Comentario de texto ("Don Quijote")

COMENTARIO DE TEXTO de Don Quijote de la Mancha

El fragmento que nos disponemos a comentar pertenece a  Don Quijote de la Mancha, la primera novela moderna de la literatura española. Su autor es el poeta, novelista y autor teatral Miguel de Cervantes, un escritor nacido a caballo del siglo XVI y XVII, es decir, en la transición entre el Renacimiento y el Barroco. La novela fue publicada en dos partes: la primera en 1605 y la segunda en 1615, un año antes de morir el autor.

El fragmento pertenece a la segunda parte del libro, al último capítulo, justo en el momento en que don Quijote va a morir. Es entonces cuando declara arrepentirse de todas las locuras cometidas, de haberse creído un caballero andante y salir por los campos de España junto a Sancho. Este, sin embargo, parece haberse contagiado de la locura de su señor y sueña con volver con él al campo vestidos de pastores para desencantar a Dulcinea. Como puede observarse, el fragmento trata uno de los temas fundamentales de la obra: los límites borrosos entre la ficción y la realidad, entre el ideal y el realismo, entre la locura y la cordura. De hecho, el fragmento es representativo de la quijotización de Sancho y de la sanchificación de don Quijote. Cervantes parece decirnos de este modo que todos tenemos algo de don Quijote y Sancho: de idealistas y de realistas a la vez, de locos y de cuerdos.

El autor de la obra, Miguel de Cervantes (1547-1616), nació en Alcalá de Henares. De su vida merecen destacarse dos hechos significativos: su participación en la batalla de Lepanto frente a los turcos y su trabajo como recaudador de impuestos. Se le acusó de haberse quedado con parte del dinero recaudado y fue encarcelado en Sevilla, donde parece ser que empezó a escribir Don Quijote. Aunque es conocido sobre todo por esta obra, Cervantes es también el autor de La Galatea, un novela pastoril, de El Persiles, una novela de aventuras, y de las Novelas ejemplares, un conjunto de relatos entre los que destaca “La gitanilla”, “Rinconete y Cortadillo”, etc. El libro cuenta la locura de un hidalgo que de tanto leer libros de caballería se vuelve loco y sale a los caminos junto a su escudero Sancho Panza a luchar contra gigantes y enemigos imaginarios. Tras múltiples aventuras (episodio de los molinos, de los Duques, de Clavileño, etc.), don Quijote recobra el juicio y la razón antes de morir. La intención inicial de Cervantes con El Quijote fue parodiar o reírse de los libros de caballerías. Otra cuestión es que luego la obra tuviera otros sentidos más profundos: en primer lugar, que tanto el exceso de idealismo como el exceso de realismo no son recomendables para conducirse por la vida; y en segundo lugar, el poder de la convivencia y del diálogo para el desarrollo personal. Parece ser que Cervantes pensó inicialmente es escribir una relato breve, una novela ejemplar, pero poco a poco la entidad de los personajes le exigió, para explotar todas sus posibilidades, las dimensiones narrativas de una novela. Es posible detectar en esta obra varios temas barrocos: por un lado, la difícil la relación de las apariencias con la verdad; por otro, el desengaño y el pesimismo de quienes se han hecho ilusiones, como el descalabro de España tras la época gloriosa del imperio..

En resumen, el fragmento comentado pertenece a la que es sin duda la obra maestra de la literatura española y la literatura universal. Y no tanto por ser la primera novela moderna como por haber dado vida a dos personajes memorables: Quijote y Sancho. Hasta tal punto es así que muchos creen que don Quijote existió de verdad. No deja de ser una gran casualidad que el otro genio de la literatura, Shakespeare, muriera el mismo día y el mismo año que Cervantes.

Comments