nuestra alma

Que se eleve mas no recaiga, para que la maldad no entre en nuestros sentidos y no dañar

Tus mas preciados regalos –amor, verdad, protección y el libre albedrío.

Que así sea por siempre y en todos los tiempos

Amén

Los 10 errores espirituales

publicado a la‎(s)‎ 10 nov. 2010 8:16 por J. Diego Moreno   [ actualizado el 8 jun. 2011 13:07 ]

Por Horacio Valsecia, del libro Los Sietes Principios de la Felicidad. Más del autor en http://horaciovalsecia.blogspot.com/

Cuando comenzamos a transitar el camino espiritual, buscamos la perfección en nuestras vidas. Tratamos de mejorar nuestro carácter, costumbres, ideas, alimentación, y hasta la vida social. A veces, hacemos sacrificios con el fin de alcanzar una vida más plena y feliz; sin embargo, muchas veces no llegamos al estado de éxtasis o plenitud que anhelamos. La decepción puede llevarnos a rechazar la disciplina que habíamos emprendido, o en el peor de los casos, puede desmoralizarnos a tal punto de pensar que Dios se ha olvidado de nosotros. Cualquiera sea la reacción, ésta sólo nos está señalando que hemos cometido un "error". Y un "error" puede ser corregido.

En realidad los errores, como tales, no existen, pues todo nos conduce a un necesario aprendizaje. Todo es un asunto de conciencia que solo puede expandirse a partir de las vivencias que nosotros mismos hemos invocado, sin juicio alguno si tales experiencias son "buenas" o "malas".

El Universo funciona como una gran computadora: hay que saber presionar las teclas adecuadas para obtener lo que se desea. Cuando no lo estamos haciendo, la computadora se detiene, espera fría y silenciosamente la señal eléctrica correcta. El Universo tiene sus teclas y la metafísica nos las enseña. ¿Cuáles son? Algunas escuelas esotéricas han tergiversado estas enseñanzas, quizá sin ninguna mala intención, con lo que han llevado a muchas personas a cometer "errores" y a frustrarse en sus expectativas.

Algunos de los "errores" más comunes son los siguientes: 

1. ENVOLVERSE EN UNA BURBUJA DE PROTECCIÓN, O EN UNA LUZ, O EN COLOR, O EN ÁNGELES, O EN CUALQUIER OTRA FORMA QUE PROTEJA DE LOS PELIGROS QUE EXISTEN AFUERA.

Lo único que logra este tipo de ejercicio es fomentar la idea de que algo externo puede tener más poder que nosotros. Nuestra mente percibe que hay algo allí afuera que puede, por ejemplo, lastimarnos o hacernos daño. Pero, según las enseñanzas espirituales, TODO ES DIOS; por lo tanto, nada puede hacernos daño.

En realidad, debería practicarse algún tipo de ejercicio de reconocimiento de la seguridad personal. Este ejercicio podría decir: Vaya donde vaya, estoy siempre a salvo, estoy rodeado de hermanos, vivo en el mundo que Dios ha creado y sólo veo amor en todas partes. En síntesis, al elegir qué ejercicio mental o meditación hacer, se deberá buscar aquel que nos recuerde la naturaleza divina de la vida y no el peligro que percibe nuestro ego.

Muchas personas creen que repitiendo ciertas afirmaciones pueden transformar su situación personal, lo que encierra un "error". No son los pensamientos lo que determinan nuestra realidad sino nuestras creencias. Solamente los pensamientos que hemos interiorizado y tomado como nuestra verdad son los que se manifiestan. Dicho de otra manera, aquello que sentimos internamente que es así, es lo que toma forma en el mundo externo.

La mente humana produce un promedio de 60,000 pensamientos diarios, la mayoría de los cuales son negativos para quienes se encuentran inmersos en los medios masivos de comunicación. Las afirmaciones son necesarias para lograr implantar una creencia nueva en nuestra mente subconsciente y la repetición de estas afirmaciones es un procedimiento adecuado, pero hasta que no le agregamos la emoción o sensación que acompaña a esa idea, no la interiorizamos como una verdad dentro de nosotros.

La repetición de palabras carentes de emoción no es efectiva. Por lo tanto, si yo repito Vaya donde vaya, estoy siempre a salvo pero no me siento realmente seguro, de nada me servirá. Es necesario seleccionar ejercicios mentales, meditaciones o visualizaciones que fomenten las creencias de: paz, armonía y prosperidad.

2. ENVIAR LUZ A OTROS PARA QUE MEJOREN

Se puede enviar luz o energía a otras personas para que se curen de cierta enfermedad, para que mejoren su situación económica, su vida afectiva, y demás. Sin embargo, la mayoría de estos ejercicios se parecen más a una forma de manipulación que a una verdadera ayuda espiritual.

Primero y principal: si se va a ayudar a otro, hay que asegurarse de que la persona lo pida y lo necesite. Si esto no se da, tenemos que trabajar con lo que estamos percibiendo, porque el problema es algo personal que nos atañe a nosotros mismos y no a la persona que está sufriendo. Si la persona a ayudar esta inaccesible o inconsciente, habrá que pedírsele permiso a su alma y recibir confirmación de alguna manera antes de proceder.

La mayoría de los problemas o enfermedades son sólo momentos de prueba que está viviendo un individuo; son necesarios y muy útiles para el despertar de su conciencia. Nunca sabemos en realidad desde afuera cuán importante puede ser para cada persona la situación que está atravesando en determinado momento. Podemos percibir esa situación como algo terrible, doloroso, injusto o innecesario, pero cualquiera sea nuestra interpretación nunca será correcta ni completa.

El enviar la luz a la persona podría incluso hasta acelerar o entorpecer su ritmo personal. Nuestra intervención es innecesaria y, la mayoría de las veces, no es más que un deseo egoísta de que la persona resuelva rápido su problema porque éste nos despierta angustia o dolor.

Personalmente, recuerdo que una vez se acercó un amigo íntimo a decirme que estaba muy preocupado por mi situación. Yo le respondí que su preocupación no me ayudaba, que si realmente quería hacer algo bueno por mí, tenía que confiar en mí y saber que mi Guía Interior me revelaría en el momento adecuado lo que yo necesitaba hacer.

En lugar de enviar luz a otros cada vez que veas una situación difícil, comienza por enviarte luz a ti mismo para que tu Guía Interior te haga ver la Verdad que está operando en dicha situación.

3. CREER QUE VAMOS HACIA DIOS, QUE EVOLUCIONAMOS ESPIRITUALMENTE

No vamos hacia Dios, YA ESTAMOS EN DIOS! Todo lo que nos rodea forma parte del gran cuerpo universal de Dios. No evolucionamos espiritualmente. Nuestro Espíritu es Perfecto y Completo; no puede ni tiene que evolucionar. En realidad, es un problema semántico, ya que la evolución espiritual no existe. Lo que queremos significar con eso es el despertar de nuestra Conciencia a esa perfección y cuanto más rápido lo hacemos, más plenos y felices vivimos.

Tal vez el "error" provenga de las enseñanzas religiosas que nos dicen que Dios está en el cielo, como si nosotros estuviéramos separados de Él. Nosotros y el cielo somos UNO, y debemos aprender a reconocerlo y a vivenciarlo; en eso consiste nuestra Evolución de Conciencia o Despertar Espiritual. Conócete a ti mismo -profundamente- y despertarás de toda ilusión y engaño implantado por agentes exteriores a ti.

4. ANGUSTIARSE O PREOCUPARSE CUANDO HAY UN FAMILIAR ENFERMO O ATRAVESANDO ALGÚN TIPO DE CRISIS

En nuestra cultura está bien visto que uno se aflija o sufra a la par de sus seres queridos; sin embargo, eso sólo aumenta el pesar. Si interpretamos nuestro pesar desde otro nivel, esto significa que creemos más en el poder de la enfermedad o la crisis que en la solución.

Cuando te afliges por la enfermedad de un ser querido, agravas esa enfermedad, le das más fuerza y poder, alimentando a la víctima en su propia victimización. La solución es hacer un esfuerzo personal y reconocer que, más allá de nuestro entendimiento, hay una Inteligencia Superior que está actuando y que tiene el poder de restaurar completamente a nuestro ser querido, si así lo desea dicha persona. Lo mismo ocurre con cualquier tipo de problema o crisis. Si nos afligimos, es porque nuestro ego ha aceptado que hay una fuerza más potente que el Poder Divino.

5. CREER QUE UNO HA SIDO ELEGIDO POR DIOS

Muchas personas que estudian en escuelas esotéricas se sienten especiales y evolucionadas. Sienten que Dios los ha conducido al lugar adecuado para su crecimiento y evolución; que la información que va a recibir es muy importante y no puede divulgarse a personas que no están tan evolucionadas, porque no tienen la capacidad para entenderla o para darle un buen uso. Esta presunción se convierte en una forma de arrogancia, nada espiritual, que nos hace pensar que somos privilegiados, especiales, elegidos, y que los demás están descarriados o perdidos en la vida.

Esta forma de arrogancia también se ve en las religiones que se sienten propietarias de Dios. Si uno no sigue su culto, está perdido. En el Universo existe un solo Dios y es el mismo para Todos. Los humanos inventan diferentes maneras de rendirle culto, crean dogmas y doctrinas, pero, en esencia, todos adoramos al mismo Dios.

Todos somos iguales ante los "ojos" de Dios. En realidad no existe tal Dios como lo que está pintado en las imágenes de la mayoría de las religiones estructuradas. Solo hay Existencia, el poder de la Vida, en sus multidimensionales e infinitas manifestaciones. Para La Existencia nadie está más adelante ni más atrás. Nadie vale más ni menos. Cualquier interpretación y clasificación como ser especial corresponde al terreno del ego humano y no al terreno de lo existencial.

6. SACRIFICARSE POR OTROS

No hay nada más inútil e insatisfactorio que sacrificarse por los demás. Las tareas que se hagan por los demás deberán hacerse con amor o, de lo contrario, evitarse. Todo lo que se hace con amor es placentero; por lo tanto, no pesa ni molesta. Por el contrario, todo lo que se hace con sacrificio genera presión interna, rencor, enojo, molestia y, a veces, hasta odio.

El sacrificio por los demás está aprobado socialmente y es muy bien visto. Uno puede sacrificarse, por ejemplo, por los hijos, por los padres, por la pareja, por la profesión, por los niños desamparados, por alguien enfermo, por la institución religiosa a la que pertenece, por la empresa que da trabajo. La lista podría ser interminable y no es más que un muestrario de la acción equivocada de nuestro ego.

El sacrificio va muy de la mano con la manipulación. Por ejemplo, una madre que ha dejado su vida de lado por los hijos, tarde o temprano, usará su postura como válida para exigir algo de ellos; el novio o novia que cambia su rutina y deja de hacer ciertas actividades por el otro tratará después de exigir lo mismo.

La próxima vez que vayas a sacrificarte por alguien, pregúntate primero si ese alguien te lo pidió. La actitud de mártir no lleva hacia Dios como muchos creen, sólo el camino del amor. Haz las cosas con amor o no las hagas.

7. DEPENDER DE AMULETOS, ESTAMPAS RELIGIOSAS, CRISTALES, VELAS, IMÁGENES, O CUALQUIER OTRO TIPO DE ELEMENTO

Es cierto que los materiales tienen su propia energía y que el contacto con ellos (en especial, con ciertos cristales cuarzos) produce cambios en nuestra vibración personal y ayudarnos en el proceso curativo. También es cierto que algunas figuras, imágenes y colores producen reacciones psicológicas que nos estimulan; a veces "para bien", otras "para mal".

Las estampas religiosas y otros objetos, tales como cadenas con cruces, estrellas de David y demás nos recuerdan nuestras posturas espirituales. El problema es que la mayoría de estos elementos se convierten en amuletos y les damos más poder del que en realidad tienen. Hay personas que se sienten indefensas sin su cruz, la estampita de su santo protector, su cristal preferido o cualquier otro amuleto de su preferencia. El amuleto pasa a ser Dios. Vivir pendiente de un objeto es limitar la Presencia Divina a ese objeto. Dios es Omnipresente: está aquí, allá y en todas partes.

Lo peor sucede cuando una persona extravía su amuleto o éste se le rompe. La mayoría de las veces esto se interpreta como un presagio de que algo malo va a suceder. Esta idea es producto de creer que la persona se encuentra sin su protección y que, en consecuencia, las energías negativas pueden afectarla. De esta forma co-crean su propio infortunio pues vivimos en un Universo Mental.

Todo lo que Creemos se hace Realidad. ¿Por qué no creer entonces que el mejor amuleto con el que cuento es mi Naturaleza Divina? Nadie ni nada puede despojarnos de lo que somos realmente. Pero para ello primero hay que conocerse a si mismo. Solo así podrás amarte a ti mismo, que es el primer requisito para poder amar a otro.

8. CREER QUE UNO PUEDE GUIAR A OTROS O QUE PUEDE SER GUIADO

Sentir que gracias a uno otras personas se iluminan o, al revés, que la presencia de otros nos devuelve la luz es pura ilusión del ego. La verdadera Guía es Interna, es tu Intuición, la Voz de tu Espíritu. Muchas veces esa voz coincidirá con lo que escuchas de afuera y pensarás que alguien te está guiando. Pero, apenas aceptes a alguien como tu ídolo, comenzarás a fabricar tu propia decepción. Ocurre lo mismo si alguien te ha entronizado y te ha tomado como líder; en algún momento los problemas de tu vida personal lo decepcionarán.

Todos aprendemos y enseñamos al mismo tiempo. Por tal motivo, es conveniente mantener una actitud receptiva hacia las señales que recibimos de nuestro entorno y ver qué resonancia producen en nuestro interior. No eres el salvador ni la guía de nadie. Ninguna vida depende de tus conocimientos ni de tus esfuerzos. Esto es cierto también al revés. Nadie te rescatará ni te salvará, excepto tú mismo.

El mejor Guía con que contamos está dentro de Nosotros. Nos habla con voz suave y paciente, sin obligarnos a nada; nos indica siempre el camino más corto y más feliz, nos da la idea más adecuada y la respuesta que racionalmente no podemos encontrar. Por eso, es conveniente practicar meditación y ejercicios de relajación para poder escuchar esa voz. Si vives de prisa, tenso, angustiado y con un ritmo acelerado, seguramente no oirás la voz de tu intuición y buscarás guías externas.

Hay personas que son muy positivas y estimulantes, y podrán ayudarte en un principio. Pero evita idolatrarlas y evita también ser idolatrado. Recuerda siempre que la Guía más válida y acertada está siempre dentro de ti.

9. CREER QUE LOS MAESTROS ESPIRITUALES SON AQUELLOS QUE NOS PROVEEN DE LA INFORMACIÓN TEÓRICA

Tendemos a caer muy fácilmente en la creencia de que las personas que nos enseñan son adelantadas y que ya han superado muchas pruebas en su vida. En algunos casos, esto es totalmente cierto; en otros, no. El hecho de que una persona transmita una determinada información no la coloca en un grado superior. Debes recordar que cualquier forma de idealización o selectividad corresponde al terreno del ego. De hecho son excepcionalmente pocos quienes viven auténticamente lo que predican.

Los verdaderos maestros espirituales son aquellos que nos ponen a prueba y vienen disfrazados de hijos, padres, jefes, amigos, enemigos, animales, plantas y demás. Son aquellos que nos traen problemas. Ellos son los que realmente nos enseñan las lecciones que tenemos que aprender porque nos ponen a prueba.

Todas las religiones del mundo enseñan que Dios es Amor, que vivir con Dios significa expresar Amor a los demás. Algunas personas asisten a templos, iglesias, o escuelas esotéricas, donde reciben esta información, pero luego van a sus casas y se pelean con sus familiares, critican a sus vecinos, odian a sus jefes, a los políticos, a los animales, a individuos de otras razas o culturas. Ellos todavía no han aprendido la lección y la vida los llevará a enfrentarse una y otra vez con la misma situación o persona hasta que aprendan a mostrar amor.

Haciendo una comparación con la enseñanza tradicional, los líderes espirituales o religiosos son los libros que nos dan la información; las personas que nos traen problemas son los maestros que nos toman el examen para ver si pasamos la prueba o no. Existe una Ley en el Universo: Todo lo que nos molesta, complica, enreda, o todo lo que odiamos, se nos pega. Esto ocurre hasta que aprendemos a amar la situación. Entonces, ese problema o esa persona se convierten en el maestro espiritual de ese momento.

10. CREER QUE UNO NO PUEDE ENOJARSE, TEMER, O SENTIR CUALQUIER OTRA EMOCIÓN NEGATIVA POR ESTAR EN EL CAMINO ESPIRITUAL

Esta creencia nos lleva a una gran represión de la ira y de los enojos, que hacen su reaparición más tarde bajo la forma de rencor, crítica o rechazo. Mientras estamos en el plano terrenal, vivimos las sensaciones y las emociones de este plano. Algunas de ellas son muy placenteras, otras no. El tener un conocimiento intelectual acerca de la acción destructiva de ciertas emociones no las hace desaparecer.

Uno puede saber lo malo que es el enojo y, sin embargo, no puede evitar enojarse. En realidad, uno sí puede evitar enojarse, o asustarse o angustiarse, pero eso exige un entrenamiento. Durante dicho entrenamiento, hay momentos en que podemos dominar la rabia y la ansiedad, y otros en los que nada puede calmarnos. Una vez que aparece el enojo, lo mejor es descargarlo de la manera más positiva posible. Es mucho peor reprimirse e intentar decir: Todo está bien en mi mundo, cuando uno internamente está sintiendo el deseo primitivo de querer atacar a alguien.

La mayoría de las personas que transitan el terreno espiritual son muy exigentes consigo mismas y pretenden erradicar completamente de sus vidas este tipo de reacciones. Esto no resulta desacertado pero se logra a través de un proceso. Sé amable contigo mismo y, de vez en cuando, date el permiso necesario para maldecir, golpear un almohadón, gritar, llorar y expresar, como mejor te resulte, todas las emociones negativas que te toca vivir, evitando arrojar tu malestar sobre otros. Todo lo que hagas hacia otro te será devuelto con creces, al margen de que sea "bueno" o "malo" lo que hayas vertido.

Conclusión:

La mayoría de los "errores" aquí enunciados están generados por la actitud crítica de nuestro propio ego. El ego no puede desaparecer porque necesitamos de él para actuar en este plano. La solución es ponerlo alineado con nuestro Espíritu. Amablemente, le podemos decir al ego que: A partir de ahora, deberá seguir las indicaciones de un nuevo Maestro amoroso, amable, paciente y permanente, que nunca juzga y que sabe que siempre estamos haciendo lo mejor que podemos. Si seguimos las indicaciones de nuestro Maestro Interior, nunca podemos fallar.

APRENDE A CONOCERLO EN LA QUIETUD DE TU SILENCIO INTERIOR.

1-9 of 9