descripcion del delfin

Miden entre 1,5 y 4 metros, su peso oscila entre 130 y 300 Kg. Es un animal de espalda curvada y de piel gris oscura como de hule. La piel del delfín mular ofrece una resistencia mínima al agua lo que le permite nadar a una velocidad increíble (pudiendo alcanzar velocidades de 50 Km./h). El impulso hacia delante lo consigue con movimientos verticales de la cola.

Su forma es alargada y muy aerodinámica, sus extremidades anteriores se han convertido en aletas natatorias, mientras que las posteriores han desaparecido y dado lugar a la cola, terminada en una aleta caudal situada en un plano horizontal (a diferencia de los peces, en los que está en vertical).

La aleta caudal posee una musculatura muy fuerte y compleja, siendo el principal órgano motor ya que las aletas anteriores sólo tienen una función de dirección y equilibrio.

Los delfines mulares son grises, variando de gris oscuro en el la parte superior de la aleta dorsal a un gris claro y casi blanco en la parte inferior. Esto los hace difíciles de ver de antedicho y abajo al nadar. Las quijadas superiores y más bajas alargadas dan a éstos animales su nombre de "nariz de botella". La nariz verdadera sin embargo es la sopladura encima de la cabeza. Su cara demuestra una "sonrisa característica".

Los adultos se extienden en longitud a partir de los 2 hasta los 4 m (6 a 13 p) y en peso a partir de 150 a 650 kg (330 a 1430 libras) con los machos que son levemente más grandes y considerablemente más pesados que las hembras en promedio. El tamaño del delfín parece variar considerablemente con el hábitat. La mayoría de la investigación en esta área se ha restringido al océano Atlántico del norte, en donde los investigadores (Hersh y Duffield, 1990) han identificado dos ecotipos.

Esos delfines en aguas más cálidas y bajas tienden a tener un cuerpo más pequeño que sus primos en aguas pelágicas más frescas. Por ejemplo un examen de animales en el Moray Firth en Escocia, la población residente situada más al norte del mundo, registró una longitud media del adulto de apenas los 4 m (13 p), comparado con los 2,5 m (8 p) de promedio en una población de Florida. En aguas más frías, también tienen una composición y una sangre más grasas útiles en inmersiones profundas.

Las platijas (lóbulos de la cola) y la aleta dorsal se forman de tejido fino conectivo denso y no contienen los huesos o el músculo. El animal propulsa adelante moviendo las platijas hacia arriba y hacia abajo. Las aletas pectorales (una a cada lado del cuerpo) sirven para controlar la dirección; contienen los huesos claramente homólogos a los miembros anteriores de los mamíferos terrestres (de los cuales se desarrollaron los delfines y el resto de los cetáceos hace 50 millones de años).

Descripción Física
Hay dos especies de delfín común reconocidas, la especie de pico corto (D. delphis) oceánico o de mar abierto que habita en aguas profundas. Y la especie de pico largo (D. capensis) costero de aguas poco profundas, así como diversos tipos regionales también descritos.

El delfín común es de talla media, piel lisa y lustrosa, tiene un pico largo y delgado y una aleta dorsal alta y picuda. A esta especie también se le llama “saddleback” (ensillado) por la mancha en forma de V que se extiende por los costados a la altura de la base de la aleta dorsal en forma de hoz. La parte anterior del patrón en forma de reloj de arena es de color gris claro hacia amarillo dorado y la posterior es color gris. El lomo es color gris y el vientre es blanco. Los labios son oscuros y una línea oscura corre desde la punta del melón alrededor del ojo. Los delfines comunes también tienen una línea desde la parte media de la mandíbula inferior hasta la a aleta. Los adultos generalmente miden de 1.7 a 2,5 metros (5.6-8.2 pies) de longitud aunque hay una sustancial variación geográfica. Las crías al nacer miden de 80 a 85 centímetros (2.6-2.8 pies) de longitud

Los delfines son mamíferos acuáticos que habitan en casi todos los mares del planeta. Aunque viven en mar abierto también se acercan a la playa, pero sin llegar a la orilla.

 

Esta es la imagen de tres delfines en un mar azul.

Los delfines están clasificados en especies porque su apariencia es distinta en cuanto a su tamaño, color de piel o forma de la cabeza.

 

En esta imagen vemos una de las  especies de delfines que existen en nuestras costas mexicanas. Se llama tornillo. Su cuerpo es alargado, tiene una aleta dorsal y dos laterales.

En el planeta existen 32 especies de delfines; en las costas mexicanas habitan 17 de ellas, por ejemplo el delfín común, el tornillo y el risso.

 

Aquí hay tres distintos tipos de delfín. Uno es alargado con la cabeza pequeña, con dos aletas pectorales.  El delfín de costados blancos, sus aletas son redondeadas. Otro de los delfines es el llamado fraser, tiene sus aletas pequeñas y puntiagudas.

Su cuerpo es alargado; tienen una aleta dorsal y dos laterales o pectorales que varían de forma y tamaño según la especie de que se trate. Así, mientras el delfín costados blancos se caracteriza por sus aletas redondeadas, al delfín fraser se le identifica por tenerlas pequeñas y puntiagudas.

 

En esta imagen vemos otros tipos de delfines. Estos tiene la cola aplanada horizontalmente, la tienen así para desplazarse.

Los delfines también cuentan con cola o aleta caudal aplanada horizontalmente. Con ella baten el agua de arriba abajo para desplazarse y a veces la usan para mantenerse erguidos por un momento en la superficie.

 

En esta imagen vemos a un delfín saliendo del agua, utiliza sus aletas para mantener la dirección y el equilibrio para nadar o deslizarse sobre sus costados.

Mediante sus aletas controlan la dirección y mantienen el equilibrio al nadar; también las utilizan para girar o deslizarse sobre uno de los costados.

 

En esta imagen un delfín da uno de esos clásicos saltos en el agua, donde se arquean totalmente y de nuevo caen al agua.

Una de las cualidades que mejor distingue a los delfines es la velocidad con que nadan, pues algunos alcanzan 45 kilómetros por hora, que equivale a que tú corrieras 700 metros en un minuto.

 

Esta es la imagen de un delfín con medio cuerpo dentro del mar, va nadando a toda velocidad llegan a alcanzar hasta 45 kilómetros por hora.

Como cualquier otro mamífero necesitan mantener constante la temperatura de su cuerpo, para ello cuentan con una ancha capa de grasa bajo su piel delicada y lisa.

 

En esta imagen se ve un delfín nadando. Los delfines tienen una capa de grasa bajo la piel como todos los mamíferos para mantener la temperatura de su cuerpo.

La forma de su hocico varía según la especie. Así, el delfín piloto lo tiene muy achatado; el costados blancos, redondeado y el delfín steno lo posee alargado.

 

En esta imagen se ven cuatro tipos de delfín, para mostrarnos cómo varían según la especie. Dos de ellos tienen el hocico alargado, mientras que el delfín piloto lo tiene achatado totalmente.

Todos tienen dientes cónicos que aparecen cuando cumplen una semana de nacidos; los usan para atrapar y desgarrar sus alimentos.

 

En esta imagen se ve un delfín con el hocico abierto, se ven sus dientes, son cónicos los usan para desgarrar sus alimentos.

Los delfines no tienen nariz; en vez de ella, en la parte superior de la cabeza cuentan con un orificio en forma de media luna, denominado respiradero.

 

En esta imagen se ve un delfín dentro del agua, su cabeza sobre sale, se ve el orificio en forma de media luna que tiene en la parte superior, es su respiradero, cuando sale del agua lo abre para así limpiar el aire de sus pulmones.

El respiradero se cierra cada vez que se sumergen, lo que evita la entrada de agua a sus pulmones, que podría ahogarlos.

 

En esta imagen el delfín está dentro del agua. Su respiradero se cierra cuando se sumerge.

Cuando salen a la superficie, el respiradero se abre para que salga el aire sucio de los pulmones, éste forma una nube de vapor llamada bufo.

 

En esta imagen el delfín fuera del agua abre su respiradero para limpiar el aire de sus pulmones, sobre el orificio se forma una pequeña nube de vapor, a esto se le llama bufo.

Sus pequeños ojos están situados a ambos lados de la cabeza, al terminar su hocico. Tienen buena vista y pueden localizar objetos dentro y fuera del agua.

 

Aquí se ve un delfín con la cabeza fuera del agua, sus ojos son pequeños, están a los costados de la cabeza, al terminar el hocico. Los delfines tienen muy buena visión.

Comments