Terapia Floral

Flores de Bach y Esencias Áureas

Las esencias florales constituyen un sistema de curación basado en el principio de que la enfermedad es el resultado de un desequilibrio emocional, el cual se expresa a nivel orgánico.
Estrella de Belén
Las esencias nos ayudan a restablecer la armonía psíquica y emocional necesaria para sanar nuestro cuerpo.

Cada elixir contiene la vibración específica de una flor, patrones de energía que al entrar en contacto con cualquier ser vivo actúan sobre los meridianos equilibrándolos, actuando así sobre un rasgo determinado de la personalidad. Al equilibrar los distintos aspectos de nuestra personalidad la enfermedad desaparece.

La Terapia Floral de Bach carece de contraindicaciones, efectos secundarios y puede compatibilizarse con cualquier otro tratamiento. Después de 70 años de estudio se ha podido comprobar su eficacia sobre todo tipo de dolencias. 

Edward Bach fue sobre todo un gran observador, y en el transcurso de sus investigaciones para descubrir un método inocuo de curación se dio cuenta de que el temperamento de las personas cambiaba dependiendo de las plantas de la zona donde vivían, también de que el agua del rocío de las flores silvestres tenían ciertos efectos cuando la tomaba, así determinó que las flores podían influir sobre las personas y su estado de ánimo.

Por fin había dado con lo que toda su vida soñó, crear un sistema de curación totalmente inocuo y que todo el mundo podía utilizar. La elaboración era sencilla y también estaba al alcance de cualquiera, consistía en cortar las flores de la planta elegida y dejarlas en un recipiente de cristal con agua de manantial, cuando se marchitan por el sol, se retiran y el agua se mezcla con brandy para su conservación. El agua contiene únicamente la esencia que la flor le ha cedido por efecto del sol.

Pudo comprobar que tratando las emociones de la persona con la flor correspondiente, mejoraba y muchas veces la enfermedad desaparecía, independientemente de la gravedad o de que fuera crónica. Para Bach la enfermedad no es algo físico, por lo que no se puede combatir por medios físicos, sino  cambiando la forma de entender la vida.

Descubrió 38 remedios florales, que se corresponden con 38 estados de ánimo y que servirían de base para la creación de otros muchos sistemas, uno de ellos es el desarrollado por el naturópata y geobiólogo Pedro López Clemente, Esencias Áureas. Aunque las Esencias Áureas se preparan con el método tradicional, tienen el agregado de instalación de códigos geométricos. Estos códigos son añadidos en las esencias con métodos alquímicos muy antiguos, y las proveen de cualidades especiales, como la capacidad de autorrecarga por alteraciones del campo magnético terrestre, y rangos de energía superiores.

Inicio                                                                                                                                                                Siguiente


Surya. Calle Libertad, 36 - Portal B-1ºA. Collado Villalba.
Tfno: 639 77 38 14
saludyconciencia.es@gmail.com
www.saludyconciencia.es